June 25, 2020

El Asesino de un Oficial del SDPD en 1978 Obtuvo La Libertad Condicional

By La Prensa San Diego

Por Arturo Castañares                                              EN INGLÉS
Editor

Un asesino convicto que mató a tiros a un oficial de policía de San Diego durante una parada de tráfico en 1978, obtuvo hoy la libertad condicional en su 18ª audiencia de libertad condicional, a pesar de la oposición de la fiscalía del condado de San Diego, Summer Stephan, y del jefe de la policía de San Diego, David Nisleit.

El convicto, Jesús Cecena, de 59 años, tenía sólo 17 cuando fue detenido por una violación de tráfico en el barrio Skyline de San Diego.

Cuando el oficial Archie Buggs, de 30 años, se acercó al coche, Cecena saltó y le disparó cinco veces, luego se paró sobre el oficial herido y le disparó un último tiro en la cabeza. El oficial Buggs murió en la calle con la mano aún en su revólver de servicio enfundado.

“Estamos profundamente decepcionados de que el asesino de uno de los mejores oficiales de San Diego haya obtenido la libertad condicional”, dijo el Fiscal de Distrito Summer Stephan después de la audiencia. “Este crimen impactó a toda la comunidad de San Diego y causó un gran dolor a la familia del oficial Archie Buggs”, añadió.

Cecena fue condenado originalmente a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en 1979, pero en 1982 fue cambiada la sentencia de siete años a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional.

Se le negó la libertad condicional 13 veces, pero por cambios a la ley se le concedió la libertad condicional en 2014, 2015 y 2017, pero esta decisión de la junta de libertad condicional fue revocada por el gobernador Jerry Brown.  El año pasado, el gobernador Gavin Newsom revocó una decisión similar de la junta. Esta última decisión para que quede en libertad condicional será revisada por el gobernador y podría ser confirmada o revocada.

“Tenemos la esperanza de que el gobernador Newsom revise esta concesión de libertad condicional y la revierta una vez más para mantener a este asesino encarcelado”, añadió Stephan.

El oficial Buggs, que era afroamericano, había sido policía de San Diego durante cuatro años en el momento del tiroteo y era veterano de la guerra de Vietnam. Estaba comprometido para casarse al mes siguiente.

El compañero de patrulla de Buggs era otro joven oficial llamado Jesse Navarro, uno de los pocos oficiales latinos de la fuerza en ese momento.

Navarro respondió a las llamadas de la policía por radio de los disparos y de la oficina en Skyline, llegó para encontrar a su compañero muriendo en la calle.

“Al llegar, observé el vehículo de patrulla de Archie parado en la calle con el motor en marcha y a mi compañero Archie tendido en la calle sangrando por una herida de bala”, recuerda Navarro sobre aquella trágica noche del 4 de noviembre de 1978. “Creo que sus últimas palabras para mí fueron ‘cuida mi familia’.”

Navarro continuó como oficial del SDPD durante varios años después del tiroteo, y más tarde sirvió como enlace comunitario tanto para la Fiscal de Distrito Bonnie Dumanis como para Summer Stephan antes de jubilarse el año pasado.

Gracias a los esfuerzos constantes durante muchos años de su compañero Jesse Navarro que habló e insistió ante autoridades locales para lograr rendir homenaje a la memoria de su amigo. En 2017, la ciudad nombró la subestación de policía en Skyline en honor al Oficial Buggs, la única estación de SDPD que tiene el nombre de una persona.

La familia de Buggs, la Asociación de Oficiales de Policía de San Diego y otros presentaron cartas a la Junta de Libertad Condicional pidiéndoles negar la libertad condicional de Cecena. Argumentan que Cecena nunca ha aceptado la responsabilidad de sus actos y sigue minimizando los factores que lo llevaron a asesinar a un oficial de policía. Cecena también ha recibido más de 10 informes de violación por mala conducta mientras ha estado en prisión.

En virtud de las disposiciones constitucionales añadidas por la Proposición 89 a nivel estatal en 1988, los gobernadores de California tienen hasta 30 días para aprobar, modificar o revocar cualquier decisión de libertad condicional.

Be Sociable, Share!