September 26, 2003

Marcada Indiferencia Cultural Aumenta la Problemática Estudiantil

Por: Paco Zavala

La educación pública en México desde tiempos inmemoriales se ha caracterizado de una problemática que afecta a los actores que en ella intervienen.

Uno de estos actores son los estudiantes. Estos, cada día se encuentran más descontrolados. ¿Por qué? Bueno, hemos estado observando algunas acciones, alternativas y realidades que viven diariamente los estudiantes en la ciudad de Tijuana.

Al respecto podemos decir que diariamente recorremos varios sectores de la ciudad; en todas estas áreas existen escuelas de gobierno, particulares, colegios , etc,etc. En algunas ocasiones hemos entablado conversación con los estudiantes, con los padres de familia, con los maestros y con los transeúntes y, cada uno de ellos aporta comentarios diversos, que van desde la acusación al gobierno, al sistema de gobierno existente, al sistema educativo, al plan de estudios, a los maestros, a los propios padres, a los ricos, a la sociedad, a la pobreza y a otros.

Pero, dentro de todo este conjunto de quejas, aseveraciones, comentarios y hasta de enojos, notamos una mala interpretación de las circunstancias que causan el problema.

Una de estas causas de fundamental importancia es que al pueblo le hace falta cultura, para que se sensibilice y valore con justicia y sin encono los elementos que constituyen este problema.

En los exteriores de las escuelas, se escuchan todo tipo de comentarios de parte de padres de familia, de maestros, de estudiantes y de transeúntes y, no son nada recomendables. Además de la ingestión de cerveza, bebidas embriagantes y de no privarse de fumar delante de los niños y de los estudiantes de mediana edad.

Desde nuestra perspectiva de observación apreciamos que verdaderamente si existe un problema serio.

1.- Falta de seriedad por parte de la familia, con algunas excepciones. La aplicación inadecuada en el uso de principios educativos, morales y éticos en el seno del hogar. La ausencia humana de sensibilidad en la aplicación de valores de primordial importancia para lograr un mejor desarrollo.

2.- Falta de responsabilidad, centramiento y concentración de los estudiantes.

3.- Exceso de libertad concedida a los estudiantes por parte de los padres.

4.- Falta de elementos para lograr un estudio más consistente. Ej: Falta de bibliotecas, Internets de renta, computadoras personales propias o de renta, libros de consulta, espacios para estudiar y otros de menor importancia.

5.- El exceso en la pronunciación de palabras y planteamientos gramaticales obscenos y de escenas nada agradables en los exteriores de las escuelas. Realizadas y pronunciadas por los mismos estudiantes, hechos de manufactura nada agradable, ofensivas y de mal gusto.

7.- Muchas erratas en el funcionamiento del sistema sindical.

8.- Deficiente e inadecuada preparación de los elementos responsables de la transmisión de conocimientos.

9.- La ceguera de las autoridades competentes.

10.- El desórden en el tránsito vehicular, peatonal y de estudiantes en el exterior de los planteles educativos.

Estas son algunas observaciones que pudimos analizar, después de hacer muchos recorridos por la ciudad.

Si visitamos algunos hogares en vía de investigación, nos pudimos percatar que en muchos hogares los estudiantes carecen de privacidad para estudiar, además del equipo necesario para hacerlo, libros y demás.

Las familias se quejan del alto costo de la vida y de los ingresos insuficientes que obtienen para afrontar los compromisos y cubrir todos los gastos de la familia.

Los libros en algunos o en muchos casos son imposibles de adquirir por el alto costo económico que representan. La falta de bibliotecas adecuadas y suficientes, también aporta su granito de arena a la solución del problema.

Otro detalle, es el tortuguismo con que se manejan muchas actividades que podrían atenuar la problemática.

Para concluir, hace falta más solidaridad, hermandad, compañerismo y sociabilidad para darle solución al problema que cada día se presenta más grave.

Return to the Frontpage