Editorial

¡Aprende a Ser Frugal!

April 14, 2017

Por Eduardo Landeros

Todavía recuerdo el primer dia que escuche la palabra “frugal”. El diccionario define a la palabra como: “Poco abundante, ahorrativo”. En otras palabras, una persona frugal no gasta su dinero en cosas innecesarias. Cuando estaba en la universidad, leí el libro “El Millonario de al Lado” cual describe la vida real de los millonarios.

El libro describía cosas que la mayoría de los millonarios hacen cómo no comprar trajes con precios altísimos o ropa de marcas caras y que siempre compran carros normales, no de lujo como los BMW o Mercedes Benz. También dice el libro que es muy común que estos millonarios terminen manejando dichos carros por varios años y que nunca arrienden un carro.

De acuerdo a este libro, 80 por ciento de los carro lujosos son comprados por personas que no son millonarias y que 90 por ciento de los millonarios viven en casas que valen menos de 1 millón de dólares. Incluso, el 30 por ciento vive en casas con valor menor a los 300 mil dólares o menos, y que su hipoteca es una tercera parte de su valor.

Pero si nos ponemos a pensar, a lo mejor por eso se hicieron millonarios. Estos millonarios son muy cautelosos e inteligentes cuando gastan. Y el mismo principio se puede aplicar al mundo de los negocios. Las empresas que gastan mucho en cosas que no son relevantes a las operaciones del negocio terminan en problemas.

Yo tuve la fortuna de haber trabajado en la banca comercial cuando fue la recesión de los Estados Unidos en el 2008. Y digo que tuve la fortuna porque aprendí mucho de los negocios con los que trabajaba y vi como unos pudieron sobrevivir y otros no. Muchos cerraron sus puertas pero muchos pudieron sobrevivir una etapa tan dura de casi cinco años.

Muchos negocios fracasaron durante la recesión porque no eran frugales. Y muchos empresarios que pudieron sobrevivir a la recesión eran frugales con sus empresas y también en sus finanzas personales.

En esa época, yo tuve un cliente que tenía una compañia de textiles de mayoreo en San Diego. El tenía como 1 millón de dólares en inventario y le tomó entre tres y cinco años vender toda la mercancía, ya que sus ventas habían declinado drásticamente. Pero el era dueño de una bodega que había comprado en los 90s y tenía un pago relativamente bajo, nada en comparación a lo que hubiera pagado si rentara hoy en dia. Este empresario nunca refinanció, y nunca quiso comprar una bodega más grande porque simplemente no la necesitaba. Hasta rentaba espacio a otros comerciantes que querían usar su espacio.

En el lado personal, no tenía deudas de carro, su pago de casa era bajo porque había comprado su casa en lo 90s y también nunca refinancio ni saco dinero cuando los precios de las casas subieron. Siempre fue frugal y cuando la Recesión llegó, pudo sobrevivir porque tenía gastos mínimos.

Del otro lado de la moneda, tuve otro cliente que tenía una fábrica de manufactura en Otay Mesa y cuando la recesión llegó, sus ventas declinaron bastante. Este otro empresario vivía en una casa con valor mayor al millón de dólares, y la debía toda. El manejaba una carro de 150 mil dólares que arrendaba, y pagaba aproximadamente 25 mil dólares para rentar la bodega que usaba para su negocio. Con sus tarjetas hasta el tope, y otros préstamos que tenía personales y del negocio, este empresario que no fue frugal no tuvo otra opción que irse a la bancarrota. El perdió todo y tuvo que empezar de cero. Como mucha gente que también perdió su trabajo en esa época, no fue frugales y pagó las consecuencias.

A los dos negocios les iba muy bien y los dos batallaron durante éste periodo, pero uno sobrevivió y el otro no. La recesión afectó a mucha gente pero aquellos que eran conservadores, que no tenían mucho crédito, que tenían ahorros y algo de plusvalía en sus casas pudieron sobrevivir la recesión y no perdieron tanto, aunque hayan perdido su trabajo.

Es muy importante que siempre se pregunten a sí mismos si es un gasto necesario; ya sea personal o en el negocio. Si no tienen que hacer el gasto, mejor paguen sus tarjetas de crédito, inviertan en su retiro o algunos otros proyectos que les genere ingreso, y no al revés.

Be Sociable, Share!
  • www.youtube.com

Comments

No comments yet.

Leave a Reply

  • www.youtube.com