June 29, 2017

Estudiantes Rompen Barreras del Lenguaje

By La Prensa San Diego

Por Andrea López-Villafaña y Marinee Zavala

En California 1.4 millones de estudiantes sufren el choque cultural de llegar a un país del que no conocen su lenguaje ni su sistema de educación.

Aunque el problema existe en menor proporción en Baja California, más de 57 mil alumnos ya se registran con esta condición, que los obliga a adaptarse a nuevos protocolos educativos en México posterior a estudiar por años en la Unión Americana, un proceso que aseguran es frustrante para docentes y alumnos.

“Si era frustrante, porque tal vez en la comunicación podía ser fácil en mi clase que era la de inglés, pero estaban reprobando español, química, geografía, otras materias por el problema de la barrera del lenguaje.” dijo Erika López, docente en Mexicali, Baja California.

Hoy, el Programa Binacional de Educación para Migrantes o PROBEM junto a la Asociación Bilingüe por la Educación en California (CABE, por sus siglas en inglés) y usando estrategias del proyecto de Diseño de Adquisición de Lenguaje Guiado (GLAD, por sus siglas en inglés) hacen un esfuerzo por terminar con está problemática y mostrar un esfuerzo de colaboración entre México y los Estados Unidos, todo para integrar a los estudiantes migrantes en los sistemas escolares de una manera más efectiva.

La mayoría de los estudiantes involucrados en estos proyectos ahora viven en México debido a una deportación de sus padres o por la falta de oportunidades de empleo debido a su estado migratorio.

“El Sistema Educativo Estatal tiene una manera de apoyar a estas familias y estos niños, y también en California tenemos el programa CABE, que debemos poner en práctica en los distritos escolares, para apoyar a los padres de familia, para que cuando se enfrenten a nuevos sistemas o nuevas situaciones, tengan el apoyo de la escuela y del distrito escolar para apoyar a sus hijos y tener más éxito en el futuro”, informó Jan Gustafson Corea, directora ejecutiva de CABE. “Realmente es un trabajo global, es una conexión entre la comunidad, la escuela y el hogar”.

La Coordinadora Estatal para el Programa Binacional de Educación Migrante Amparo López dijo que el 98 por ciento de esos estudiantes son ciudadanos de los Estados Unidos. También destacó que aunque algunos saben hablar español, no poseen las habilidades necesarias a nivel académico o profesional para tener éxito en México.

“Los estudiantes que están registrados directamente al programa, tienen sistemas de apoyo y es más fácil para ellos hacer un seguimiento de cómo se están adaptando en comparación con aquellos que se registran directamente en las escuelas”, dijo López.

California es un líder en el rubro de la educación bilingüe tras haber aprobado la Proposición 58, que derogó un requisito de inmersión en inglés que estaba en vigor desde 1998, permitiendo a las escuelas implementar múltiples programas para educar a los “aprendices de inglés” como la educación bilingüe.

“Realmente lo que importa es como la maestra, el profesor se está preparado para trabajar con el estudiante, porque muchas veces si llegan a México vienen hablando más inglés que español o cuando llegan para allá a California, hablan más el español que el inglés, entonces los profesores deben estar preparados para ayudar al niño en donde este”, agregó Gustafson Corea.

A diferencia de México, Estados Unidos tiene estudiantes conocidos como “Aprendices de Inglés”, pero las estrategias utilizadas para educarlos difieren entre los estados y las clasificaciones se determinan no sólo por su país de origen, sino también en base a la primera lengua de sus padres.

Durante el ciclo escolar 2014-2015, el Centro Nacional de Estadísticas de Educación informó que casi 4.6 millones de estudiantes en los Estados Unidos eran “Aprendices del Inglés”.

Corea dijo que es necesario que exista una gran colaboración entre ambos países y los maestros mexicanos necesitan tener un mejor conocimiento del sistema escolar estadounidense.

El Sistema Educativo Estatal en Baja California está trabajando con organizaciones de los Estados Unidos cómo CABE para capacitar adecuadamente a maestros mexicanos sobre cómo educar a esos estudiantes.

“Es poder certificar a un grupo de docentes de aquí de Baja California y también nosotros poder implementar estas estrategias dentro de nuestras aulas, recordemos que hay una gran cantidad de alumnos que vienen de fuera, la mayor parte de ellos son méxico-americanos”, señaló Mario Alberto Benítez Reyes delegado del Sistema Educativo Estatal en Tecate, Baja California.

Reyes también dijo que aprender el idioma no es el único desafío, sino también adaptarse a la cultura y a los sistemas escolares en México.

En el sistema escolar mexicano, los estudiantes asisten a sesión matutina de 8 a 12:30 p.m. o en la sesión de la tarde de 1 p.m. A las 5 p.m. por lo que puede ser una transición extraña para los estudiantes asistir a la escuela por la mañana en los EE.UU.

Debido a que un gran porcentaje de esos estudiantes son ciudadanos estadounidenses, es probable que eventualmente regresen a los Estados Unidos y tendrán que llegar a ser competentes en el idioma inglés.

López dijo que los estudiantes que obtuvieron algún nivel de educación en los Estados Unidos antes de trasladarse a México tienen una ventaja sobre los que no lo hicieron, porque si regresan a los Estados Unidos serán completamente bilingües y biculturales.

Be Sociable, Share!