Editorial, SPORTS

No lo Puedo Creer de Ti

May 20, 2019

Por León Bravo

Julio Urias

Cuando lo conocí era un joven bien educado de apenas 18 años de edad que denotaba cierta timidez y una gran nobleza de corazón.

En muchas oportunidades tuve la oportunidad de hablar con él y en cada una de ellas me hizo saber el amor que siente por su familia y su devoción por Dios.

Cuando fue llamado al equipo de Grandes Ligas de los Dodgers de Los Ángeles, lo primero que hizo fue colocar en su vestidor una enorme figura de la Virgen de Guadalupe.

Paso a paso me tocó seguir el desarrollo que ha tenido como pitcher.

El zurdo originario de Culiacán, Sinaloa, tiene un repertorio lanzamientos que lo colocaron como el mejor prospecto dentro de la organización de los Dodgers.

Em 2016 debutó en las Grandes Ligas y su futuro lucía prometedor.

Dos años después sufrió una lesión que requirió cirugía por lo que toda la temporada pasada estuvo alejado de los parques de pelota.

Este año regresó a la rotación del cuadro angelino, y cuando parecía que había recuperado el camino rumbo al éxito, Julio Urías tropezó de nuevo.

Esta ocasión no es una lesión lo que tienen al joven serpentinero fuera de acción, esta vez es algo mucho más grave.

El 13 de mayo pasado, Julio fue arrestado en Los Ángeles por presuntamente haber agredido fisicamente a su acompañante.

El incidente se registró en el estacionamiento de un concurrido centro comercial por lo que existen varios testigos que aseguran haber visto que el pelotero tuvo contacto físico con la joven mujer que en ese momento estaba con él.

La noticia me sacudió, me impactó, e incluso pensé que podía tratarse de un mal entendido.

El Julio Urías con el que yo platicaba antes o después de los partidos de los Dodgers nunca dio señales de ser un hombre que perdiera fácilmente el control emocional.

Desde muy pequeño, Julio ha tenido que vencer la adversidad cuando tuvo que ser operado de un tumor en el ojo izquierdo.

Desde entonces, la vida de Julio ah estado llena de obstáculos, pero también de bendiciones.

Ser contratado por los Dodgers a tan joven edad le suponía ser una repetición de lo que fue la brillante historia de Fernando Valenzuela con el equipo de Los Ángeles.

Desafortunadamente, Julio no ha tenido una actuación sobresaliente como lanzador, ha sufrido una lesion importante y ahora pesa sobre él un serio conflicto moral.

Me cuesta mucho trabajo asimilar que un joven que siempre puso a su familia como ejemplo de buena conducta y que está tan apegado a la religion haya cometido el terrible error de maltratar a una mujer.

La realidad de las cosas es que Julio Urías está más lejos que nunca de cristalizar las expectativas que de él se tenían.

Julio Urias está más lejos que nunca de alcanzar el sueño de convertirse en la figura de los Dodgers de Lo Ángeles.

Julio Urías está metido en una encrucijada emocional que le puede llevar mucho tiempo salir de ella.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!
  • www.portofsandiego.org

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.portofsandiego.org