Entertainment, Tijuana

La Lucha Libre: Expresión de Identidad

May 8, 2019

Por Karina Muñoz Mérida

La lucha libre es una de las expresiones de la cultura popular urbana más arraigada en México, donde héroes de carne y hueso luchan contra lo desconocido y superan los obstáculos que se les presentan.

Se trata de un deporte espectáculo que nació en el Siglo XIX, pero que resurgió a partir de la década de 1950 con personajes fabulosos como El Santo y Blue Demon, dotados de gran fuerza física pero también de valores, quienes participan en una batalla entre el bien y el mal.

Los hermanos José Luis, Mauricio y Diego Rojano García crecieron cautivados por el mundo de la lucha libre. Al emigrar de México a Estados Unidos, decidieron rendir homenaje a esos coloridos superhéroes y abrieron una taquería: Lucha Libre Taco Shop.

“Nosotros queríamos tomar algo de la cultura mexicana que no fuera tan conocido en Estados Unidos”, dijo José Rojano, co-propietario de Lucha Libre Taco Shop. “No tuvimos a los Avengers de niños, sino a los luchadores como El Santo y Blue Demon”.

Desde el 2008 deleitan a clientes con tacos y burritos. El menú incluye artículos con nombres de llaves luchadoras como Tap-out Taco, SmackDown Quesadilla y Papas Fritas Knockout.

Como una especie de altar decidieron tapizar cada pulgada del restaurante con artículos y objetos relacionados con el deporte: máscaras brillantes, fotografías de luchadores famosos y hasta un auténtico ring. Todo el tiempo se están proyectando en la pared películas clásicas de la lucha libre.

Pero también es un oasis para los luchadores que van a la taquería, ya que tienen un trato especial. Se les invita al Asiento de Oro, donde comen los campeones. Asimismo, los clientes que lleven puesta una máscara de luchador obtienen un descuento del quince por ciento.

Luchadores profesionales, incluidos los de la WWE, son clientes regulares, quienes acuden con sus máscaras puestas, ya que no pueden mostrar su rostro a los aficionados.

El éxito ha sido tal que cuentan actualmente con cinco sucursales: Mission Hills, North Park, Carlsbad, Sycuan Casino y Petco Park.

“Me gusta ver en el restaurante cómo los aficionados a la lucha libre llegan con sus hijos, no sólo a comer, sino a ver las películas y fotografías. El gusto por las luchas se pasa así, de generación en generación”, concluyó Rojano.

Cruzando hacia el sur de la frontera, en Tijuana, está el Museo de la Lucha Libre, un espacio de tres niveles en la Calle Séptima, a unos metros de la famosa Avenida Revolución.

El lugar es dirigido por Mauricio Limón Pino, aficionado por más de 45 años al deporte del pancracio (sinónimo de la lucha libre profesional). Desde niño cultivó el gusto por el deporte.

“Empecé porque un tío me llevó y quedé enamorado de la lucha libre, en la primera función que fui, le arrancaron la máscara al Audaz y la aventaron al público, fue algo que me impactó y nunca se me olvidó”, recordó Limón.

Fue así como comenzó a coleccionar muñecos de superhéroes, cinturones, trofeos de los luchadores y los guardó en un ropero. Al ir creciendo la colección, tuvo que contemplar la posibilidad de crear un sitio específico para albergar y mostrar de una manera ordenada las piezas.

Casi 20,000 objetos se muestran en el museo, de los cuales 6,800 de ellos están relacionados a la lucha libre. Incluso hay máscaras detrás de las vitrinas que fueron utilizadas en algunas batallas por luchadores como El Mil Máscaras o Rey Misterio, impecablemente bien conservadas.

Todas las piezas son originales: revistas, carteles, muñecos conmemorativos, cinturones, trofeos, sillas de la Arena México y un sinfín de objetos que conforman la colección. Hasta un ring donde los niños y adultos pueden tomarse fotografías.

“Vas a ver cosas que ni siquiera te imaginaste que existieran”, recalcó Limón. “Tengo objetos muy extraños, no sólo máscaras, tengo tazas, álbumes, muñecos de madera, casi todo es elaborado de manera artesanal en México, ya que la lucha libre le ha dado trabajo y sustento a muchas personas en este país”.

La museografía fue realizada en una primera etapa por Alejandro Loyo y posteriormente por el propio Limón, con la intención de difundir las raíces de la lucha libre en Tijuana, fomentar entre los jóvenes la pasión por este deporte, así como el conocimiento de los luchadores que han destacado.

Se trata del único museo en su tipo y el primero especializado en la lucha libre en México. Entre las actividades que presenta periódicamente están los conversatorios, conferencias y exposiciones sobre el deporte.

“La afición a la lucha libre en la frontera ha crecido”, dijo Limón. “Sobre todo desde que Rey Mysterio Jr. llegó a la WWE, entonces más gente se acercó al deporte”.

Rey Misterio es considerado el mejor luchador mexicoamericano activo del mundo, y actualmente trabaja en Estados Unidos de manera profesional.

El Museo de la Lucha Libre, un sitio altamente recomendado, donde el paso del tiempo se detiene en las vitrinas, que seguramente te transportarán a tu infancia. “El que venga nunca se va a aburrir”, señaló Limon. “Mientras la lucha libre siga, el museo debe continuar”.

Be Sociable, Share!
Be Sociable, Share!
  • www.telemundo20.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.telemundo20.com