Editorial, SPORTS

Perdónalos, no Saben lo que Hacen

December 3, 2018

Por León Bravo

Los líderes del G20

Los líderes de las 20 naciones más poderosas del mundo se reunieron en un mismo escenario para desde su perspectiva geopolítica dictar las pautas que el resto de las naciones sumisas deben acatar.

La ciudad de Buenos Aires, Argentina, fue la sede del encuentro del grupo denominado “G-20”.

En un hotel de lujo, custodiado por un impresionante contingente de seguridad multilateral, los mandatarios de los países más desarrollados del planeta ofrecieron sus respectivos puntos de vista.

Fuera de las instalaciones donde se efectuó la cumbre se suscitaron manifestaciones y protestas de personas que no comulgan con la perspectiva de los 20 ricos que dominan a la humanidad.

Las demostraciones callejeras, llenas de ira y hostilidad, nunca llegaron a traspasar el muro infranqueable de guardias que custodiaron la sede de la reunión.

A pocas cuadras del lugar donde se reunían las 20 personas más importantes del mundo todavía quedaban vestigios y evidencias del acto barbárico que no pudo ser contenido por la policía argentina.

Afuera del estadio del River Plate yacían las huellas históricas del ataque que sufrieron los jugadores del Boca Juniors.

Con piedras y gases lacrimógenos, los hinchas del River Plate trataron de amedrentar a su eterno y acérrimo rival antes de que se efectuara la final de la Copa Libertadores.

La cruenta agresión fue motivo suficiente para que la Confederación Sudamericana de Futbol cancelara el encuentro entre los dos equipo argentinos de más convocatoria.

Es incredible que las autoridades argentinas hayan mostrado tanta torpeza e ineptitud para garantizar la integridad física de 22 futbolistas.

Más increíble aún es que a esas mismas autoridades se les haya confiado la seguridad de los 20 mandatarios más importantes del planeta.

Argentina fue capaz de llevar a buen término una cumbre de alto nivel politico, pero no supo, y no pudo, contener la vorágine desenfrenada de animales disfrazados de aficionados al futbol.

El remolino impetuoso que desbordó la confusión y el desorden a las afueras del estadio de River Plate conformó un mosaico de imágenes vergonzosas.

Argentina quedó ante el mundo como una nación donde la violencia domina a la prudencia y donde la locura toma como rehén a las mentes mentes más débiles y estúpidas.

La reunion del G-20 en Buenos Aires no se convirtió en noticia por la falta de seguridad o por la incompetencia de la policía argentina.

La reunión del G-20, a la que el gobierno argentino en profunda crisis económica le invirtió 120 millones de dólares para su organización, terminó con saldo blanco.

Lástima que ya para entonces la imagen de Argentina en el mundo se encontraba deteriorada, derruida, destruida por un partido de futbol que no se pudo llevar a cabo.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com