Armando Ramírez: Policía del Año

San Diego Harbor Police Department

Detective Armado Ramírez fue nombrado policía del año por su trabajo como detective para el Departamento de Policía del Puerto de San Diego. (Andrea López-Villafaña/La Prensa San Diego)

Por Andrea López-Villafaña

Ser detective para el Departamento de Policía del Puerto de San Diego no es tarea fácil, pero el Detective Armando Ramírez demuestra que con dedicación y determinación puede ser una experiencia muy gratificante.

Ramírez, quien cumplirá 13 años con el departamento este próximo octubre, dijo que la parte más gratificante de su trabajo es poder servir a las víctimas y servirles a los criminales la justicia.

Este año, Ramírez fue nombrado policía del año por su trabajo como detective para el departamento, un honor que, según dijo, lo intimido.

“No soy una persona a quien le gusta el centro de atención, pero todos me apoyaron mucho de que yo recibí (la nominación y el premio)”, dijo.

Este año no fue la primera vez que Ramírez fue nominado, sin embargo, fue la primera vez que se le otorgó el honor de policía del año por su rol en resolver un caso de un violín de 10 mil dólares que fue robado, el arresto del responsable por un ataque en el aeropuerto, y otras investigaciones.

Ramírez recuerda específicamente el incidente con el violín y cómo se sintió regresar algo con valor sentimental al individuo que se le robo.

“Una de las mejores cosas que sentí en este departamento fue devolver ese violín invaluable;. era algo que ella quería mucho y lo recuperó. Estaba muy agradecida y eso me hizo sentir bien”, dijo Ramírez.

Ramírez comenzó su carrera con la Policía del Puerto como oficial de entrenamiento de campo y ha sido un detective por tres años y medio. El también funge como buceador dentro del departamento.

Antes de trabajar con la Policía del Puerto, el trabajó para el Departamento del Alguacil del Condado de San Diego por casi cinco años.

Originario de Tijuana, Ramírez y su familia se mudaron de los Estados Unidos tras el fallecimiento de su padre.

Esa transición no fue fácil, dijo, especialmente cuando se trataba de entender una nueva cultura y hablar un nuevo idioma.

Ramírez recuerda haber sido registrado en clases clasificadas para estudiantes quienes su primer idioma no es inglés cuando estaba en la preparatoria y solicitar ser inscrito solamente en clases impartidas en inglés porque sabía que tenía que tener un conocimiento completo del idioma.

Dijo que no fue una transición fácil, pero le ayudó el apoyo de su familia en los Estados Unidos a guiarlo y a convertirse en la persona que es hoy en día.

Inicialmente, Ramírez dijo que tenía planes de seguir una carrera en los negocios internacionales, sin embargo, descubrió que el tema no le interesaba, por lo que decidió tomar un camino diferente.

Dijo que tenía interés en ser policía cuando era niño, en tono de broma, compartió que es interés se basaba en ver CHiPs, una serie de televisión de los años 70 sobre las aventuras de dos oficiales de motocicletas de la Patrulla de Caminos de California.

Ramírez decidió tomar una clase sobre justicia penal y desde entonces no ha mirado hacia atrás.

“Me enamoré del tema”, dijo Ramírez. “Estaba realmente interesado en la justicia penal y en ser policía”.

Ese camino, por supuesto, como muchas cosas en este mundo que valen la pena no fue fácil, él dijo.

“Si dedicas tu tiempo, si haces un esfuerzo, te sucederán cosas buenas”, dijo Ramírez.

Dijo que le tomó mucho esfuerzo y noches sin dormir, especialmente porque venía de un familia humilde, por lo que tuvo que trabajar mientras estudiaba en la universidad.

“Nunca fue fácil, pero, afortunadamente, nunca perdí el enfoque y no quite el dedo del renglón, por decir, y aquí estoy”, dijo.

Ramírez asistió a Southwestern College y después se graduó de la Universidad Estatal de San Diego con una licenciatura en justicia penal.

Él planea terminar su tesis en ciencia forense de National University y tiene aspiraciones para su futuro en el departamento.

Ramírez dijo que ha sido motivado por su familia e inspirado por el recuerdo de su padre, para ser la mejor persona que puede ser con humildad e integridad para contribuir a la sociedad.

“Siempre hay espacio para mejorar tu vida”, dijo Ramírez.

Be the first to comment on "Armando Ramírez: Policía del Año"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*