Editorial, SPORTS

El Deseo de Creerte

June 18, 2018

Por León Bravo

De verdad, te quiero creer, pero no puedo.

No te puedo creer porque siempre terminas por lastimarme.

No te puedo creer porque cada vez que comienzo a confiar en ti te das la media vuelta y me pegas una bofetada.

No te puedo creer porque muchas veces me has ilusionado para después dejarme abandonado con mis sueños y esperanzas.

Eres experta en jugar con mis sentimientos.

Sabes que me puedo enamorar muy fácil de ti porque en realidad te quiero.

Aprovechas mi vulnerabilidad emocional para meterte en mi mente y en mi corazón cada vez que tú así lo decides.

Me cautivas cuando paseas tu elegancia por las pasarelas más importantes del mundo, cuando presumes tu piel morena envuelta en tela de seda verde, cuando tu mirada expresa pasión, delirio y emoción.

Tu grandeza llega a tal magnitud que eres capaz que toda una ciudad tiemble a tus pies.

Eres el eslabón que une en franca comunión a los que tienen todo con aquellos que sufren la tristeza de vivir con las manos vacías.

Tu magia hace que todo un pueblo baile en tu honor, que te venere como si fueras la aparición milagrosa del ser que nos guiará por el eterno camino de la felicidad.

Te quiero creer, pero no puedo, más bien, no debo.

Parece que ahora sí estas dispuesta a darlo todo mi.

Parece que ahora sí, las cosas van a ser diferentes y no me dejarás caer en el abismo de la decepción.

Eres más madura, eres más consciente, eres más inteligente, pero sigues siendo caprichosa, voluble, indescifrable.

Lo que me has mostrado en la última semana me hace pensar que debo darte otra oportunidad, una última oportunidad.

Estoy dispuesto a pedirte perdón por las mil veces que dije que no te quería.

Estoy dispuesto a pedirte perdón por haberte humillado con mis palabras hirientes.

Estoy dispuesto a pedirte perdón por las múltiples ocasiones en que quise apartarte de mi vida.

Estoy dispuesto a hacer todo eso por ti, pero tú tienes que demostrarme que esta vez no me vas a fallar.

Tu conquista histórica, tu triunfo insólito, tu victoria sobre el gigante del mundo debe trascender más allá de la fecha en que lograste hacer que el planeta entero te volteara a ver.

De aquí en adelante, tienes que demostrar el compromiso absoluto de darlo todo sin pedir nada a cambio.

Debes entregarte sin restricciones, debes ser incondicional, debes de ser fiel y leal, solo de esa manera podremos tocar juntos la gloria.

No caigas en excesos, en confianzas excesivas, en celebraciones infértiles.

El camino de la reconciliación entre tu y yo todavía es largo, pero el inicio ha sido bueno.

Selección mexicana, estoy dispuesto a volver a creer en ti.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com