‘Borrando’ la Frontera en Tres Ciudades

POR Katia Lopez-Hodoyan

Borrando la Frontera Tijuana-San Diego

Ana Teresa Fernández es una gran artista, pero hace poco, también se le acusó de terrorista, aunque su única “arma” fuera la pintura. Sus obras en la valla fronteriza entre San Diego y Playas de Tijuana, han llamado la atención internacional. Con el pasar de los años, Fernández se dió cuenta que entre las olas y las barreras oxidadas de la frontera, los pilares de hierro se habían convertido en parte del panorama, que divide a México y a los Estados Unidos. Para bien o para mal, ya eran parte de la playa, Fernández quiso cambiar el escenario y eventualmente lo logró.

Decidió pintar parte de la barda que divide un país del otro; analizó el color del cielo, y con fotografías en mano, compró galones de pintura para camuflar la frontera con los tonos azulejos del cielo. Ese proyecto lo llevó a cabo en el 2011, tuvo tanto éxito, que decidió hacer lo mismo en Nogales en el 2015. Ahora Fernández se está preparando para la tercera ronda, el sábado 9 de abril, va a ‘borrar’ la frontera en Ciudad Juárez, Chihuahua, varios activistas y artistas la acompañarán en la frontera de Mexicali, y Agua Prieta, Sonora, donde también ‘borrarán’ la frontera. El evento será transmitido en vivo por medio de Twitter.

“Quienes viven en la frontera, ven la barda fronteriza como un tema ya pasado”, explica Fernández. “Como artista, no forzamos a nadie a poner atención, por lo tanto se tiene que cambiar la estrategia, todo se hace de una manera muy pacífica, los llamados minutemen que patrullan la frontera tienen armas. “Yo sólo tengo pintura”.

Fernández es originaria de Tampico, Tamaulipas, pero creció en San Diego. Como la mayoría de los residentes locales, llegó a ver la barda fronteriza simplemente como parte del entorno; un símbolo que existe, pero no respira, un objeto del que se habla, pero no responde. Irónicamente llegó a entender plenamente el mensaje que representa la frontera, cuando salió de San Diego y se mudó a la ciudad de San Francisco hace 15 años.

“En San Francisco escuché muchas historias, de cómo la frontera había cambiado la vida de muchas personas”, cuenta Fernández. “De niña, cruzaba la frontera para visitar a familiares en México, pero ya de grande empecé a entender la dinámica. En San Francisco, algunos meseros, estudiantes y trabajadoras domésticas me compartieron sus anécdotas, fue entonces que la realidad de la frontera me llegó, fue algo sorprendente y también doloroso”.

Por lo que, Fernández decidió regresar a San Diego para ‘borrar’ una franja de la frontera, y crear una ilusión óptica que parece desaparecer las barras divisorias. La idea fué igual de controversial que el tema de inmigración, hay quienes le dieron la bienvenida a su obra, pero también quienes la criticaron fuertemente, en Nogales, Arizona le gritaban ‘terrorista”, mientras pintaba la barda, pero como artista, Fernández dice que sólo buscaba proyectar una perspectiva diferente sobre la frontera.

La inspiración de su obra se remonta años atrás. De niña, Fernández creció con una familia muy activa en el panorama social y político, participó en manifestaciones, junto a sus padres y abuelos, pero en ocasiones parecía que todo el ruido y todos los gritos daban poco resultado, Incluso, entre el caos y el ruido llegaba un punto, donde los manifestantes parecían gritarse entre ellos mismos, de cierta manera, el proyecto de ‘Borrar” la Frontera, presenta una alternativa a esa táctica agresiva.

Como parte del simbolismo, Fernández decidió ponerse un vestido negro y tacones mientras pintaba el muro fronterizo. Un símbolo para rendirle honor a los inmigrantes, que murieron mientras intentaban llegar a los Estados Unidos.
“Se trata de rendirle homenaje a estas personas, y estar de luto junto con ellas”, explica Fernández, “en Playas de Tijuana, yo creo que mi ropa impidió mi arresto, cuando los oficiales comenzaron a cuestionarme, creo se detuvieron, porque observaron como estaba vestida, y no cuadraba como delincuente”.

Sus obras aún están dando de qué hablar a nivel internacional, sus entrevistas han sido difundidas por Al Jazeera y Sky News, Italia, entre otros medios, lo cual le da una plataforma global a su arte y a su mensaje. Otros artistas, inspirados por la iniciativa de Fernández, también han desarrollado sus propias obras en la zona fronteriza, dado el clima político tan intenso que se vive en las primarias presidenciales, el tema de la inmigración es más latente que nunca, sobre todo en ciudades fronterizas.

“Los políticos usan mucha retórica cuando se habla de la inmigración, y del muro fronterizo”, explica Fernández. “El mensaje principal de todo esto, es que ya es necesario que se hable del tema. No debemos esperar a que extremistas saquen a relucir el tema, yo no estoy aquí para promover a un partido político u otro, es un proyecto para darle un enfoque, desde otro punto de vista”.

Como maestra en el San Francisco Art Institute, Fernández, de 35 años de edad, ha sido parte del elenco en varias obras teatrales, a lo largo de la frontera. Pero ‘Borrando la Frontera’ promete ser algo diferente desde un principio, no existía un guión, ni luces, ni escenario. Sólo la realidad de una barda fronteriza, rígida y oxidada que divide a dos países bajo un mismo cielo.
“Como artista que habla de política, no quiero agredir a la gente, para llamar su atención”, explica Fernández. “La meta es ayudar a ver situaciones del pasado, desde una perspectiva nueva”.

La próxima edición de “Borrando la Frontera” se llevará a cabo en las ciudades de Ciudad Juárez, Mexicali y Agua Prieta, Sonora, será transmitido en vivo por medio de Twitter, el sábado 9 de abril, de 9:00a.m a 12.00, bajo el hashtag @Borderarte.

Qué: Borrando la Frontera, en vivo
Quién: Artista Local, Ana Teresa Fernández
Dónde: Ciudad Juárez, Mexicali y Agua Prieta, Sonora
Cuándo: sábado 9 de abril, de 9:00am a 12:00
Cómo: Streaming en Vivo por Twitter @Borderarte

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *