SPORTS

Paren Este Carrusel

January 4, 2018

Por Léon Bravo

– ¿Papi, me subes a los caballitos?

– ¿Otra vez?

– Cada vez que venimos al parque te subes al carrusel.

– ¿Qué no te aburre?

– No, yo quiero subirme a los caballitos

– Mira, hay otros juegos nuevos, emocionantes y más divertidos.

– A mi me gusta el carrusel.

– Ándale, súbeme.

– Te has subido tantas veces a esos caballos que hasta ya les pusiste apodos

– Que si el “Jefe”, que si el “Bigotón”, que si el “Ojitos”

– Aja, esos son los que más me gustan.

– ¿Pero no te das cuenta que esos caballos ya están viejos, cascados y oxidados?

– Pues yo me quiero subir.

A final de cuentas, el niño se salió con la suya y al papá no le quedó más remedio que pagar el boleto para que su hijo diera la vuelta en un carrusel lleno de caballos maltrechos y despintados.

Este cuento se ajusta perfectamente a la realidad del futbol mexicano en donde los entrenadores dan una y otra vuelta en el carrusel de los 18 equipos de la Primera División.

Es increíble que en el balompié azteca existan directores técnicos que ya no aportan nada nuevo pero siguen siendo contratados con sueldos estratosféricos.

Enrique Meza, que regresa con la Franja del Puebla, se quedó atascado en un sistema que décadas atrás le dio triunfos y gloria pero que ya no funciona.

El discurso de Ignacio Ambríz, que con el Necaxa suma su sexto equipo dirigido en la Liga MX, está completamente desgastado.

Luis Fernando Tena, ahora con Gallos de Querétaro, ha sido entrenador de 10 equipos del futbol mexicano y vive de la medalla de oro olímpica que ganó hace seis años

La lista de entrenadores acabados que ya no aportan ni enseñan nada es larga.

Para llegar a ser un Liga de primer nivel, como se pretende, el futbol mexicano requiere urgentemente renovar su baraja de directores técnicos.

Reciclar entrenadores propicia que los equipos se queden estancados y no abran las puertas de la modernidad táctica.

Hace mucho tiempo que a territorio azteca no llega un entrenador diferente, uno que aporte ideas modernas, uno que sea vanguardista.

El último de ellos fue el holandés Leo Beenhakker en su primera aparición al frente de las Águilas del América, pero de eso ya pasaron más de tres décadas.

En ninguna liga del primer mundo se presenta el fenómeno de reciclaje de estrategas que se ve en México.

En España, Italia, Inglaterra, no existen entrenadores que hayan trabajado para 10 equipos de la misma liga.

Los clubes mexicanos deben tomar el riesgo de darle las riendas de sus plantillas a jóvenes preparados que inicien un movimiento de vanguardia en la dirección técnica.

Alguien por ahí, alguna vez, tuvo la idea de contratar a un joven sin experiencia pero que pintaba para ser un gran estratega.

El Barcelona le atinó, Pep Guardiola nunca estuvo en el carrusel de los caballos viejos, cansados y descarapelados.

Hoy, Guardiola es, sin duda alguna, el mejor técnico del mundo.

Be Sociable, Share!
, ,
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com