September 23, 2005

Comentario:

Cultura de Preparación para Desastres

Por Corl. MC Julio Sesma MSP, DME

Septiembre 19, 1985, 7:19 AM un terremoto de 8.1 grados sacude la Ciudad de México D.F., seguido de cientos de réplicas y otro temblor al día siguiente de 7,9 grados.

Más de 3000 construcciones resultaron dañadas o destruídas y de acuerdo al Comandante del Cuerpo de Granaderos de la Ciudad de México de esa época, a quienes les tocó la poco grata tarea de resguardar los cadáveres recuperados y que fueron concentrados en el también ya desaparecido Parque del Seguro Social, la cuenta sobrepasó los 100,000 a pesar de las cifras oficiales.

El resultado de ese evento marcó la diferencia entre el pasado y el presente al menos para México. A partir de entonces se crearon programas oficiales, para estatales y privados de la mal llamada “Protección Civil” en memoria tal vez de los cuerpos de la Defensa Civil que tan brillantemente trabajaron en la Segunda Guerra mundial durante los ataques alemanes.

La verdad es que estos grupos de “Protección Civil” no llenan las necesidades básicas de la población civil ya que no promueven la Cultura de Preparación para casos de Desastres y mucho menos entrenan a la población en general sobre las medidas básicas de sobrevivencia en caso de desastres.

Japón es la Cultura número uno a nivel mundial en Preparación para Desastres y cómo nos mostro el terremoto de Kobe de 1995, más de 5,500 personas murieron a causa de éste. ¿Qué quiere decir ésto?, que la Cultura de Preparación para Desastres no evitará que muchas personas mueran o sean heridas al ocurrir una catástrofe, sino que tendrán ma-yores oportunidades de sobrevivir al hecho, y quienes lo hagan, sabrán enfrentar con conocimiento de causa las adversidades que las primeras horas y días conlleven.

Este mes trajo la atención del mundo a nuestro país, E.U. la primera potencia del mundo en muchos aspectos. Sin embargo, Katrina vino a mostrar una de nuestras debilidades, nuestra cultura de Preparación para Desastres, a pesar de los esfuerzos hechos principalmente a partir del 11 de Septiembre del 2001, no han bastado para convencer a la población, sobre todo a migrantes de todas partes del mundo a adoptar ésta cultura y adquirir los conocimientos básicos para sobrevivir en casi todo o en caso de que algo grande ocurra.

Nuestro nivel de preparación es demasiado bajo en E.U. en comparación con Japón. Ahora imagínese ¿cuál es el estado real de preparación en los demas países como México? Prácticamente nulo a pesar de expresiones gubernamentales de que el país (México) está en un lugar muy alto a ese respecto.

Es de comentar a éste respecto que durante la precampaña para las elecciones para la Alcaldía de Tijuana, nos entrevistamos con el candidato del PRI, ahora Presidente Municipal Jorge Hank y aparte de ofrecer nuestra ayuda en la creación de una Cultura de Preparacion entre el 100% de la población Tijuanense, le aconsejamos hacer dos cosas que a nuestros ojos expertos en la material deberían tomarse en consideración. Primero: el NO remover de su cargo al Comandante Carlos Gopar Martinez quien durante muchos años hizo un gran trabajo al frente de ese departamento consiguiendo de la nada mucho material, equipo y entrenamiento para el personal y Segundo: poner al frente de la Oficina de Protección Civil del Municipio a una persona que realmente tuviera experiencia y entrenamiento en Preparación para Desastres y Manejo de Emergencias. A esas dos recomendaciones se hizo caso omiso: el Comandante Gopar fue despedido y en Protección Civil se puso a una persona sin conocimientos ni experiencia en el área. El resultado fueron tres muertos en la primera llovizna ocurrida en la ciudad al principio de esa administración, los cuales no hubieran perecido si personal realmente calificado hubiera estado a cargo de la situación. Es por demás mencionar que los trabajos y recomendaciones del Consejo de Preparación para Desastres y Terrorismo de Tijuana que trabajando con organizaciones profesionales, educativas y la comunidad en general coordinada por la Alianza Ciudadana de Tijuana, nunca fueron escuchadas y la poblacion de esa ciudad sigue en el mismo riesgo de todos los años ante cualquier contingencia que pueda ocurrir.

La Cultura de Preparación para Desastres en los Estados Unidos es pobre como lo demostró el reciente Huracán Katrina que desoló la costa del Golfo de Mexico causando una estela de muerte y destrucción. Mi unidad de Rescate Mundial, la Brigada Vida estuvo presente auxiliando a las víctimas de éste meteoro en esas áreas grandemente afectadas y apenas volvieron el pasado Martes a ésta ciudad de San Diego, muy cansados pero muy satisfechos y orgullosos por un gran trabajo realizado.

En los 70’s propuse la capacitación de la población en general para auxiliar a los equipos de emergencia en caso de una catástrofe, propuesta que no tuvo mucho apoyo en esa época, tuvo que venir el terremoto de Loma Prieta en los 80’s para que el Departamento de Bomberos de Los Angeles retomara ese proyecto y lo pusiera a andar dándose cuenta que la ayuda de una población entrenada para ayudar a los rescatistas es valiosísima. Ya se había visto esa ayuda en otros lugares incluyendo la Ciudad de México donde aproximádamente 200 voluntarios perecieron tratando de ayudar a las víctimas sin tener el entrenamiento ni el equipo mínimo para hacerlo. Ese programa fue después tomado por FEMA (Federal Emergency Management Agency) y posteriormente por el Departamento de Seguridad Nacional y el día de hoy la mayoría de las ciudades cuentan con una sucursal del programa CERT (Community Emergency Response Teams) que entrena a la comunidad para ayudar a los rescatistas en caso de desastre mayor.

Los peros del programa son la falta de interés de algunas comunidades y grupos étnicos para participar; en nuestro caso, la comunidad hispana es tradicionalmente no participativa, prefiere esperar a ver si algo sucede, ya llegará ayuda de alguna parte en vez de ser parte de esa ayuda a sus seres queridos y vecinos de la comunidad. El programa CERT enseña preparación para terremotos, incendios, incidentes con materiales peligrosos, terrorismo, rescate ligero, ayuda médica etc. es gratuito y aunque lo podemos ofrecer en español solo unos cuantos hispanos han tomado este curso en las versiones en Inglés. Por el contrario, la población anglo-sajona, principalmente la que vive en las áreas que fueron afectadas por el fuego de Octubre del 2003 han tomado ventaja de éste programa, casi todos los residentes de esas áreas han tomado el curso.

Es triste ver que nuestra cultura está muy lejos de siquiera acercarse muy a la distancia a la Preparación para casos de Desastres, que preferimos ser damificados que auxiliadores, que siempre esperamos la ayuda de otros en vez de ir y ayudar a quienes lo necesitan. Y nuestra cultura, nuestra gente está en todas partes en México y en Estados Unidos y no pensamos en un futuro mejor.

Julio Sesma es Chairman of the Disaster & Terrorism Preparedness, Emergency Management, Accident Prevention & Rescue Council. P.O. Box 7472, Chula Vista, CA, 91912, (619) 944 1494

Letters to the Editor Return to the Frontpage