Continua la Investigación del Asesinato de Rosas

July 31, 2009

Stories

Por Mariana Martinez

 Robert Rosas, agente de la patrulla fronteriza de 30 años de edad y padre de dos hijos, asignado al área de Tecate murió la noche del jueves 23 de julio en una zona montañosa de El Campo, herido de bala.

 Su asesinato fue seguido por un operativo de autoridades de ambos lados de la frontera y apenas dos horas después, fue detenido en México un hombre quien ya ha sido acusado formalmente en México de haber asesinado al agente, además de enfrentar cargos por portación ilegal de arma de fuego y pertenecer al crimen organizado.

 El detenido es Ernesto Parra Valenzuela de 36 años de edad, quien portaba una pistola Pietro Beretta modelo .92 calibre .9mm con número de serie E89072Z de color negra a la que se le están realizando las pruebas balísticas.

 EL Buro Federal de Investigaciones, FBI, —dependencia que ha tomado las riendas del caso en Estados Unidos-, ha ofrecido una recompensa de 100 mil dólares por la captura del asesino.

 El vocero del FBI en San Diego, agente especial Darell Foxworth, ha declarado que a pesar de que las autoridades mexicanas consideran haber detenido al responsable, ellos continúan las investigaciones y no han acusado formalmente a nadie aun.

 El viernes 24, la policía arrestó a Salvador Picasso-Ambriz en el hospital O’Connor, en San José, California y el sospechoso ha sido entregado a autoridades federales, pero Fox-worth no ha confirmado que dicho arresto esté relacionado con el asesinato de Rosas.

 El sábado 25 fueron detenidos cuatro hombres, presuntos traficantes de indocumentados responsables de una serie de violaciones tumultarias, secuestros y asesinatos en la zona.

 Los cuatro hombres son dos hermanos, José Evodio y José Eugenio Quintero Ruiz de 43 y 49 años de edad, originarios de Tamazula, Durango, además de Antonio Balladares Zepeda de 57 años de edad y José Alfredo Camacho Peñuela de 31, quienes fueron detenidos mientras intentaban conducir a un grupo de 21 migrantes hacia Estados Unidos en la misma zona donde fue asesinado Rosas.

 Durante su confesión, José Eugenio Quintero identificó a Parra Valenzuela como presunto responsable del asesinato del agente de la patrulla fronteriza.

 La zona montañosa donde sucedió el asesinato ha ido tornándose más conflictiva y ha sido el escenario de varios incidentes de enfrentamientos entre narcotraficantes, traficantes de personas y autoridades, en el intento voraz y cada vez más desesperado de ingresar personas y substancias a Estados Unidos.

 El 17 de julio, apenas unos días antes de la muerte de Rosas, en esa misma zona autoridades militares encontraron un recorte de 3.7 metros de malla que había sido cortada creando un hoyo tipo “garaje” por donde podría entrar y salir un vehículo.

 Esa misma noche, ese acceso fue utilizado por un vehículo tipo pick up de la marca Dodge Dakota color gris modelo 2001 para ingresar a EU.

 Los agentes de la patrulla fronteriza reportaron el caso a autoridades mexicanas, agregando que creían que el auto iba cargado de algún tipo de droga pero cuando intentaron detenerlo los tripulantes respondieron con un intento de atropellar en su huida a un elemento de la patrulla fronteriza; los agentes abrieron fuego y el auto volvió a México.

 Horas más tarde, autoridades mexicanas recuperaron el vehículo, sin detenidos o droga dentro, otro ejemplo de la vulnerabilidad de esta frontera y de la imperante necesidad de coordinación en materia de justicia.

 El funeral del agente Rosas se realizará a las 9 de la mañana en la preparatoria Southwest High School, seguido del entierro que se realizará en el Cementerio Evergreen, ambos en la ciudad de El Centro, California.

 Para ayudar a la familia se ha establecido un fondo de apoyo en el banco at Cabrillo Credit Union, con el número de cuenta 186716-02. El banco está ubicado en 10075 Carroll Canyon Road, Suite 120, San Diego, CA 92131.

Be Sociable, Share!
, ,

No comments yet.

Leave a Reply