Food Page/Tid Bits

Papa Gallo Café joya gastronómica en National City

October 2, 2015

BY María González Amarillo

IMG_6187-web
David y Sara González, nuevos dueños del negocio Papá Gallo Café en National City, reciben a La Prensa San Diego para contar con más detalles sobre este emblemático restaurante. Se cumpliran tres meses bajo nueva administración, pero el sitio cuenta con más de treinta años de historia.

“Nosotros tomamos posesión de Papá Gallo Café el 1 de julio de este año”, relata David González. “El dueño en sus inicios, Mary J, era muy apreciado entre los comensales. Lamentablemente, cuando falleció, cerró sus instalaciones. Después se decidió abrir sus puertas de nuevo bajo administración diferente durante ocho años. Y ahora, nosotros estamos presentes para brindarles un mejor servicio”.
El espacio, de cerca de 3000 pies cuadrados con su área de desayuno, su zona de bar, un área con un billar y un “drive-thru solo para camiones de carga”, goza de la fama de ofrecer auténtica comida mexicana. Con un menú fijo, las especialidades varían según los días y las preferencias de los clientes, que pertenecen a su vez a todo tipo de perfiles.

“Los sábados, la gente viene por el menudo; los jueves, por los tacos de cabeza; los chilaquiles con carne se piden muchísimo; unos americanos que vienen desde Rosarito ordenan nuestros pancakes cuando pasan por aquí porque les gustan más que en cualquier otro lugar; otro señor siempre ordena el mismo burrito y no quiere cambiarlo. Surgen tendencias diferentes”, cuenta David González.
“No hemos hecho muchos cambios. Hemos introducido las aguas frescas a través de una compañía que las hace muy ricas y naturales. La que teníamos era solo la de Jamaica. Algunas salsas las hemos modificado, asi como la apariencia de algunos platos. Poco a poco cambiamos cosas para mejorar y ser más eficientes”, añade.
Una novedad importante ha consistido en dar a los clientes la posibilidad de pagar con tarjeta. Anteriormente, el local solo podía cobrar en efectivo y debía pedir a los visitantes que recurrieran a un cajero automático cercano. La obtención de la patente de crédito ha motivado el regreso de antiguos clientes al café, aunque siempre ha mantenido una clientela estable.
“El Papa Gallo Café es muy particular aquí como único restaurante mexicano. Esta zona es industrial, de trabajadores, no residencial o comercial, por lo que la necesidad es muy práctica: los clientes están trabajando, les da hambre y vienen aquí”, comenta Sara González.
La dirección del restaurante es 1930 Cleveland Ave, National City, CA 91950 y sus horarios de apertura son de 7 am a 2 pm de lunes a sábado, especializado en desayunos y almuerzos. La familia González tiene previsto abrir próximamente los jueves, viernes y sábados por la tarde la sección de barra con platillos limitados y que ofrecerá cerveza, vino y otras mezclas a base de vino.

“Lo sorprendente es que no solo viene la gente que trabaja o vive cerca, sino que los clientes viajan de lejos para comer en Papá Gallo Café. Los sábados hay mucho tráfico porque vienen a comer el menudo. Los clientes están acostumbrados a la especialidad de un día determinado de la semana”, explica David González.

Según los nuevos dirigentes del local, hay pocos restaurantes mexicanos de su estilo debido a que muchos se han vuelto comerciales, dando lugar a salsas y productos de lata o precocinados.

“A nosotros nos gusta traer el auténtico sabor mexicano, incluyendo platos que han dejado de hacerse, como por ejemplo los taquitos dorados. Varios me preguntaron por qué no hacíamos las enchiladas con una salsa específicamente y respondemos que originalmente no van con esa salsa, en México no es así. Todo lo hacemos fresco, y es lo que nos diferencia”, afirman.

En la calidad de la comida contribuyen especialmente su naturalidad, la oferta de productos más exclusivos y dos figuras: la experimentada cocinera María, que lleva ocho años trabajando para Papá Gallo Café; y la gerente general del local, Karla, cuya madre, estudiante de alta cocina en sus tiempos, le permitió aprender y aportar el último sazón que los platos necesitan para estar perfectos.

Asimismo, el trato del personal es muy cercano. “Mari, la cocinera, ya sabe lo que quieren muchas de las personas que vienen a comer y cómo lo quieren. Son cosas establecidas desde hace tiempo. Otro aspecto positivo es que los clientes pueden levantarse y escoger la bebida que quieran por sí mismos. Es lo que me gusta: que la gente se sienta como en su casa”, asegura David González.

El precio de los consistentes y sabrosos platos del Papa Gallo Café va desde los 7 hasta los 10 dólares, a excepción de los “quick bites”, “little menus” y “sides”, de costo más reducido. También existe la posibilidad de crear un desayuno personalizado gracias a la libre elección de los elementos deseados, sin necesidad de limitarse a los desayunos definidos en el menú.

“Que vengan”, invita David González al público. “Es un lugar modesto, sencillo, con comida muy auténtica y a muy buen precio cuando en otros lugares te cobran de 10 a 15 dólares. Les va a encantar”.

Aunque la casa invita a sentarse y disfrutar de la comida a gusto, los interesados en obtener más información o en encargar comida para recoger pueden contactar con el restaurante llamando al 619-336-1644.

Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com