Editorial, SPORTS

El Monstruo esta Fuera de Control

October 1, 2018

Por León Bravo

El debate se ha tornado ocioso e irrelevante.

Los protagonistas de la discusión han caído en la irresponsabilidad de no señalar puntualmente las verdaderas causas del problema que los mantiene ocupados.

La barbarie se desbordó en las calles de la ciudad de Monterrey horas antes de que el 23 de septiembre se efectuara el clásico entre Tigres y Rayados.

Un loco conduciendo un automóvil embistió a seguidores del club felino, que ante el evidente atentado, echaron a correr para tratar de ponerse a salvo.

En su veloz y atropellada huída, un joven de 21 años de edad, Rodolfo Manuel Palomo Gámez, cayó al piso y fue ahí donde una turba de animales, supuestamente seguidores de los Rayados, lo tundió a golpes para después apuñalarlo.

Las aterradoras escenas precedieron un partido de futbol y es por esa sola razón que los analistas, columnistas, periodistas y comentaristas deportivos, cayeron en el error de trivializar lo que evidentemente fue un acto criminal.

Los dueños de las páginas de periódicos, programas de radio y emisiones de televisión se dieron a la inservible tarea de exponer soluciones para que escenas como las de Monterrey no se vuelvan a repetir.

“Las barras de aficionados deben de desaparecer del futbol mexicano”.

“Los equipos de futbol deben de coordinarse mejor con las autoridades para que esto no suceda”.

“Se necesita reforzar la seguridad alrededor de los estadios”.

Esas eran algunas de las sesudas conclusiones a las que llegaban los parlanchines del micrófono y los filósofos de la tinta y el papel.

Otros despistados del comentario deportivo desgallitaban improperios y rasgaban sus vestiduras porque la Liga MX no se atrevió a cancelar el partido entre Tigres y Rayados.

Así han pasado los días y hasta la fecha ninguno de los protagonistas del debate se ha animado a poner el dedo en la llaga.

Para evitar rencillas con el fallido sistema político mexicano, los comentaristas deportivos han esquivado su obligación de decir la verdad.

Lo que sucedió en la ciudad de Monterrey nada tienen que ver con el futbol y tiene todo que ver con un país que ha fracasado en su papel d proveer recursos básicos para promover el desarrollo social.

Los barbajanes que protagonizaron los hechos de Monterrey son engendro de la falta de oportunidades para estudiar, para preparase, para trabajar, para convertirse en un ser productivo.

Eliminar las barras de apoyo a los equipos de futbol, coordinar esfuerzos de seguridad, reforzar vigilancia alrededor de los estadios, no son las respuestas que México necesita.

Un sueldo digno y justo, educación de alto nivel, proyectos viables de desarrollo social, distribución equitativa de la riqueza, esas sí son soluciones que evitarían escenas como las de Monterrey.

México está lleno de jóvenes frustrados que canalizan su mendicidad expresándose de manera violenta e irracional.

Acciones como las ocurridas en Monterrey nada tienen que ver con el futbol, mas bien, esas imágenes son el fiel retrato del monstruo social cuyo padre es el corrupto y fallido sistema político mexicano.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com