Featured

Ataque de Odio Une a Comunidades en San Diego

April 29, 2019

Por Manuel Ocaño

Latinos de diversas creencias religiosas reaccionaron en San Diego con mensajes de unidad luego de que un joven anglosajón de 19 años, de nombre John Earnest, disparó con un fusil de asalto en la sinagoga de Poway a un mes de intentar quemar una mezquita en Escondido.

Mónica Bauer, de la Liga de Antidifamación, una organización internacional judía, dijo que “estamos agradecidos con las autoridades policiales y los líderes locales por su respuesta rápida y decidida después de este brutal crimen de odio”.

Sonia García, de la Fundación de Latina Musulmanas, dijo al unirse a la Iglesia Fronteriza en el Parque de la Amistad, tras el sermón del reverendo John Fanestil, que “nuestra unión en Dios hace la fuerza”.

Diversas iglesias convocaron a vigilias y ceremonias en solidaridad con las víctimas y como protesta contra la violencia por intolerancia.

Con base en testimonios, el ataque a la sinagoga se conoce más en detalle.

Earnest protagonizó el fin de semana un tiroteo en una sinagoga de Poway, matando a una persona e hiriendo a otras tres.

La Oficina del Alguacil informó a La Prensa San Diego que enfrenta un cargo por homicidio en primer grado o con agravantes, y tres cargos por intento de asesinato con agravantes. El atentado todavía era investigado como crimen de odio, es decir agresión con violencia con base en intolerancia o diferencias étnicas y religiosas.

Poco antes de ir a disparar a la sinagoga, Earnest publicó en sus cuentas en redes sociales que al llevar a cabo ese atentado “sacrificaba su futuro (persona) en nombre de su gente” de raza blanca, informó por su parte la policía.

Las autoridades buscaron en sus cuentas después de identificarlo al arrestarlo y encontraron también evidencias de que Earnest intentó hace un mes incendiar la mezquita de Escondido, en el vecindario contiguo a Poway.

La policía pidió cerrar las cuentas luego de hallar las pruebas, para prevenir que la información fuera retomada por algunos de más de mil grupos extremistas en el país.

Mientras tanto, los testigos del atentado en la sinagoga han conformado el relato de lo que ocurrió. Un centenar de judíos celebraran en la sinagoga el último día de la pascua judía cuando Earnest entró y comenzó a disparar con un fusil automático R15.

El rabino Yisroel Goldstein intentó calmar a Earnest pero éste le disparó e hirió en las manos. Cuando el atacante se disponía a disparar de nuevo al fundador de la sinagoga, Lori Kaye, de 60 años se interpuso y recibió impactos.

Luego el agresor continuó el ataque, hirió a un hombre y a una niña de ocho años de edad la hirió en el rostro y una pierna, antes de tratar de huir, cuando fue detenido e identificado.

Oscar Stewart, un ex marine que sirvió en Irak y estaba en la ceremonia en la sinagoga, detuvo a Earnest. Dijo que actuó por instinto. Sabía que debía colocarse a menos de cinco pies del atacante, así que corrió hacia el agresor mientras este disparaba y lo anuló antes de que pudiera disparar más.

En marzo Earnest trató de incendiar una pared de la mezquita en Escondido la madrugada de un viernes, pero desconocía que dentro estaba un grupo de musulmanes en una jornada de ayuno y meditación, que descubrieron el fuego cuando apenas iniciaba. Nadie en la mezquita de Escondido resultó herido.

Los hechos parecen confirmar la opinión del alcalde de Poway, Steve Vaus, quien dijo que se trataba de un aislado crimen de odio, es decir un delito violento basado en intolerancia y diferencias raciales.

En San Diego se han solidarizado con la comunidad judía los musulmanes, cristianos, universalistas y budistas, entre otros.

Earnest será presentado esta semana ante una corte.

El presidente Donald Trump lamentó en mensaje de Twitter el atentado contra la sinagoga.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!
  • www.portofsandiego.org

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.portofsandiego.org