Editorial, SPORTS

Una Mezcla Explosiva

June 27, 2017

Por León Bravo

Salta al terreno de juego, se inca en el césped, cierra los ojos, levanta la cara al cielo, extiende ambos brazos con las palmas de sus manos hacia arriba y le da gracias a Dios por dejarlo jugar fútbol.

El ritual del Javier “Chicharito Hernández es bien conocido en México y el mundo del fútbol.

Su actitud religiosa antes de cada juego y su fervor católico ya empieza a generar controversia.

En todas sus entrevistas, el delantero mexicano aprovecha sus respuestas para darle gracias a Dios por poder hacer lo que más le gusta en la vida.

Sus constantes alusiones al Todo Poderoso han encendido el debate sobre si los deportistas deben demostrar en público a sus creencias religiosas.

El derecho de expresión es respetado por todos aquellos que vemos al “Chicharito” hincarse para rezar antes de cada encuentro, pero hay gente que no tolera estas actitudes religiosas en la cancha de juego.

Así como Chicharito, hay muchos futbolistas que aprovechan los reflectores para hacer llegar el mensaje de fe que ellos llevan en su corazón, pero que para otros es una falta de respeto.

Por sentirse afectado en sus creencias ante las demostraciones religiosas que los jugadores realizan de manera pública en la cancha, un clérigo musulmán de Arabia Saudita hizo una petición muy concreta a la FIFA, el máximo organismo del fútbol internacional.

A Mohammed Alarife, que es además profesor de la Universidad King Saud, no le gusta que algunos futbolistas hagan la señal de la cruz o señalen al cielo cuando marcan un gol o salen al campo a jugar y por ello pidió a la FIFA que prohíba estas formas de expresión.

“En los vídeos de atletas y jugadores de fútbol corriendo y, cuando ganan o marcan goles, hacen la señal de la cruz en su pecho. Mi pregunta es, ¿las reglas de la FIFA no prohíben eso?”.

Si el “Chicharito”, y al resto de los jugadores creyentes en la fe católica se les permite persignarse antes de iniciar un partido o después de anotar un gol, no nos sorprendamos entonces que dentro de poco jugadores de otras religiones hagan lo mismo.

¿Te imaginas las críticas y los ataques de odio que recibiría un jugador musulmán si se le ocurriera abrir el Corán para orar antes de que inicie un encuentro de futbol?

Las expresiones religiosas deben de hacerse en lugares privados como lo es el vestidor del equipo, un templo o el hogar.

Mezclar la religión con el deporte es una fórmula explosiva que debería ser evitada hasta que el ser humano alcance un grado de evolución que le permita respetar la diversidad de creencias religiosas.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com