Featured

Olga Sánchez de la Vega: Ayudando al Prójimo

May 19, 2017

Por Mario A. Cortez

Olga Sánchez de la Vega

Muchos de nosotros sentimos que a veces le sobran horas al dia. Pero Olga Sánchez de la Vega siempre encuentra una oportunidad para ayudar a los demás.

Sánchez de la Vega nació y se crió en la colonia Santa Isabel de la Ciudad de Mexicali, Baja California, una comunidad de campesinos.

“Mi mama fue una de las fundadoras de esa comunidad”, contó Sánchez de la Vega. “Ahí fui al kinder y a la primaria”.
Desde una temprana edad, ella destacó en la escuela y se mantenía ocupada con varias actividades.

“De niña yo estaba en todas las actividades de la escuela, leía libros y hacía teatro, estaba en la escolta, jugaba basquetbol, estaba en poesía, hacía pintura y me mantenían siempre ocupada con cosas buenas”, Sánchez de la Vega dijo.

Al terminar la primaria, Sánchez de la Vega fue reconocida como la mejor alumna de la escuela con un reconocimiento a su trayectoria como estudiante.

“Yo no me lo creía porque creí que eso era parte de mi y no sabia que era algo extraordinario. Yo no sabía que las cosas podían hacerse sin dar lo mejor de uno”, confesó.

Fue con esta energía y motivación de dar lo mejor de ella cual la impulsó a ayudar a todo quien pueda ofrecerle algo de apoyo.

A los 14 años de edad, ella y su familia se mudaron a Delano, California, en donde trabajó ayudando a familias campesinas.

“A mi me toco trabajar cortando uva”, explicó. “Me di cuenta que es un trabajo difícil y delicado y que para cortar una uva tenias que contemplar muchas cosas e ir trabajando rápido”.

Tras un día en el campo, Sánchez de la Vega observó que las madres de familia que trabajaban en el campo no podían brindarle toda la atención a sus niños por los horarios que se manejan en el campo. Así que ella comenzó a trabajar de niñera para ayudar a las mujeres de su comunidad.

“Decidí ser la ‘babysitter’ de los niños ayudando a cuatro familias para que vayan a trabajar. Me dejaban a los niños a las 2 a.m. y yo los cuidaba por la mañana hasta las 3 p.m.”.

Tras graduarse de la preparatoria, Olga llegó a San Diego, en donde tras meses de trabajar como barista y en una tienda departamental como maquillista, comenzó a trabajar en ventas de celulares para Pacific Bell, hoy AT&T.
“Cuando llegué [a la compañía] iba creciendo y creciendo. Ya con ellos senti que podia hacer una carrera de por vida. Yo duré 17 años en esa compañía”.

Durante el tiempo en el que Sánchez de la Vega trabajo con AT&T, tuvo todo tipo de cargos, desde hacer ventas a clientes individuales, a ser gerente a una sucursal de AT&T Wireless en el Centro de San Diego, hasta pasar a el nivel corporativo haciendo ventas al mayoreo.

A pesar de escalar a lo más alto de la empresa, la labor que mayor satisfacción le trajo a Sánchez de la Vega con AT&T fue involucrarse con el programa Hacemos de la empresa.

“[Hacemos] es una iniciativa que ayuda a la comunidad hispana. Yo estaba a cargo del proyecto High Tech Day y hacíamos de todo para encontrar fondos para que los niños puedan tener becas para que vayan a la escuela”.

“A mi me tocaba planear todo lo que era servicio comunitario como voluntaria. Yo investigaba cómo ayudar a los latinos y hacíamos los programas de educación en ciencias y matemáticas y por medio de ese programa teníamos High Tech Day”, agregó.

“La meta de los programas de educación en ciencias y tecnología era que a los muchachos latinos no les diera miedo entrar a esos programas y que quieran ser parte de ellos”, afirmó. “Lo más importante era que se emocionaron los muchachos y que quieran hacer [ciencias y matemáticas]”.

Sánchez de la Vega no solamente se involucró con las iniciativas de AT&T, sino que a la misma vez estaba dando parte de su tiempo y sus esfuerzos a otras ONGs como Susan G. Komen, March of Dimes y United Way, entre otras.

Sánchez de la Vega dejó AT&T para comenzar un par de empresas que hoy en día gestiona. Una de estas, Angel’s Home Surrogacy Consulting Services, ayuda a mujeres de la comunidad a lograr un sueño que puede ser difícil de cumplir.

“Me llegó la oportunidad de trabajar con personas con problemas de fertilidad y por eso salí de AT&T”, destaca Sánchez de la Vega. “Aplique todo lo que aprendí en AT&T y hoy en día ayudamos a crear planes para quienes buscan poder tener un bebé por surrogacia y donación de óvulos”.

“Siento que todos mis [cargos] me prepararon para ayudar a una persona que quiere lograr su sueño de ser mamá y hacer una familia”, agregó Sánchez de la Vega.

Desde octubre del 2016, Sánchez de la Vega también se desempeña en asistir a empleadores y empresas en rubros de recursos humanos y capacitación empresarial.

Por medio del San Diego Employers Association, Sánchez de la Vega ofrece recursos y personal para poder ayudar a las empresas a poder concretar sus objetivos de una forma más directa.

Sánchez de la Vega también lidera su propia empresa: The O Xperience, cual busca ayudar a emprendedores a lograr sus metas al mejorar su experiencia con los clientes, entrenamiento al cliente, desarrollo y branding.

Cuando se le cuestiona acerca del porqué de sus acciones, Sanchez de la Vega destaca que es poder darle algo a quienes la rodean su mayor motivación.

“La gente me preguntaba cuánto me pagaban por trabajar todo el dia. Yo solo respondía que mi trabajo corporativo en AT&T era pagado pero todo lo demás es de a gratis porque yo sentia que es una forma de darle algo a mi comunidad”.

Con esa actitud altruista, Sanchez de la Vega continuará ayudando a quienes requieran de ella.

Be Sociable, Share!
  • www.youtube.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.youtube.com