November 6, 2015

Mercadóloga hispana lucha por el éxito de la comunidad

By La Prensa San Diego

María González Amarillo

Dalia Trujillo

Dalia Trujillo

Dalia Trujillo lleva dieciséis años volcada en los medios de comunicación y cuatro trabajando como ejecutiva de cuentas multicultural para San Diego Local, empresa de radiodifusión que sirve en términos de publicidad a cinco estaciones de radio: 91X, JackFM, Magic 92.5, Z90 y 760AM. Dos de las estaciones, Magic 92.5 y Z90, tienen un elevado nivel de audiencia hispana, hasta un 50%.

“Cuando se empezó a ver que la comunidad hispana había cambiado la manera de asimilar los contenidos, la compañía se dio cuenta de que necesitaba ayuda”, cuenta Trujillo a La Prensa. “Querían crear promociones relevantes para los anunciantes hispanos y ayudarles a seguir alcanzando a la gente con sus mensajes.”

La profesional fue la candidata elegida a encargarse de desarrollar la publicidad mixta que la comunidad hispana requería, conservando un toque latino para alcanzar a los ciudadanos hispanos de segunda y tercera generación que ya no consumen medios de comunicación exclusivamente en español.

“Las compañías ya no solo pueden llegar al hispano en medios españoles porque hay menos oyentes”, explica. “Ahora, por ejemplo, hacemos anuncios con partes en español para llamar la atención pero el resto está en inglés. Con este toque, hay clientes que han podido seguir alcanzando a los hispanos y creciendo.”

Consecuentemente y como asesora de mercadotecnia experimentada, Dalia Trujillo se incorporó a San Diego Local para cubrir su necesidad de adaptación al mercado hispano, dando lugar a un nuevo departamento en la empresa. Su carrera siempre ha estado centrada en marketing, eventos y promociones especiales.

“Muchos de mis clientes son desde grandes empresarios hasta dueños de compañías locales. Y también trabajo mucho en lo binacional ayudándoles a llegar al mercado hispano y al genérico con nuestras estaciones”, relata Trujillo. “Así tienen la belleza de los dos mercados pero usan estrategias específicas cuando el mensaje es para hispanos.”

Según la publicista, existe una fuerte tendencia a asociar el término “hispano” con “mexicano” y justifica su título de asesora “multicultural” proclamándose como voz hispana que trata con personas de toda Latinoamérica, no solo de México. “Por alguna razón, a todos nos dicen mexicanos pero los hispanos provienen de más de veinte países. Por eso manejo esta sección.”

Trujillo es una hispana de segunda generación nacida en Los Ángeles y residente en San Diego desde los once años. “Soy el ejemplo perfecto de una familia hispana que vive de manera binacional. Mi niñez fue de ida y regreso constante, salimos a Tijuana cada fin de semana, hasta que a mis 11 años llegamos a San Diego”, afirma la mercadotécnica de familia mexicana.

A su vez, se define como una persona que desde niña supo que quería trabajar en los medios de comunicación y que se enamoró de la radio nada más visitar unas estaciones cuando estudiaba para en un principio ser reportera. El motivo: “la radio usa la imaginación de cada persona. Cuando lanzas el mensaje, se puede perfeccionar porque cada quien usa su propia imaginación.”

Tras trabajar en promociones y como locutora, se le cruzó la oportunidad de introducirse en un departamento de ventas. Si bien la palabra no le atraía mucho, sus ganas de aprender le impulsaron a probar, obteniendo unos resultados muy satisfactorios. Hoy en día, algunos de sus clientes recurren a ella desde hace una década.

“Soy muy abierta a seguir nutriéndome de información y decidí intentarlo”, dice Trujillo. “Tuve un entrenador muy bueno. Me fascinó ver cómo podías trabajar con los clientes, diseñarles las campañas y verles crecer. Me encantó la experiencia y descubrí toda una parte profesional. Y creo que haber pasado por los otros departamentos me ayudó a entender todo.”

La asesora de mercadotecnia está muy involucrada en la comunidad a través de radios, organizaciones no lucrativas y la Cámara Hispánica de Comercio del Condado de San Diego, o SDCHCC, donde trabaja como responsable de marketing y eventos de manera voluntaria y forma parte del consejo directivo desde hace tres años. Su objetivo profesional es seguir aprendiendo cómo ayudar a los hispanos a hacer crecer sus negocios.

“La cámara me ha ayudado bastante a hacer contactos, informarme, aprender en relación con negocios. Escuchar historias de éxito de otras personas, los retos que han tenido, cómo los han superado, inspira mucho. Y es de gran motivación ver el impacto positivo de otros empresarios y ejecutivos hispanos en la comunidad.”

Para Trujillo, la belleza de su trabajo está en crear una relación con sus clientes, a menudo con negocios pequeños, ir a conocerlos, prepararles las campañas y ver cómo van progresando y cómo se hacen grandes con el tiempo. “Si lo ayudas, ese cliente va a seguir trabajando contigo, no importa a qué medio te vayas. Por eso tengo clientes desde hace tantos años”, sonríe.

En relación con su posición en la cámara, la mercadotécnica destaca la satisfacción al ayudar a la comunidad hispana y, en palabras de ella, “demostrar que no somos lo que se dice: que no estamos en el país legalmente o no nos educamos o que solo somos problemáticos. Para mí es muy importante representar a mi comunidad hispana y que vean que somos gente muy trabajadora y positiva para Estados Unidos.”

Como mensaje personal, Dalia Trujillo pide orgullo, preservar la lengua propia y apoyo mutuo. “No es fácil llegar a otro país, estar atorado entre culturas, no sentirse aceptado, enfrentarse al idioma. Pero por ningún motivo debe uno dejar de sentirse orgulloso de ser hispano ni olvidar nuestro español. Y recordemos apoyar a otros hispanos porque, aunque vengamos de distintos países, aquí en Estados Unidos todos juntos formamos una comunidad, que es la hispana.”

Be Sociable, Share!