September 30, 2005

Editorial:

Elección Estatal Especial Programada Para el 8 de Noviembre, 2005

Prop. 74: Maestros de escuelas públicas

Los maestros nuevos son evaluados cada año por sus primeros dos años. Durante este periodo de prueba, el maestro no tiene garantizado el trabajo para el año siguiente. Un maestro que es contratado para un tercer año se convierte en empleado permanente. Los distritos escolares deben seguir un proceso muy estricto para despedir a un maestro permanente.

El periodo de prueba para los maestros nuevos sería de cinco años en vez de dos. La Prop. 74 haría más fácil despedir a un maestro permanente que hubiera recibido dos evaluaciones insatisfactorias seguidas. Podría ahorrar dinero en algunos distritos escolares, pero costaría más en otros, dependiendo de qué acciones tomara el distrito y cómo respondieran los maestros.

Los maestros se han convertido en chivos expiatorios por todo lo malo que pasa en la educación en California y ésta Proposición es solamente otro intento de nuestro liderazgo politico para desviar la atención de los verdaderos problemas dentro de nuestros distritos escolares. Los problemas dentro de nuestros distritos escolares son que nuestros hijos, estudiantes minoritarios/Hispanos, no están siendo educados, y tienen muy poco que ver con los maestros. El despedir y el emplear a nuevos maestros hará muy poco para cambiar ésta condición.

Parte del problema, historicamente, ha sido que el estado y distritos escolares han hecho muy poco para apoyar a todos aquellos maestros en nuestras comunidades Hispanas sin los materiales de entrenamiento adecuados, libros y tecnología al día. Las mismas escuelas usualmente son muy viejas, algunas necesitan reparaciones y están situadas en comunidades que usualmente sufren de los peores males de la sociedad, tales como: pandillas, drogas, familias disfuncionales, bajos ingresos, problemas de salud, etc. No es raro nunca escuchar hablar de problemas a los maestros de las ciudades vecinas de ingresos altos, en donde los estudiantes tienen lo mejor que el Estado ofrece en materia educativa.

Pedimos que estos maestros se entreguen a situaciones de carácter más desafiante y llenen las más altas expectativas que han sido puestas sobre sus cabezas por los politicos, como el No Child Left Behind (Ningún Niño Se Quede Atrás) el cual es un reto para los distritos escolares tales como el de Chula Vista Elementary, y cuando las metas no se alcanzan, entonces la responsabilidad es de los maestros que no lograron alcanzar las metas políticamente.

Si usted creyera en partidarios de la Prop. 74, la impresión que le deja es que los malos maestros no pueden ser despedidos de su posición una vez que alcanzan tenencia, eso es lo que está más lejos de la verdad, los malos maestros sí pueden ser despedidos.

Como se puede uno imaginar, los maestros no tienen solamente un jefe (usualmente el director), pero tienen entre 20 a 35 jefes cada año. Los padres de cada estudiante en realidad son los jefes de ese maestro, a quien ese maestro tiene que responder, y es aquí donde está el problema, el maestro tiene que complacer a todos los 35 jefes más al director. Por ésta razón, la tenencia es importante para los maestros, para que tengan el derecho a un juicio justo entre profesionales y personal con experiencia para determinar si en realidad estamos tratando con un maestro malo o con un maestro involucrado en una inadecuada situación.

Esta Proposición hace muy poco para mejorar la educación de nuestros hijos, solamente refleja el centro de los verdaderos problemas dentro de la educación.

Vote NO Contra La Proposicion 74

Letters to the Editor Return to the Frontpage