La Prensa América presents:

El libro “Los Otros Dreamers” sale al mercado para concientizar


POR María González Amarillo

image7
El pasado lunes 26 de octubre tuvo lugar la presentación del libro “Los Otros Dreamers” (Los Otros Soñadores) en la Universidad de San Diego. El objetivo del tomo es mostrar la realidad de los jóvenes mexicanos que emigraron a Estados Unidos por decisión familiar y que vieron sus vidas limitadas a raíz de estar indocumentados tanto en el país norteamericano como de vuelta en México, sintiendo consecuentemente una frustrante falta de pertenencia a ninguna parte.

“Este libro ayudará a reconocer la dignidad que caracteriza a cada uno de nosotros a través de la perspectiva única de estos dreamers en busca de sí mismos”, declaró la asistente del rector de la universidad, Cynthia Villis, en la introducción del evento.

“La Universidad de San Diego tiene una extensa historia de colaboración con México, y con esta publicación veremos las historias de aquellos que fueron deportados o impulsados a irse del país”, pronunció a su vez el vicerrector de la USD, Thomas Herrinton.

El proyecto se ha podido lanzar gracias a la colaboración conjunta de la Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior, el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), la US-Mexico Foundation y la Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo A. C., junto con la labor de investigación y editorial de Jill Anderson y la labor fotográfica de Nin Solís, autoras del libro.

“Seré breve porque lo que importa hoy es escuchar las historias de los dreamers”, dijo la directora de US-Mexico Foundation, Rebeca Vargas, vía Skype durante la presentación. “Ellos representan la relación entre ambos países, Estados Unidos y México. Son una población única que colabora en el desarrollo del entendimiento binacional y en eso consiste nuestra organización, desde donde implementamos variados programas para apoyar a estos dreamers.”
Entre otras intervenciones, en el evento se contó con la presencia de una de las autoras del libro, Jill Anderson; con la Cónsul General de México en San Diego, Remedios Gómez Arnau; y con dos de Los Otros Dreamers, Juan Santiago y Maggie Laredo, quienes ofrecieron sus historias personales a la audiencia, esparciendo un profundo halo de empatía y emotividad a lo largo de la sala.

“La inmigración es dinámica y cambia a causa de las diferentes circunstancias”, afirmó la Cónsul en un breve discurso. “Ahora debemos contar las historias de los jóvenes que necesitaban volver a México. Creo sinceramente que estos dreamers son un importante puente porque vivieron aquí, hablan inglés y ahora están en el país de sus padres. Su experiencia puede traer mucha luz para responder mejor a este fenómeno.”

El libro está dividido en 26 testimonios acompañados de imágenes y traducidos al inglés y al español. Se puede encontrar en Amazon a un precio de $25.00. El dinero recaudado se destinará a seguir apoyando a los jóvenes mexicanos sumidos en esta angustiosa situación de cara a agilizar su adaptación por medio del pago del procesamiento de sus visados y pasaportes, entre otras necesidades.

“Llevo viviendo en México 9 años y me siento cada vez más como una persona binacional”, explicó la co-autora Jill Anderson. “Quería ver los retos y los aspectos positivos de ambos países y quedé alucinada cuando contacté con gente joven de México que fueron deportados o decidieron volver. Hablaban de su idealismo al pensar en volver a México y cómo se encontraron con una realidad muy distinta. Así que hicimos una campaña de crowdfunding (financiamiento colectivo) para la investigación y Nin Solís recorrió todo México para hacer fotografías de ellos y de sus comunidades.”
Según la escritora, utilizó el concepto “Los Otros Dreamers” porque los 26 protagonistas del libro, y todos los que sufren esta situación, son “del otro lado”. Varios de ellos ofrecen historias especialmente impactantes debido a su paso por el proceso de deportación e incluso por la cárcel, vivencias que dificultan en extremo su integración posterior y la obtención de nuevos visas por crear desconfianza.

“Estos jóvenes decidieron volver a pesar de los consejos de sus familias para poder estudiar, encontrar un trabajo y oportunidades, pero no era tan fácil como esperaban. Es un auténtico choque cultural, un trauma y un verdadero desafío el conseguir la documentación para poder alquilar una vivienda, convalidar sus estudios y hacer todo tipo de transacciones”, denunció la co-autora.

Jill Anderson constató que su objetivo principal era comunicar los derechos en ambos territorios de las personas afectadas por este problema y valoró la riqueza de contar con una diversidad de voces para mostrar una dura realidad desconocida a este lado de la frontera.

“Mi enfoque está en dar visibilidad a los dreamers indígenas”, relató Juan Santiago, uno de los dreamers, de padres indígenas. “Soy de Fresno y aprecio mucho la labor de Obama, que me permitió ir a ver a mi familia a México. Yo vine con mis padres, no por voluntad propia. Lo arriesgamos todo y lo conseguimos cuando mucha gente muere intentando cruzar.”

“Fui al colegio y me dije: esto es, necesito educarme”, prosiguió Santiago. “Veo muchas necesidades en la comunidad latina pero muchas más en las indígenas. Yo hablo zapoteco, no puedo comunicarme con todos ellos, ¡en México se hablan unas 80 lenguas! Con proyectos como este, podemos dar un paso hacia delante para conseguir protección legal.”
Asimismo, el testimonio de la dreamer Maggie Laredo conmovió los corazones del público. “Mis padres me trajeron y pensaba que era como mis amigos pero pronto me di cuenta de que no podía conducir, ni tener un trabajo de medio tiempo, ni solicitar apoyos escolares. Entonces, decidí volver a México para estudiar. Me dijeron que solo haría falta hacer el traslado de expediente. Pero llegué allí y no me aceptaron mi identificación. Tampoco podía abrir una cuenta en el banco. Era una indocumentada también en México. Cinco años he tardado en poder estudiar”, contó Laredo, escapándosele algunas lágrimas.

“Conocí a mucha gente con problemas de inmigración, pero gracias a Jill Anderson supe de otras personas en mi misma situación y ahora varios de ellos son mis mejores amigos”, se repuso Laredo. “Este maravilloso libro me cambió la vida. Hoy estoy aquí no solo para contar mi historia sino porque muchos otros dreamers siguen luchando en México. Han sido deportados, tienen a sus familias aquí y no pueden solicitar visas. Yo tengo este privilegio ahora y siento la responsabilidad de hablar de ellos y no olvidarles. Con Internet todos podemos conectarnos y hacer algo, no solo decir “oh, muy bien, buena historia” y no actuar.”

0 comments on “El libro “Los Otros Dreamers” sale al mercado para concientizar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Email Newsletter

LPSD Podcasts

Latest Tweets