Featured

Jóvenes Líderes Latinas Reconocidas por MANA de San Diego

June 6, 2019

Por Marielena Castellanos

La motivación se puede sentir en el programa de mentores de liderazgo juvenil Hermanitas, realizado por la organización MANA de San Diego, que celebró su última clase de graduados la semana pasada.

Con orgullo, alegría y sonrisas, más de 60 mujeres jóvenes caminaron por el escenario mientras sus amistades y sus familias celebraron sus últimos avances académicos en lo que marca el 25 aniversario del programa de tutoría.

“Estoy muy orgullosa de nuestro programa Hermanitas. Tenemos un índice de graduación de la escuela secundaria del 100 por ciento y creo que la clave está en la confianza que se construye durante el programa. Las mentores saben que las jóvenes lo tienen, simplemente las inspiran y las guían para asegurarse de que nada se interponga en su camino de éxito”, dijo la directora ejecutiva de MANA de San Diego, Sofía Salgado.

Esa voluntad de trabajar duro por más se escucha en las voces de Karen Mendoza Rodríguez, estudiante de último año en Madison High School, y su mentora Nickie Peña, experta en mercadotecnia y relaciones públicas, quien recientemente fue contratada para un puesto de mercadotecnia en el Corporación de Desarrollo Económico Regional de San Diego.

“Ha sido genial verte crecer”, le dijo Peña a Rodríguez mientras esperaban a que comenzara la ceremonia de graduación.

Rodríguez se enteró sobre el Programa de Mentores de Liderazgo Juvenil Hermanitas de MANA de San Diego a través de una amiga cercana, cuando ella estaba en séptimo grado, ambas se presentaron y fueron aceptadas. Peña recordó que aprendió sobre MANA de San Diego por primera vez mientras leía una revista de San Diego y pensó que debería participar, pero también explicó que la sensación de ser voluntaria llegó mientras crecía, observando a su madre que trabajaba y ofrecía su tiempo como voluntaria en su iglesia.

Antes de MANA, Rodríguez dijo que tenía preguntas sobre su educación, la universidad y su carrera, pero que ella misma tenía problemas para encontrar respuestas.

“Sabía que quería ir a la universidad, simplemente no sabía cómo”, dijo Rodríguez.

Peña dijo que también tenía problemas similares para navegar su progreso académico antes de ir a la universidad.

“Tuve que navegar a través del proceso de requisitos A a G. “Comencé en un colegio comunitario y tuve que descubrir que era un paso antes de ir a la universidad y luego graduarme de la Universidad Estatal de San Diego”, agregó Peña.

Ambas también son “estudiantes universitarias de primera generación”, lo que significa que son las primeras de sus familias en obtener un título universitario. Cuando comenzó el programa, también era común ser la primera de la familia en ir a la universidad, hoy no ha cambiado para algunas de las estudiantes en el programa actual o para muchas minorías.

El año pasado, el Informe Hechinger proporcionó datos del Fideicomiso de Educación que encontró que en California, los latinos representan el 36 por ciento de la población adulta, pero solo el 18 por ciento de los latinos californianos tienen un título universitario. En contraste, el 53 por ciento de los adultos blancos en California tienen un título universitario.

En San Diego, un informe de la Corporación de Desarrollo Económico Regional de San Diego encontró que para 2030 los latinos representarán el 40 por ciento de la población de la región, pero actualmente el 34 por ciento de los latinos no terminan la escuela secundaria. Son esas condiciones las que MANA de San Diego está trabajando para cambiar.

“Nuestra meta es crear un cambio cíclico en MANA, lo que significa que comenzamos con las Hermanitas de séptimo a duodécimo grado para asegurarnos de que lleguen a la universidad, luego ofrezcamos becas para latinas inscritas en la universidad, luego ofrecemos desarrollo profesional. De esa manera, las latinas a las que servimos completan el círculo y se convierten en líderes en su comunidad, negocios y MANA “, dijo Salgado.

Las miembras involucradas con MANA de San Diego están comprometidas con la organización. Salgado ha sido miembra desde 1985, se unió al personal en 2008 y se convirtió en la directora ejecutiva en 2016. Muchas de las miembras originales también están muy involucradas, como Nellie Andrade, fundadora del capítulo de San Diego, y la actual alcaldesa de Chula Vista, Mary Salas. La actual presidenta de la organización, Venus Molina, estaba en la primera clase de Hermanitas, recibió la beca MANA y también se graduó del programa de Liderazgo para el éxito de las latinas.

Los mentores del programa Hermanitas también deben comprometerse al menos un año académico, asistir a seminarios una vez al mes los sábados y comunicarse con las mujeres jóvenes al menos una vez por semana.

Peña ha sido mentora de Rodríguez durante los últimos tres años. Su propia motivación personal es evidente en sus propios antecedentes. En 2011, ella consiguió un trabajo en la industria de la cerveza artesanal cuando, como recordaba, apenas estaba explotando y, en un momento dado, trabajó en una agencia de mercadotecnia donde comenzó sus esfuerzos de relaciones públicas.

“Una de las cosas en las que trabajo con Karen es que ella sepa lo que vale y que pida eso”, dijo Peña. Ella explicó que esos sentimientos provienen en parte de su propia educación. “Cuando era más joven, mi padre siempre me dijo lo que sea que hagas con tu vida, trata de ser la mejor”, agregó.

Rodríguez, que tiene diecisiete años, ya tiene un historial impresionante y muestra una gran promesa para el futuro. Ella dijo que primero recuerda haber querido ir a la universidad cuando estaba en la escuela primaria. Ella explicó desde entonces que ha tenido cambios en su carrera en la escuela primaria y secundaria. Aprendió a tocar instrumentos, pero más tarde quiso convertirse en escritora. Después de su quinceañera, le dieron una cámara e inspiró una carrera en el cine.

Cuando Rodríguez tenía 14 años, se acercó a sus padres y les dijo que era pansexual.

“Definitivamente fue duro, uno de los momentos más grandes de mi vida. Dentro de la comunidad hispana latina, es especialmente difícil porque somos tradicionales y muchos de nosotros somos muy religiosos. Las cosas se complican “, dijo Rodríguez.

Su padre, José Hugo Mendoza quien también estaba en la graduación habló con orgullo sobre su hija.

“Más que nada, estoy orgulloso de ella, muy feliz, de que se ha convertido en una persona independiente, responsable, veo que tiene confianza”, dijo el padre de Rodríguez. “He estado ahorrando dinero para sus gastos, pero ella paga todo por sí misma”, agregó.

El año pasado, su padre dijo que le preguntó por qué no salía más con sus amigos. Dijo que ella respondió preguntándole si él quería que ella fuera alguien que saliera o alguien que se enfocara en sus metas y terminara su carrera.

Cuando el se graduó de la escuela secundaria, nadie de su familia pudo estar allí con él, excepto su abuelita.

“Sentí la sensación de que necesitaba a mis padres, pero con mis hijos siempre trato de estar allí. Para Karen, trato de apoyarla porque se lo merece. Estaré aquí por ella si me necesita con apoyo moral, para que pueda completar sus sueños”, agregó su padre.

Rodríguez ha sido aceptada en la Universidad Estatal de San Francisco para estudiar cine. Ella aspira a convertirse en directora de cine y también a obtener su doctorado.

“Quiero liderar el camino para contar más historias que, francamente, no se cuentan lo suficiente, especialmente en este momento. Cuando estaba creciendo, no me vi representada en las películas, incluso ahora hay una pequeña representación. Quiero ser capaz de liderar esa pequeña revolución en el cine, contar más historias sobre minorías, historias latinas o incluso de la comunidad LGBTQ. Quiero ser parte de eso para mi comunidad”, dijo Rodríguez.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!
  • cirquedusoleil.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • cirquedusoleil.com