Editorial, SPORTS

Destila Puro Veneno

September 25, 2017

Por Léon Bravo

Hugo Sanchez (Foto ESPN)

Siempre ha sido infumable, necio, egocéntrico y venenoso.

Es un hombre que no olvida, y mucho menos, uno que perdona.

Su fracaso lo ha convertido en un ser humano amargado de cuya boca solamente salen puñaladas llenas de ira y dolor.

Por sus venas corre tal cantidad de azufre que si llegara a morderse la lengua, colapsaría de inmediato.

Es sumamente rencoroso y no acepta que como jugador fue grande, pero como entrenador fue un cero a la izquierda.

Independientemente de que se escude en haber ganado un bicampeonato con los Pumas de la UNAM, Hugo Sánchez nunca tuvo las cualidades para ser director técnico.

Con el conjunto universitario logró motivar a sus huestes para sacar el corazón y a base de coraje ganar los títulos.

Cuando a Hugo se le acabó la verborrea, quedó al descubierto su falta de actualización táctica y mostró su insensibilidad para comunicar aquello que aprendió, si es que aprendió algo, en la cancha.

Ser un gran jugador no equivale a ser un gran entrenador.

Por el contrario, hay muy pocas exfutbolistas en la historia del balompié internacional que han llegado a la misma altura dirigiendo a un equipo o a una selección nacional.

Hugo tuvo su oportunidad como entrenador de la selección mexicana de futbol, en donde fracasó rotundamente.

No hay vuelta de hoja, no hay que tratar de endulzar la amarga realidad, Hugo no le llega ni a los tobillos al actual técnico del Tri, Juan Carlos Osorio.

Aprovechando el espacio que le brinda ESPN Deportes, Hugo ha establecido una campaña de ataques sistemáticos en contra de Osorio.

Ciertamente, Hugo no es el único que embiste en contra del entrenador colombiano, pero ciertamente, sí es el único que lo ataca por el simple hecho de ser extranjero.

Como analista, Hugo es francamente malo, malísimo diría yo.

Nunca se le escucha explicar argumentos tácticos, nunca se le escucha hablar sobre las fortalezas o debilidades de los equipos, nunca se le escucha expresarse de una manera amplia, clara y contundente.

La única arma con la que Hugo trata de desacreditar el trabajo de Osorio es con la de la nacionalidad.

Como no sabe de fútbol, como no entiende de fútbol, como nunca estudió para ser técnico de fútbol, a Hugo le da por fustigar a Osorio por el simple hecho de ser colombiano.

Es tanta la saña de Hugo, que algunos de sus compañeros de ESPN Deportes ya lo tachan de “mala leche”.

No hay que olvidar que Hugo obtuvo su título de Director Técnico a cambio de dar una conferencia de dos horas en Nicaragua, país que está muy lejos de ser una potencia futbolística.

Cuando Hugo fue entrenador de los Pumas, Mario Carrillo era quien delineaba la estrategia a seguir.

En la selección mexicana, el que proponía los esquemas y daba las charlas tácticas a los jugadores era su asistente, Sergio Egea.

La envidia que denota en sus comentarios contra Osorio, pone en evidencia que Hugo no ha podido superar el trauma de saberse poco competente para ser entrenador.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com