September 17, 2004

El diseño de las aventuras

En Sky Captain and The World of Tomorrow todo se inventa

Por Jose Daniel Bort

“Sky Captain” es una mezcla de Indiana Jones, las películas del cine negro de los cuarenta y la tecnología ultramoderna de computadoras. El resultado es un pastiche variopinto con excelentes ideas y vistas de puntura en su manufactura.

Toda esta inventiva se debe al trabajo del director y escritor Kerry Conran, quien trabajo la historia en base a un programa de computadora que el mismo diseño sin el cual habría sido imposible realizar la película. El genio cibernético se une a la expresión creadora en Conran, y el autor es capaz de sacar adelante una historia estilizada y dife-rente, pero aun no tan excitante como la tecnología permite en este momento.

La explicación: Jude Law (quien también es uno de los productores de la película) es el capitán de la aviación inglesa Joe “Sky Captain” Sullivan, un genio pilotando su avión cazador Barracuda de dos motores. El año es 1939 (gracias a las referencias de las películas “Whuthering Heights” y “El Mago de Oz” en la trama) y el mundo es un lugar muy peligroso, la segunda guerra mundial está a punto de estallar y las amenazas están por doquier.

Es aquí donde la invención de Conran entra en juego. A través de la técnica de “Pantalla Azul” el director somete a los actores a las más intensas secuencias de acción (robots y naves espaciales atacando Nueva York, una jungla mesozoica en el centro de una estructura metálica en el fondo del océano). Los actores deben reaccionar a todo lo que está pasando en escena, pero la cantidad de efectos es abrumadora y la pericia de Conran como director al trabajar con los actores no esta bien engranada, por lo que el proceso sufre.

En especial Gwyneth Paltrow, responsable por una buena parte de la película. Como la reportera arrojada en busca de una exclusiva (con su foto inmortalizadora, un tema recurrente toda la película). Paltrow se luce en los intercambios divertidos con su compañero de escena Law (ambos ya han trabajado juntos con anterioridad y se nota su aleación en la pantalla), pero cada vez que la actriz tiene que interactuar con la pantalla azul su actuación se queda corta, muy corta. Esto no es culpa solamente de la actriz,quien ha demostrado su versatilidad una y otra vez tiene que ver con el tono del film.

Concebido como una “pieza de estilo”, tratando de rescatar los manierismos de la época, muchas veces Sky Captain se ve como una pieza de museo, y es sumamente difícil para el público establecer empatía con los actores y creerse los ribetes de la trama enrevesada. La rocambolesca concepción de la historia (un momento están luchando en Nueva York, al instante saltan al Tibet y consiguen el Shangrila, inmediatamente después están sumergidos en el agua luchando contra una armada) puede parecer ingeniosa al principio pero ultimadamente impide una cohesión lógica. Es un poco demasiado.

Angelina Jolie tiene un cameo muy divertido como la encargada de una flota por los aires inglesa, para lo cual usa un salpicante acento británico que es mas comiquita que otra cosa. Este es el dilema de la película: la convención cinematográfica es tan novedosa y especial que le pide al público un esfuerzo extra para asumirla. El disfrute de la película dependerá de si la audiencia “se mete” adentro de la historia o no. Esa es una opinión personal, y no se puede sentir hasta que se vive. Sky Captain es una película para cierto y determinado tipo de publico.

Sky Captain and the World of Tomorrow
Con: Jude Law, Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie
Dirigida por: Kerry Conran
Clasificación: PG
Chiles: 3 de 5

Return to the Frontpage