No Habrá Cargos Para Oficial que Abatió a Alfred Olango

January 11, 2017

Featured

IMG_2911Por Alexandra Mendoza

La Fiscalía del Condado de San Diego decidió no presentar cargos criminales hacia un oficial que en septiembre del año pasado abatió a tiros al refugiado ugandés Alfred Olango en un incidente registrado en un estacionamiento en El Cajón.

La fiscal de distrito, Bonnie Dumanis señaló que tras un análisis de la evidencia en el caso se determinó que el oficial Richard Gonsalves actuó de manera “legalmente justificable” dado las circunstancias en que se confrontó a Olango.

A finales de septiembre, la hermana del refugiado ugandés llamó a la policía para pedir ayuda ya que su hermano se comportaba de manera extraña y requería atención de salud mental. Cuando los oficiales arribaron, rodearon a Olango, mientras se escucha que la hermana pedía a los uniformados no disparar su arma, según se escucha en un video captado por un testigo.

En el altercado, Alfred Olango sacó un objeto de su bolsillo y extendió sus manos “en posición de tiro”, lo que ocasionó que un oficial le disparara en cuatro ocasiones. Más tarde, se determinó que dicho objeto era un vaporizador.

Dumanis indicó en rueda de prensa que la resolución del caso se basó no solamente en los videos sino en entrevistas hechas a testigos que estuvieron en el lugar.

“El caso del señor Olango fue analizado minuciosamente por fiscales e investigadores en nuestra unidad de investigaciones especiales”, precisó la fiscal quien dijo, visitó el lugar de los hechos personalmente para tener un mejor entendimiento de las circunstancias.

“Tras revisar los hechos y evidencia, determinamos que el uso de fuerza letal por parte del oficial fue razonable bajo las circunstancias y no debe haber responsabilidad criminal por sus acciones”, declaró Dumanis quien calificó el actuar del oficial como “entendible”.

La fiscal dijo comprender que esta determinación traerá molestia a un sector de la comunidad. Meses atrás, cuando los videos fueron dados a conocer, se registraron una serie de protestas en El Cajón, que inclusive derivaron en el cierre de autopistas.

“Las corporaciones policiacas no queremos relaciones fracturadas con la comunidad, todos somos parte de la comunidad”, dijo. “Las circunstancias que rodean la muerte de Alfred Olango son trágicas, su familia perdió un hijo, un hermano, un padre, un esposo, no tomo ningún lado más que el lado de la justicia y el tomar esa posición nunca complace a todos”.

Horas más tarde del anuncio, la familia de Olango sostuvo una rueda de prensa en la que afirmaron que su lucha por justicia seguirá y presionarán porque se realice una investigación independiente de los hechos.

Alfred Olango de 38 años, llegó a los Estados Unidos en 1991 como refugiado de Uganda. La familia y abogados han señalado que al momento de su muerte, éste actuaba extraño ya que padecía un colapso nervioso a consecuencia de la muerte de un amigo cercano.

 

Be Sociable, Share!

No comments yet.

Leave a Reply