Editorial, SPORTS

Ahí Viene Otro Trancazo

April 3, 2017

Por León Bravo 

A como viene jugando el México de Osorio, no cabe más que esperar otra tragedia.

 

Cuando no aprendes de tus errores, te conviertes en autor de tu propia tragedia.

Cuando no aprendes de tus errores, te conviertes en protagonista  del ridículo.

Cuando no aprendes de tus errores, te conviertes en un ser carente de humildad para reconocer que debes de cambiar.

Juan Carlos Osorio va en camino, una vez más, a escribir su propia tragedia y hacer otro ridículo por negarse a cambiar.

El técnico de la selección mexicana está transitando por el mismo camino que lo llevó a sufrir la vergonzosa, histórica, y dolorosa, goleada de 7-0 que Chile le endilgó en la Copa América Centenario.

Dentro del Hexagonal Final de la Concacaf que otorga tres boletos directos al Mundial de Rusia 2018, México va muy bien al sumar 10 puntos y ser líder absoluto del pelotón.

El problema no son los resultados que el Tri ha obtenido bajo el mando de Osorio, el problema es que la selección mexicana juega muy mal con el colombiano en la dirección técnica.

Osorio sigue cometiendo los mismos errores que derivaron en la goleada chilena.

No le da continuidad a una alineación base y saca a jugadores de sus posiciones naturales para colocarlos en zonas de la cancha donde no son productivos.

Los cambios posicionales que realiza de manera compulsiva, Osorio los llama de manera elegante “rotaciones”,  pero la verdad es que no existe explicación alguna para justificar los inventos que ensaya en cada uno de los partidos.

Osorio ha tomado a la selección mexicana como un laboratorio experimental en el que trata de demostrarle al mundo entero que él es el estratega más astuto en la faz de la Tierra.

Además de las famosas rotaciones, el colombiano tiende a plantear los partidos de acuerdo a las características del rival en turno.

Estudiar al enemigo es importante, pero de ninguna manera debe ser esa la base para encarar cada uno de los encuentros.

Priorizar como juega el rival sin preocuparse por darle un estilo definido a la selección le ha impedido a Osorio encontrar encontrar un buen funcionamiento.

Los integrantes del seleccionado mexicano no saben a que jugar porque en cada partido reciben indicaciones diferentes, porque en cada partido ocupan posiciones diferentes, porque en cada partido están sujetos a los caprichos tácticos de su entrenador.

Osorio se está equivocando y en la Copa Confederaciones que se jugará el próximo mes de junio en Rusia va a pagar muy caro su terquedad.

Parece que al técnico colombiano de nada le sirvió la lección que Chile le dio el año pasado.

Otro resultado desastroso como el de la Copa América Centenario debería de ser el capítulo final de Osorio en México.

El que la selección mexicana ya tenga su boleto al Mundial casi asegurado no debe ser motivo para permitir que Osorio siga utilizando a los jugadores del Tri como ratas de laboratorio.

El 18 de junio, México abrirá la Copa Confederaciones en contra de Portugal, quien tiene como referente a Cristiano Ronaldo, para después enfrentar a Nueva Zelanda y a Rusia.

A como viene jugando el México de Osorio, no cabe más que esperar otra tragedia protagonizada por un hombre que se niega a aprender de sus errores.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com