September 30, 2005

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Segundo desafuero, segundo

“Es el tema fundamental en el cual podríamos tener ciertos riesgos y de que nuestros connacionales pudieran ser condicionados de alguna forma para emitir su voto en favor de un partido político o de un candidato, y por otra parte, también para nosotros es esencial el aspecto relacionado con el Registro Federal de Electores, con la expedición de credenciales de elector, y a su vez, también con aquellas manifestaciones que hagan nuestros connacionales, de querer votar en el extranjero, porque eso, lógicamente, tenemos que cuidar que no se altere el padrón electoral”.

¿Quedó claro? ¿No? Pues ni modo, porque es una declaración de la titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales, María de los Ángeles Fromow, y es prácticamente la ley.

Yo tampoco lo entiendo, pero tiene que ver con lo que Julio Pomar llama en Excelsior “La ridícula prohibición de hacer campaña entre migrantes”, y que puso al Peje López Obrador en una situación de casi casi segundo desafuero.

El Peje canceló un viaje a Los Ángeles, donde se reuniría con Antonio Villaraigosa y participaría en la ceremonia del Grito de Independencia, porque al consultar al IFE le dijeron que “acudir a Los Ángeles podría ponerlo en el camino de violar la ley y hasta perder su futuro registro de candidato”.

Por eso se pregunta Julio “¿Cómo se le puede pedir a los votantes mexicanos de Allende el Bravo que voten por quienes tienen legalmente prohibido hacer proselitismo entre ellos? ¿Será a ciegas, a adivinanzas o por advocaciones a la divinidad como se enterarán?”. Expone Julio que la “prohibición a hacer campaña en el exterior provoca un vacío y también se pregunta “¿quién o qué” lo llenarán.

También José Francisco Parra cuestiona el “Voto sin campaña”, como “ejemplo de una política pública incompleta, mal diseñada e irresponsablemente aprobada”, e indica que lo único bueno que puede traer es “evitar el derroche excesivo de dinero público, o el discurso vacío y hueco de los candidatos”, pero que en cambio llevará al “voto inútil”.

¿Bueno? ¿Está el Peje?

AMLO se quedó en la frontera, y en Ensenada dijo que es contradictorio autorizar el voto en el extranjero e impedir visitar a los electores. De puro coraje, el IFE amplió las restricciones de la ley. No solamente los partidos políticos son ahora prácticamente ilegales, sino que también la prensa. Dice el IFE que “Las entrevistas con los candidatos tendrán que realizarse en México”, “Medio de comunicación extranjero que quiera entrevistar a los contendientes tendrá que hacerlo en el territorio nacional”.

El vacío informativo que mencionaba Julio Pomar podría llenarse con la prensa de Estados Unidos en español, pero ahora tendremos que irnos a México para poder escribir. Si entrevistamos al Peje por teléfono podríamos violar la ley.

Propone Juan José García Ochoa, diputado federal del PRD, que el IFE “organice la gira de los candidatos presidenciales en Estados Unidos; que envíe por correo las plataformas de los partidos políticos; y que organice en territorio nacional una campaña en medios donde los aspirantes a la Presidencia participen y que se retransmita en EU”.

El IFE respondió firmando un convenio con Relaciones Exteriores para que el IME, Instituto de los Mexicanos en el Exterior (que no puede organizar ni sus propias elecciones), publique un boletín semanal en Internet llamado “Lazos: Voto en el Exterior”, que todo migrante debería consultar. Igual, no dirán por quién votar ni por qué, sino solamente “cómo”, que de por si ya es bastante complicado.

Como respuesta, escribe Ben Garza desde California, que “La democracia mexicana no se construye con las reglas secundarias de un estado” como el Código Electoral, “porque están hechas para reprimir al mexicano en sus derechos políticos, más aún a los inmigrantes”. Concluye Ben que “Así como López Obrador luchó contra el desafuero, lo debe hacer hoy contra el IFE”.

Lo peor de la cancelación de la gira del Peje es a Armando García la “aduana del IFE” le impidió entregarle una chamarra de mezclilla con cuellos de piel y las iniciales de AMLO en amarillo y atrás el logo del PRD, con la leyenda, “México del Norte”.

Contacto Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage