September 19, 2003

Rapeándole a Dios

T-Bone cruza fronteras y desafía estereotipos

Por Jose Daniel Bort

En la nueva película “The Fighting Temptations”, el rapero latino T-Bone personifica a un convicto que descubre su verdadera llamada al unirse al coro de una iglesia. Esta historia le recuerda el punto definitivo en su historia personal, donde se decidió su vida.

“Mi mejor amigo Ralphie, herido de muerte en la espalda y el pecho, pidió en sus ultimas palabras que todos se vistieran de rojo en su funeral, para que así el mundo supiera que el vivió y murió por la calle. Yo tenía 15 años, y juré que mi vida no iba a tener ese sentido”, dijo T-Bone.

El cantante, de figura prominente y palabra articulada, creció en el distrito de Mission, en San Francisco, donde pronto aprendió a diferenciar con rapidez las buenas juntas de las malas. Sin embargo, tuvo que aplicar la drasticidad para salvar su vida.

“Solo hay dos maneras de salirse de un ‘gang’: con los pies por delante o con la cruz en la mano. Yo le juré el servicio a la iglesia, y me dejaron tranquilo porque ellos respetan esa decisión como sagrada. Pero se aseguran de que más nunca te vean en la calle, o te buscan y te hacen pagar ahí mismo” dijo el artista.

Hoy la vida le brinda muchas satisfacciones a T-Bone. Se acaba de convertir en pastor de la iglesia “The Rock” en el Inland Empire del Sur de California donde vive, está recién casado con Janeia, su novia de toda la vida y colabora ampliamente en “The fighting temptations” con tres canciones en el album de la película y el personaje Bee-Z Biggs.

“The fighting temptations” es la historia de Darrin Hill (Cuba Goding Jr.), un joven del sur que es despedido de su trabajo en una agencia de publicidad de Nueva York por pretender lo que no es. Cuando decide asistir al funeral de su tía en el pueblo donde nació, se entera que podría heredar una gran cantidad de dinero si se encarga de sacar adelante el coro de la iglesia y ganar la competencia nacional de Gospel.

Bee-Z Biggs forma parte de un grupo de presos que se incorporan al coro por falta de voces. El talento rapero de T-Bone se pone de manifiesto en varias secuencias de la cinta, cuando mezcla el español y el inglés con la rapidez de una metralleta, ganándose la admiracion de todo el resto del elenco. Luego se convierte en uno de los solistas del coro.

“Estoy muy impresionado con el talento de Beyonce. Además de ser tan joven y bella, lo más interesante es su disciplina. Ella ha sabido utilizar su pasado como solista de Gospel, usar estas cadencias y estilo de su voz y convertirlos en una mezcla entre soul y pop, que es a la vez comercial y fiel a sus raíces”, dijo el rapero.

“Aunque me crié en la religión catolica, mi música no tiene esa influencia. Me siento más cercano a los salseros cubanos que sonaban en todas partes de mi barrio que a la música gospel de por si. Mi música es religiosa por el mensaje”, aseveró T-Bone.

“Lo que me separa del resto de los raperos es que, en vez de cantar sobre el problema, trato de concentrarme en la solución a través de mi fe. La película es el vehículo perfecto para mis rimas”, dijo el artista.

Hoy T-Bone regresó de un concierto en Midlands, Texas, donde se presentó ante una audiencia de más de cien mil personas. Sin embargo, su música se puede encontrar en las listas de gospel pero no en las de Rap. Las compañías discográficas todavía no han podido localizar un espacio concreto para catalogar su música. El espera que gracias a su participación en esta película y su nuevo album “gospelalphamegafunky boogiediscomusic” le brinde la oportunidad de hacer el “cross over”.

“Ha sido difícil hacer entender a los empresarios que el rap “limpio” se puede vender. Mi música no tiene malas palabras ni amenazas de muerte, trato de dar un mensaje positivo con ritmos contagiosos y sencillos, tratando de expresar mi alegría de vivir al público. Yo espero que la película me de la plataforma que necesito para que mi música se mueva hacia los estantes de rap”, confesó el músico.

Return to the Frontpage