September 30, 2005

A 37 Años de Distancia de la Masacre de Tlaltelolco

Por: Paco Zavala

¿Qué fue lo qué sucedió el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco? Aquella masacre de estudiantes de triste memoria, de la que se sabe que su único pecado fue el de rebelarse en contra del sístema político y muchas otras razones vinculadas con el mismo, existentes en aquellos días, allá por México, ciudad capital. Todo, no lo sabemos y si lo sabemos, lo sabemos cojo e incompleto, porque sobre éste tema muchos son los involucrados, muchos son los culpables, muchos son los Judas, muchos fueron sobornados y muchos se han lavado las manos.

México, es un país con una efervescencia política desigual e interna anacrónica, las diferencias dadas desde tiempos de la conquista en los diferentes sectores poblacionales han permitido que éste fenómeno haya traspasado épocas y siglos de lucha constante y permanente, en la que los que han tenido el dinero, como añadidura tienen el poder y éste no lo comparten más que con los suyos, en detrimento de la clase débil y pobre, creando una zanja de desigualdad, inalcanzable e imposible de superar, hoy en día, éste fenómeno es latente y notorio.

Vamos a poner un punto de partida, el año de 1810. Desde que se inició el movimiento de Independencia, México vivió un ciclo de más de un siglo de guerras intestinas, que lo trajeron de la “seca a la meca”. Ya en 1898, allá por los tiempos de Don Porfirio, los estudiantes le pusieron la “pompa a andar” al viejito, causándole verdaderos dolores de cabeza y así continuaron durante todo el proceso de la etapa revolucionaria y después de la Revolución de 1910, continuaron con el movimiento Cristero, continuó el ciclo del priísmo que también tuvo lo suyo y todavía en nuestros días continúa la lucha, por la desigualdad existente.

Ya a partir de ésta época en la vida nacional mexicana, algunas noticias llegaron a nuestros días frescas y de fuentes creíbles, por lo tanto podemos decir que estamos bien enterados de determinados acontecimientos y conocemos la raíz de su procedencia.

Esa masacre de estudiantes de triste memoria, que ocurrió el 2 de octubre de 1968, dejó al México de entonces, un amargo sabor de boca, todavía a la fecha no se sabe exactamente cuantos fueron los ciudadanos mexicanos masacrados, ni quien fue o fueron los culpables, además ha habido un “lavado de manos” al estilo de Poncio Pilatos, increíble. También las leyes mexicanas y sus lectores agoreros (abogados defensores de los culpables) dicen que ese asunto ya feneció, que no tienen por qué ejercer acciones de encarcelamiento en contra de quien haya sido culpable.

Desde esa fecha México ha ido cambiando paulatinamente, en algunos aspectos se han visto cambios sustanciales, en otros, todavía falta mucho por hacer. En México estos sacrificios, se han visto con desdén, no existe una cultura de resposabilidad cívica real, el que tiene y goza comodidades las conserva al precio que sea y el desvalido continúa en la desvalidéz, sin garantías de ninguna especie, caso más concreto el de los inmigrantes mexicanos, que ni en su tierra tienen garantías, ni en éste país.

Por supuesto que quien tiene más responsabilidades es el país de orígen y no al que arriban en busca de una mejor calidad de vida, pero al final de cuentas, se avientan la pelotita y no hay soluciones ni a corto plazo, ni a largo plazo.

Así, los resultados que como consecuencia de éste evento, ¿Serán positivos? ¿Traerán algún beneficio? ¿Cuándo lo veremos?, las preguntas quedan en el aire esperando la respuesta.

Return to the Frontpage