Featured

Álvaro y Abraham: Rompiendo las Barreras de Lenguaje

January 25, 2018

Foto cortesía de Alvaro Sanchez Díaz.

Por Andrea López-Villafaña

Álvaro Sánchez Díaz y Abraham Arechiga Arias, los cofundadores de una plataforma para aprender el español, no tenían carreras relacionadas con la educación, pero estaban profundamente interesados en derribar las barreras del idioma que veían en sus profesiones.

Basándose en sus propias experiencias, los jóvenes decidieron crear Spanish 55, un curso de español en línea personalizado para profesionistas interesados en aprender español para el trabajo o para ir de viaje.

“En un salón de clases se le dice un ‘enfoque centrado en el profesor’ y aquí es un ‘enfoque centrado en el alumno’ porque son clases uno a uno”, dijo Sánchez Díaz.

Nacidos en los Estados Unidos, Sánchez Díaz y Arechiga Arias vivieron parte de sus vidas en México, donde aprendieron el idioma y la cultura del país, lo que los ha convertido en individuos completamente bilingües y biculturales.

Los jóvenes no sólo compartían una historia similar, sino que también compartían un sentimiento de nostalgia hacia México cuando vivían en los Estados Unidos.

“Aunque haya mucha gente como tú, especialmente en California, nunca es lo mismo que estar en México”, dijo Sánchez Díaz. “Siempre tienes esa nostalgia del lugar del que vienes y de nunca querer olvidarlo”.

Mientras asistía a la Universidad Estatal de San Diego (SDSU, por sus siglas en inglés), Sánchez Díaz, quien asistió durante un año, y Arechiga Arias desarrollaron una amistad a partir de sus experiencias compartidas de crecer en la región binacional de California y Baja California.

Arechiga Arias se graduó de SDSU con una licenciatura en administración de empresas con especialidad en finanzas. Durante su tiempo en la universidad, Arechiga Arias fue tutor de español para estudiantes, lo que más tarde influiría en la creación de Spanish 55.

Sánchez Díaz posee una licenciatura por la Universidad Estatal de California en Northridge en ingeniería civil.

Cuando inició a trabajar en la construcción como ingeniero de proyectos, comenzó a ver cómo las barreras del idioma afectaban la eficiencia.

“Me di cuenta de la barrera comunicativa que había entre trabajadores de sitio y los miembros del equipo de administración”, dijo Sánchez Díaz. “Entonces definitivamente veía que la relación no era la mejor o podría haber más productividad o podía haber más unidad como equipo”.

Arechiga Arias notó esas mismas barreras en su trabajo, y los jóvenes compartieron sus observaciones cuando hablaban por Facetime o Skype, mientras que Sánchez Díaz estaba en San Francisco y Arechiga Arias trabajaba en San Diego.

A través de esas llamadas de larga distancia nació Spanish 55, y ahora lleva funcionando casi tres años.

Arechiga Arias y Sánchez Díaz imaginaron una clase de español en línea a través de la cual un estudiante y un maestro interactuarían a través de Skype.

“Somos muy meticulosos con el servicio, con la calidad de lo que hacemos, no nada más en el servicio que hacemos, sino en lo que hacemos diariamente”, dijo Sánchez Díaz. “Seleccionamos personas que tengan estos mismos valores, en este caso los maestros”.

Trabajan con maestros de Tijuana porque querían que el idioma y la cultura a la que sus alumnos estaban expuestos fueran los más auténticos posibles, dijo Sánchez Díaz.

“En la frontera consideramos que tenemos a los maestros ideales”, agregó.

Tener un enfoque de enseñanza personalizado permite a los maestros enfocarse en las necesidades del estudiante en función de su nivel de comprensión del idioma, su trabajo profesional y su vida social.

“Tenemos mucha atención por parte de profesionistas en el área de salud, principalmente en San Diego y en el sur de California, porque obviamente hay una gran influencia de mexicanos, particularmente que son pacientes en el estado”, dijo Sánchez Díaz.

Dijo que les conmovió la dedicación de esas personas para brindar a sus pacientes una mejor atención.

También trabajan con personas en una variedad de carreras profesionales, tales como construcción, negocios, trabajadores sociales y muchos más.

Sánchez Díaz dijo que nunca imaginaron que caerían en algo que involucrara su cultura, historia e idioma y que hayan podido combinarlo con algo que beneficie a los demás.

“Al fin de cuentas es un servicio que se da a distancia, pero yo creo que por la calidez de lo que hacemos y la cultura, es lo que los hace querer acercarse”, dijo Sánchez Díaz.

Be Sociable, Share!
, , , , ,

Comments

No comments yet.

Leave a Reply