September 24, 2004

México del Norte
Jorge Mújica

“Es cosa de herencia”

Tenía que venir de Guanajuato, tierra del presidente Vicente Fox: “El problema de la migracion es asunto de una conducta aprendida o de herencia”.

Así de fácil.

Eso dice doña Ana María Rosales de Alaníz, presidenta del DIF municipal de León, obviamente por obra y gracia no de su cultura y entendimiento de la situación social de los niños y familias del lugar, sino por lazos matrimoniales con el actual presidente municipal de León. El comentario difundido por la prensa local vino a raíz de la noticia de la muerte de 10 leoneses en el incendio de un edificio de apartamentos en Ohio.

Confiesa además la funcionaria, que “Yo me enteré ayer en la tarde y no tuve oportunidad de informarme bien. Tengo apartada la noticia para leerla detenidamente y comentarla con mi esposo pero no he tenido oportunidad con todo lo que ha habido”. Chismosos como siempre, buscamos rápidamente a ver que era “lo que había habido” y que impidió a la presidenta del DIF estar mejor informada.

No encontramos mucho. Don Salvador Hernández cumplió 80 años y lo celebraron sus seres queridos; el Club Campestre le dio la bienvenida a los competidores del X torneo Independencia de golf; se celebró el 25º. maratón Independencia, que generó fuertes opiniones por el cierre de calles, problemas del transporte urbano y congestionamientos de tráfico; y se abrió el Salón de la Piel y del Calzado (Sapica), escaparate de los productores de calzado para enseñar y vender productos mexicanos en su industria.

Ayudan diciendo “no te vayas.”

No muy informada pero al menos preocupada, doña Ana María dice que ”como tragedia yo sé que fue algo tremendo. Seguramente se les va a ayudar en algo de alguna manera”. Para la Sra. Alicia Noriega, quien perdió a 8 integrantes de su familia en la tragedia, precisamente el personal del DIF sería el adecuado para apoyarlos, pero Ana Maria desconoce si hasta el momento ya se les ofreció algo, pero garantiza que personalmente le dará seguimiento al asunto, y que “es algo obvio que por la naturaleza de la institución estén enterados de cómo es el problema de la migración”, dice. “Es más, no se quedan de brazos cruzados y tratamos de hacer entender a la gente por medio de pláticas y de atención personalizada que la migración no es una buena alternativa, que lo mejor es que las familias vivan juntas, que permanezcan integradas”.

Curioso, diríamos, porque nosotros acá en México del Norte también queremos que las familias vivan juntas, pero de este lado, no de aquél. Al parecer entonces, nadie le hace mucho caso al personal del DIF en sus pláticas.

Además hay un pero, éso de la cultura. “El problema”, insiste la directora del DIF, “es que en los leoneses hay mucho de conducta aprendida, de herencia de las generaciones anteriores. La familia tiene una imagen de que esto tiene que suceder. Es bueno que las instituciones orienten a la poblacion; sin embargo, ellos ya lo ven como algo normal y lo propician”.

A la mejor esto tiene que ver con la falta de ayuda, porque dice doña Ana María que “Cuando pasan estas cosas quieres actuar y te lanzas a actuar, pero hay dos cosas que frenan: una es el presupuesto que no te alcanza y la otra es el freno de la misma sociedad, poniendote obstáculos; eso es muy triste”.

Ahí si ya nos perdió doña Ana María. Lo del dinero está claro, pero lo de que la sociedad te ponga obstáculos porque la migracion es cosa de “cultura” y que “tiene que suceder” no lo entendemos. ¿Será que además de emigrar, también forma parte de la cultura de los leoneses morirse en incendios provocados en Estados Unidos, o que forma parte de su cultura frenar la ayuda? ¿O se referiría la doña a que los leoneses no trabajan por cuestión cultural y de herencia, para poder después justificar su salida para México del Norte?

Menos mal que ante la tristeza y los obstáculos del DIF, ya los deudos contrataron un abogado privado para que los represente en los juicios por el incendio...

Múkoca can be reached at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage