September 20, 2002

Presentación Especial:

Los Hispanos y la Medalla de Honor

El máximo reconocimiento del país al valor en el campo de batalla —La medalla de honor— se le concede a aquellos que se han distinguido arriesgando sus propias vidas, más allá y por encima de la llamada al deber, en la circunstancia de acción contra un enemigo de los Estados Unidos. De los 3,428 estadounidenses que han recibido este honor, 39 son de antecedentes hispanos. LOS HISPANOS Y LA MEDALLA DE HONOR celebra las vidas de los hispanos-estadounidenses galardonados con la medalla de honor que no solamente han servido a su país de forma heroica, pero también han suscitado el conocimiento público de la tradición latina del servicio al país. Este programa de estreno mundial debuta el domingo 6 de octubre a las 7 p.m. hora del Este y del Pacífico.

Este estreno es el programa presentado durante el MES DE LA HERENCIA HISPANA (del 15 de sept. al 15 de oct.) y The History Channel se ha unido a sus hermanos (A&E Network, The Biography Channel y History International) para presentar 40 horas de programación dedicada a la Herencia Hispana durante el transcurso de este mes tan importante. El comunicado que aparece a continuación contiene una lista de los programas que formarán parte de esta programación.

Los Hispanos y la Medalla de Honor presenta las historias de cinco hombres:

 Rudy Hernández, hijo de un granjero emigrante, nació durante la depresión. En 1949, se alistó al Ejército y fue asignado al Equipo Regional de Combate Aéreo número 187. En Corea, el pelotón de Hernández fue sometida a un despiadado ataque y fue bombardeado con artillería pesada, mortero y fuego de ametralladora. Al responder al ataque, Hernández recibió un disparo y parte de su cabeza recibió serios daños. Ya sin munición cargó contra el enemigo y mató a seis de ellos con su bayoneta antes de desfallecer por sus heridas de bala, puñaladas y metralla. En 1952, cuando recibió la Medalla de Honor en una ceremonia de la Casa Blanca, el Presidente Truman le dijo, “Antes que ser Presidente de los Estados Unidos yo hubiera preferido tener esta Medalla de Honor”.

 Al Rascón nació en México y más adelante se crió en Oxnard, California. De pequeño soñaba con ser un paracaidista del ejército, y llegó a hacer su sueño realidad tras graduarse en la escuela secundaria (high school). Rascón fue asignado al Primer Batallón de los 503 paracaidistas del ejército, la Brigada Aérea número 173 y llegó a Vietnam en 1965. Recibió numerosas heridas en una batalla encarnizada en la provincia de Long Khanh, pero protegió y salvó las vidas de varios compañeros. Pasarían más de tres décadas para lograr aclarar los trámites burocráticos y el desorden administrativo, pero finalmente, Al Rascón recibió su Medalla de Honor en febrero del 2000, rodeado de los hombres cuyas vidas salvó aquel día.

 Silvestre Herrera es uno de los 12 hispanos que lucharon en la segunda Guerra Mundial y que recibieron la Medalla de Honor. Silvestre se quedó huérfano en México y fue criado por sus familiares en El Paso, Texas. Cuando la segunda Guerra Mundial dió comienzo, se unió al Regimiento de Infantería número 142 en la famosa división “T” , la División número 35 de Texas. Cerca de Mertzwiller, en Francia, tomó una acción extraordinaria contra el enemigo. Con su unidad inmovilizada, Herrera intentó avanzar contra el enemigo y una mina enemiga le dejó sin ambos pies. A pesar del dolor y la pérdida de sangre, Herrera no se rindió y consiguió inmovilizar al enemigo con fuego de fusil hasta que el resto de su unidad pudo flanquearles. In 1945, Herrera recibió la Medalla de Honor, y un año después recibió la más alta condecoración al valor de México: Mérito Militar de Primera Clase.

 Lucian Adams era un joven luchador que se alistó al Ejército en 1942 y se unió a la tercera División de Infantería. Durante la segunda Guerra Mundial, cuando las armas enemigas mataron a tres de sus compañeros e hirieron a otros seis, Adams se precipitó en el bosque y comenzó a acechar a los alemanes como un salvaje. En menos de diez minutos, Adams mató a nueve soldados enemigos y destrozó tres nidos de metralletas sin recibir ningún daño. A diferencia de muchos otros galardonados con la Medalla de Honor, Adams recibió su condecoración en Nuremberg, Alemania, en un estadio de Zeppelin, una presentación que dramatizó la victoria de los aliados.

 Eugene Obregón se unió a los marines en 1948 y formó una buena amistad con Bert Johnson, un alistado Anglo de Texas. Ambos formaron parte de la división de los marines que luchó abriéndose camino hasta el palacio Changkok en Seúl. Durante la batalla, Obregón presenció cómo su mejor amigo, Bert Johnson, recibió varios tiros, incluyendo uno en su casco. Obregón corrió hasta llegar al lado de su amigo y protegió su cuerpo al mismo tiempo que devolvía el fuego enemigo. Obregón murió defendiendo a su amigo, pero su acción permitió a sus compañeros marines rescatar a Bert y rechazar el ataque. Eugene Obregón fue condecorado con la Medalla de Honor a título póstumo, y ha inspirado un monumento que se está construyendo en su ciudad natal de Los Angeles para rendir honores a todos los hispanos galardonados con la Medalla de Honor.

Return to the Frontpage