Editorial, SPORTS

Que Dios los Agarre Confesados

May 21, 2018

Por León Bravo

Digamos que eres el presidente ejecutivo de una gran empresa y que estás formando el equipo de profesionales que necesitas para conseguir el éxito.

En el escritorio de tu oficina tienes decenas de solicitudes de personas altamente calificadas para ocupar las vacantes.

Con una gran abanico de posibilidades para elegir a los mejores candidatos, tu responsabilidad es elegir a los más calificados, a aquellos que verdaderamente están preparados para enfrentar el reto.

Mal harías en seleccionar a aquellos que conoces de experiencias anteriores pero que en realidad no te sirven para conseguir el éxito en este proyecto

Juan Carlos Osorio, el técnico de la selección mexicana, acaba de cometer ese gravísimo error.

El estratega colombiano, al que le gusta sentirse el inventor del futbol, entregó la convocatoria de los jugadores que representarán al Tri en el Mundial de Rusia.

Sus elegidos son aquellos jugadores que lo acompañaron en las batallas para clasificar a la Copa del Mundo, pero para darles cabida a todos ellos, dejó fuera de la lista a los mejores.

Empecinado en llevar al Mundial a todos los mexicanos que trabajan en Europa, Osorio descalificó a tres elementos de la Liga MX que están pasando por su mejor momento profesional.

Rodolfo Pizarro, Jose “Gallito” Vázquez y Rodrigo Salinas no Irán a Rusia porque Osorio es un hombre terco, necio e incongruente.

En lugar de darle cabida al mejor jugador mexicano de la actualidad, al mejor medio de contención y al mejor lateral derecho, Osorio va a llevar a Rusia elementos desgastados que poco aportarán.

Con Chivas de Guadalajara, Pizarro ha mostrado ser el mexicano mas talentoso; con el Léon, el Gallito sigue demostrando que es el mejor recuperador de la Liga MX; y en Toluca, Salinas se convirtió en el rey del carril derecho.

Esos tres jugadores no serían desaprovechados por ningún otro seleccionador, pero Osorio es un científico loco del futbol que juega peligrosamente con fórmulas que le pueden estallar en el rostro.

Es increíble que Osorio haya decidido llevar al Mundial a 12 jugadores que no son titulares en sus equipos.

Una docena de troncos que servirán como madera para construir el féretro en el que el Tri regresará a México sin ni siquiera haber calificado a la siguiente ronda del Mundial.

Pizarro, el “Gallito” y Salinas podrían ocupar perfectamente el lugar de Giovani dos Santos, Raúl Jiménez y Diego Reyes, entre otros.

Ninguna selección que tenga la intención real de trascender lleva al Mundial un equipo en el que la mitad de sus jugadores pasan más tiempo en la banca que en la cancha.

La selección mexicana va a Rusia para encontrarse con el fracaso que su propio entrenador se ha encargado de tejer.

Osorio será el principal culpable de lo que va a ser la peor presentación de México en una Copa del Mundo desde que en 1978 fue humillado por Túnez, Alemania y Polonia.

Be Sociable, Share!

Comments

No comments yet.

Leave a Reply