Featured

SANDAG Engañó a los Votantes en Proyecto Recaudatorio que se Remonta al Menos 13 Años

July 13, 2017

Photo/Vito Di Stefano

Por Andrew Keatts, Voice of San Diego
La Asociación de Gobiernos de San Diego sobrevaloró intencionalmente en 2004 ante los votantes las cantidades que anticipaba recaudar mediante un nuevo impuesto al consumo.

Dicho engaño permitió a la dependencia sobreestimar los logros que podría alcanzar en materia de transporte regional, operaciones de transporte público y proyectos locales de infraestructura en todo el condado durante las décadas siguientes. Los votantes aprobaron el aumento de impuesto – y han venido pagado un monto superior en base a la falsa proyección que se les presentó en la boleta electoral.

El organismo periodístico Voice of San Diego informó en octubre que las proyecciones actuales indican que SANDAG recaudará cerca de 5 mil millones de dólares menos que los 14 mil millones de dólares que había informado a los votantes se recaudarían a través del aumento de medio centavo al impuesto al consumo. En diciembre, la multicitada dependencia admitió que esto era cierto, mas declaró que no fue sino hasta entonces que se enteró de un problema con su pronóstico de ingresos, y en febrero lanzó una investigación para averiguar que había ocurrido.

Sin embargo, documentos recientemente obtenidos por Voice of San Diego mediante una solicitud de documentos públicos demuestra que la dependencia sabía desde 2003 que no se anticipaba que el impuesto recaudara 14.2 mil millones de dólares.

Casi un año entero antes de las elecciones de 2004, la Mesa Directiva de SANDAG adoptó oficialmente un pronóstico económico a largo plazo que difería dramáticamente del que se utilizó para venderles a los votantes la idea de prorrogar la vigencia del impuesto, conocido como TransNet. El nuevo pronóstico, mismo que la Junta Directiva de la dependencia aprobó en diciembre de 2003, sugería que el aumento de medio centavo al impuesto al consumo de hecho sólo recaudaría 12.9 mil millones de dólares.

Una vez confrontados con los hallazgos de Voice of San Diego, la semana pasada funcionarios de SANDAG reconocieron la existencia de la actualización por una cifra 1.300 mil millones de dólares menor, su adopción formal por parte de la Mesa Directiva y el hecho de no haberla divulgado al público. Se trata de una suma mayor a la que SANDAG erogará en el proyecto Mid-Coast Trolley, una ampliación del tren ligero desde Old Town hasta University City que es uno de los proyectos estandarte del programa TransNet.

El sobreestimar la cantidad de fondos que recaudaría el impuesto permitió a la dependencia prometer más obras de construcción y fondos para infraestructura regional, y por ende generar mayor apoyo para el impuesto.

Esta es ya la tercera ocasión en que SANDAG deliberadamente o infló la cantidad de dinero que podría recaudar para cubrir el costo de proyectos de transporte, o subvaloró cuánto costaría llevar a buen fin dichos proyectos.

Por otra parte, la dependencia informó a los votantes en noviembre del año pasado que un nuevo impuesto al consumo, en la boleta como proyecto de ley Measure A, recabaría 18 mil millones de dólares para nuevos proyectos. Sin embargo, correos electrónicos internos y documentos comprobaron que la dependencia sabía que no recabaría tal cantidad.

Al mismo tiempo, la dependencia de manera intencional omitió un aumento de 8 mil millones de dólares en el costo de todos los proyectos que tenía programado construir a través de TransNet del plan financiero de dicho programa. La dependencia actualizó de manera formal las estimaciones de costo de dichos proyectos en octubre de 2015, pero no reconoció el aumento en el plan financiero de TransNet sino hasta después de las elecciones de noviembre de 2016. Si la dependencia hubiese divulgado el aumento de costo previo a las elecciones, esto le habría dado más peso a inquietudes respecto de que los fondos que se recabarían mediante el proyecto de ley Measure A – de haberse aprobado – en realidad habrían terminado pagando el costo de las antiguas promesas de TransNet.

Ahora, la revelación más reciente es que SANDAG acudió a los votantes en 2004 con una estimación de ingresos que había abandonado oficialmente un año entero antes sin divulgar tal hecho a los votantes.

SANDAG contrató a un despacho jurídico para investigar estas cuestiones, y se anticipa que la investigación se presente a la Mesa Directiva a principios de agosto del año en curso. No queda claro si el alcance de dicha investigación incluye el incumplimiento por parte de SANDAG en divulgar los aumentos de costo durante todo un año, o la decepción adicional en 2004 que recientemente salió a la luz.

La revelación más reciente acerca del pronóstico de SANDAG en materia de TransNet en 2003, además de reafirmar el patrón de comportamiento de SANDAG, asimismo debilita uno de los principales argumentos que la dependencia ha presentado en defensa de su déficit de financiación.

Y es que los integrantes de la Mesa Directiva han defendido el déficit una y otra vez argumentando que se trataba de un subproducto de la recesión, en vez del resultado de malas proyecciones.

De hecho, SANDAG sabía plenamente que no recabaría 14 mil millones de dólares del programa TransNet un año entero antes de que los votantes lo aprobaran, y cuatro años enteros antes de que iniciara la Gran Recesión.

El Cambio de Pronóstico

Cada cuatro años, SANDAG adopta un nuevo plan a largo plazo para el crecimiento regional. Es un proyecto titánico. La dependencia debe detallar que mejoras necesita la región en materia de mejoras en el sector transporte, y la forma en que gestionará la huella de carbono del condado.

Como parte de dicho proceso, también adopta un nuevo pronóstico de crecimiento demográfico y económico – en pocas palabras, cuánto anticipa que crecerá y cambiará la población, y cuánto dinero anticipa que los habitantes ganarán y gastarán.

En diciembre de 2003, SANDAG adoptó un nuevo pronóstico actualizado al adoptar su nuevo plan regional.

Anteriormente ese mismo año, la dependencia estimó cuantos fondos podría recabar mediante un aumento de centavo y medio en el impuesto al consumo. Dicha estimación se creó utilizando un borrador burdo del pronóstico que posteriormente aprobaría de manera oficial en diciembre.

Es de ahí de donde provino la cifra de 14.2 mil millones de dólares que eventualmente se plasmó en la boleta electoral—de la versión extraoficial en borrador del pronóstico de la dependencia.

Durante los meses siguientes, sin embargo, los expertos en modelación de SANDAG realizaron cambios sustanciales al pronóstico previo a que finalmente se aprobara en diciembre. Dichos cambios generaron un pronóstico con una visión menos prometedora del futuro de la economía de San Diego.

A pesar de lo anterior, SANDAG no actualizó sus expectativas de ingresos en el programa TransNet para reflejar esta perspectiva más conservadora, no obstante que ésta había sido formalmente adoptada por la Mesa Directiva 11 meses antes de que se presentara a los votantes en la boleta.

Esto significa que SANDAG pidió a los votantes aprobar un plan de transporte construido en torno a una estimación de ingresos que la dependencia misma no consideraba creíble, y la cual había contradicho oficialmente con el pronóstico que adoptó formalmente.

De haber utilizado SANDAG su propio pronóstico oficial, éste habría proyectado una reducción de 11% en ventas detallistas a nivel condado.

Esta reducción en ventas detallistas recortaría las proyecciones de ingresos globales de SANDAG en su programa TransNet en un aproximadamente 10 por ciento, de 14.2 mil millones de dólares a 12.9 mil millones de dólares.

La Mesa Directiva de SANDAG originalmente contempló poner a votación el proyecto de ley para prorrogar el impuesto TransNet, el mismo que aprobaron eventualmente los votantes, en febrero de 2004, dos meses después de que SANDAG adoptara su pronóstico oficial (y más conservador). El plan de erogaciones siguió dependiendo de la versión obsoleta y más optimista.

Entonces se presentó en la boleta electoral en noviembre de 2004, basándose aún en la estimación de 14 mil millones de dólares que el mismo SANDAG ya había reconocido formalmente que no lograría recaudar.

SANDAG lo reconoció cuando se les presentaron los hallazgos de Voice of San Diego. Culpó del problema a Marney Cox, el entonces ecónomo en jefe de la dependencia, ahora jubilado.

“A principios de 2003, el entonces ecónomo en jefe de SANDAG Marney Cox desarrolló el pronóstico de ingresos para el Proyecto de Ley para la Prórroga del Impuesto TransNet”, difundió por escrito David Hicks, vocero de SANDAG, en un correo electrónico. “Cox posteriormente se jubiló. Una revisión de sus expedientes parece indicar que en primavera de 2003 él creó una hoja de cálculo que utilizó para estimar los futuros ingresos que podrían generarse mediante la Prórroga de TransNet propuesta. Asimismo, parece que utilizó datos demográficos y económicos del (pronóstico en borrador) – siendo éstos los datos más recientes que tenía disponibles en ese entonces – en dicha hoja de cálculo”.

Hicks expresó que los modeladores continuaron refinando el pronóstico ya haciéndole ajustes después de que Cox desarrolló sus estimaciones, y que ese fue el motivo por el cual el pronóstico que se adoptó oficialmente 11 meses antes de las elecciones de noviembre de 2004 proyecta que TransNet recaudaría 1.400 mil millones de dólares menos que lo que SANDAG comunicó a los votantes.

SANDAG a la fecha no ha respondido a preguntas respecto del motivo por el cual no corrigió el proyecto de ley para la Prórroga de TransNet a fin de reflejar el pronóstico que adoptó oficialmente la misma dependencia, quien tomó esa decisión y su hubo diálogo dentro de la dependencia acerca de divulgar el cambio.

Hicks indicó que Cox sería la persona que podría despejar esas dudas; Cox se negó a ser entrevistado.

No Solo Fue la Economía, Inocentes Señores

Desde que SANDAG reconoció en diciembre pasado el déficit de ingresos que enfrenta, varios funcionarios se han socorrido de la Gran Recesión para explicarlo, y para sugerir que son víctimas de las circunstancias, y no los protagonistas de un escándalo.

“Creo que definitivamente, estas proyecciones están relacionadas con la economía”, dijo el Alcalde de Escondido Sam Abed durante una sesión de la Mesa Directiva de SANDAG en la que la Mesa autorizó una investigación para esclarecer el escándalo de la dependencia en relación con el pronóstico.

“Tal y como vimos en esa otra tabla con los altibajos de la economía, nadie podía predecir lo que iba a ocurrir en 2006, no con verdadera certeza, y eso realmente cambió nuestro mundo”, expresó el Alcalde de National City Ron Morrison durante el desahogo de esa misma sesión.

Pero ahora queda claro que SANDAG mismo sabía años antes de que iniciara la recesión que no lograría recaudar 14 mil millones de dólares a través del programa TransNet.

Tan solo este mes pasado, el comité independiente de vigilancia que se creó específicamente para fungir como órgano de control de TransNet indicó que condiciones económicas explican la mayoría del déficit en su informe anual a la Mesa Directiva de SANDAG.

“Hasta casi fines del año físico 2016, el déficit era aproximadamente 450 millones de dólares menos que lo que se había pronosticado en 2002, debido principalmente a la ‘Gran Recesión’ en 2008-2009, durante la cual la actividad económica en general se desaceleró y menos personas de las esperadas se mudaron al condado”, indica el informe. “Como resultado de la lenta recuperación, las recaudaciones de impuesto al consumo en el Condado de San Diego a la fecha siguen siendo levemente menores que antes de la recesión, mientras que las estimaciones originales preparadas para la prórroga de TransNet supusieron que se daría un crecimiento lento pero estable en el impuesto al consumo año con año”.

El comité reconoció que un error en una hoja de cálculo de SANDAG ocasionó parte del déficit en ingresos, misma explicación que ha dado SANDAG a la fecha, pero por lo demás indicó que la recesión fue su principal causa.

Como parte de un intercambio de correos electrónicos esta semana en respuesta a los hallazgos más recientes por parte de Voice of San Diego, Stewart Halpern, quien preside el Comité Independiente de Vigilancia Ciudadana, reiteró el punto del comité en el sentido de que la recesión es la principal causa del déficit de financiación de TransNet.

“Los datos históricos que hemos visto muestran que la recaudación real se mantuvo bastante a la par de lo pronosticado hasta la Gran Recesión, lo cual parece indicar que la principal causa del déficit a la fecha está en verdad relacionada con la recesión y su lento repunte subsiguiente”, indicó en su correo.

Hicks dijo algo similar en su respuesta por correo electrónico.

“Cabe mencionar en este sentido que las estimaciones generadas por Cox utilizando el (pronóstico preliminar en borrador) se mantuvieron bastante a la par con las recaudaciones reales de impuestos hasta presentarse la Gran Recesión, un evento extremadamente infrecuente e impredecible”, comentó Hicks en su redacción.

Si bien es cierto que en los años del boom económico que famosamente llevaron a la Gran Recesión las recaudaciones de impuestos por parte de SANDAG lograron mantenerse a la par del optimista pronóstico que se utilizó para crear las proyecciones de ingresos que se presentaron a los votantes, el pronóstico más conservador que SANDAG terminó por adoptar posiblemente haya sido más realista respecto de la probabilidad de que la economía siguiera por ese camino.

No obstante, Halpern indicó que la investigación de Voice of San Diego fue como se enteró por primera vez de cambio alguno al pronóstico de SANDAG que hubiera llevado a expectativas de ingresos menores en el programa TransNet.

“Si – y enfatizo, ‘si’ – el personal de SANDAG y/o su Mesa Directiva sabía que el pronóstico de 14.2 millones de dólares era materialmente mayor a lo que indicaban que pudiera ser cifras más recientes, y continuaron utilizando tal cifra con el fin de promover el proyecto de ley para la Prórroga de TransNet, eso sería seriamente preocupante”, plasmó en su escrito Halpern. “No he visto indicación alguna de que este sea el caso salvo por el correo electrónico de usted, pero plantearé la cuestión con el personal y con gusto le envío una actualización”.

SANDAG entonces le proporcionó la misma respuesta por correo electrónico que la dependencia había enviado a Voice of San Diego.

“Aún no he entrado en detalles financieros, pero a manera de seguimiento he preguntado por qué, SI el cambio (del pronóstico preliminar al que se adoptó de manera oficial) era digno de mención, no se actualizó la proyección de (14.2 mil millones de dólares) antes de presentarla en la boleta electoral a los votantes”, expresó Halpern en su redacción.

Andrew Keatts es reportero de Voice of San Diego. Puede comunicarse con él al correo andrew.keatts@voiceofsandiego.org o vía telefónica al (619)325-0529.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com