September 23, 2005


La magia de la animación más complicada del cine

“La novia difunta” combina eficazmente lo perverso y lo mágico en un cuento de hadas.

Por Jose Daniel Bort

Es difícil hablar sobre una película de Tim Burton sin poner al director al centro de la historia. Esta vez, y para que no quede duda, su nueva película de animación The Corpse Bride lleva su nombre en el título, indicando su autoría y pertenencia, como si quedara alguna duda.

La novia difunta fue creada bajo la técnica de “stop-motion”, donde se trabaja con figuras de arcilla moldeables. A estas se les hace una toma de un cuadro (alrededor de 24 por segundo) y se mueve una distancia comparable a un cuarto de pulgada cada vez. Este ritmo tan solo genera unos cuantos segundos dia-rios, por lo que el proceso fácilmente puede tomar años en realizarse.

Efectivamente, le tomó a Burton alrededor de diez años para terminar una de sus ideas más interesantes y genuinas entre las muchas que ha podido desarrollar. El creador de Edward Manos de tijera, los primeros Batman, la nueva Charlie y la fábrica de chocolates y la leyenda del jinete sin cabeza nos trae un cuento de hadas completamente original.

Víctor van Dort (Johnny Depp, en su quinta película con el director) es un “nuevo rico” en la atascada sociedad inglesa del siglo XIX. Sin embargo, Victor no puede creer su suerte cuando descubre que su prometida es la hermosa y delicada Victoria (Emily Watson), y se enamora perdidamente de ella.

Pero mientras ensayaba para la ceremonia en el bosque contiguo, Victor indiscriminadamente se compromete con Emily (Helena Bonham Carter) quien lo lleva a un mundo donde “todos se mueren por venir para acá”, tal como lo expone el sabio del mundo subterráneo (voz creada por el músico de la película, Danny Elfman).

Elfman se une al grupo de creadores alrededor de Burton con quien él hace todas sus películas: Chris Levenzon como editor, Alex Mc Dowell en el diseño de producción, últimamente John August ha escrito los últimos libretos para Burton, y por supuesto, Depp y su esposa Bonham Carter, en el personaje más provocativo de la historia.

Carter convierte a Emily en la perfecta Femme Fatale. Demandante y peligrosa al principio, cuando entiende que su condición “maldita” (en este caso, esta muerta) le imposibilita de conseguir al galán, se sacrifica por el bien de los amantes. El arquetipo está trabajado a la perfección en la película y permite un final catártico y emocionante.

El resto del elenco es sencillamente ideal: Tracey Ullman, Albert Finney, Christopher Lee y Joanna Lumley (la alcohólica Patsy de Absolutely fabulous) todos definen los personajes de arcilla con inusitado candor. Los números musicales permiten recordar el trabajo anterior de estos creadores, “la pesadilla antes de navidad”, pero nada más. La novia difunta se sostiene bajo su propia estela y será considerada como uno de los trabajos de animación más delicados e impactantes de los últimos tiempos.

La Novia Difunta
Con: Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Emily Watson.
Dirigida por: Tim Burton
Clasificación: PG: parental guidance
Chiles: 4 ½ de 5

Return to the Frontpage