September 14, 2001

Reflexion:

¿Qué fue lo que ocurrió?

Por: Paco Zavala.

Al contemplar horrorizados las escenas que presentaban las distintas televisoras del contorno, el pasado día 11 del presente mes en las primeras horas de la mañana, era increible, inconcebible, patético, indescriptible lo que en esos momentos acontecía en las ciudades de Nueva York, Washington y en el Estado de Pennsylvania.

Cuatro aviones pertenecientes a líneas aéreas norteamericanas, en un acto de terrorismo increible y cruel, eran sacrificados en unión de todos sus pasajeros y los miembros de su tripulación, nunca antes visto en los anales de la historia moderna. El país más poderoso del mundo era en estos momentos atacado y vulnerado sin ninguna reacción defensiva; los tomaron de sorpresa, como se dice en los pueblos "los agarraron dormidos" o " Los agarraron como al Tigre de Santa Julia".

Dos inmensas torres, el "World Trade Center" construídas con los avances en construcción más sofisticados de la modernidad existente, eran derribadas totalmente en cuestión de minutos, como un turrón de chocolate caliente, además del sacrificio a que fueron sometidos a mansalva, inhumanamente, sin consideración alguna a las personas que se encontraban en esos momentos ya laborando, y otras en camino a su trabajo. Algo tan difícil de creer así como de asimilar. Minutos después de este ataque otro avión es estrellado en el Departamento de Defensa "Pentagono" de este país, destruyendo y asesinando a un gran número de congéneres. Y todavia faltaba más, minutos mas tarde otro avión era estrellado en el Estado de Pennsylvania.

Después de la tragedia se han colapsado otros edificios contiguos o vecinos a los edificios derribados originalmente.

¿Qué pasó?, ¿por qué pasó esta desgracia? Enseguida surgieron los comentarios benévolos, mordaces, burlones, mal intencionados, acusadores, etc.,etc. ¿Cuál es la realidad? La realidad es muy compleja, muy difícil de definir, de explicar, de narrar, de analizar o de decir.

Tal vez sea que la democracia en este país este tan definida que no hay preocupacion, se vive en un clima de confianza, porque algo que ocurra, al momento es atendido por el sector competente.

Esto también puede suceder por exceso de confianza que se manifiesta en la vida diaria o por qué se yo, pero lo muy lamentable es que ya sucedió y cuál es el precio que se paga por este suceso, creo que no tiene precio, muchos inocentes, muchos, miles de inocentes pagaron con su vida esta locura, bendito Dios ¿Por qué?

Existe tristeza, si, mucha tristeza, mucho dolor. Un alto sector de la población de este gran país, clama justicia con justa razón, un hecho de esta magnitud, por fuerza debe ser aclarado y los responsables llevados a los tribunales , para que les sea aplicada la pena máxima, como castigo a su felonía.

Creo que se debe de reflexionar profundamente sobre las razones que causan la exposición de la población civil a un ataque terrorista de esta naturaleza y evitar por los medios posibles, pueblo y gobierno que pesadillas tan horripilantes vuelvan a suceder.

El impacto de este cobarde e ignominioso ataque terrorista en contra de la población civil, no puede ser perdonado por ninguna razón, este es un evento en el que el número de víctimas aún no ha sido cuantificada, pero se habla hasta de 10,000 o más víctimas sacrificadas. No hablamos de venganza, pero hay ocasiones en que no puede reprimirse el coraje y la rabia que se siente al enterarse o vivir un acto de estas proporciones.

Quien o quienes sean los responsables de semejante barbaridad, deben y tienen que pagar, que contemplándolo de otro ángulo, con nada se puede reparar el daño causado. Yo creo que el credo religioso en el que cualquiera milite, nos invita a elevar nuestras plegarias y oraciones al creador por el eterno descanso de las víctimas y por la pronta resignación de las familias afectadas y con el pueblo norteamericano, solidarizarnos en estos difíciles momentos.

Desde tiempos inmemoriales la población civil ha pagado un alto precio por las diferencias que han manifestado los pueblos, como dice el refrón "Sin deberla ni temerla". Es hora de que haya un entendimiento completo a toda esta red de malos entendidos, que haya paz en el mundo, como se ha deseado siempre.

En estos momentos de confusión; el mundo entero, todo debemos exclamar "Un hasta aquí", que de donde provengan una de estas disposiciones, antes de ejecutarlas, lo mediten detenidamente, que todo se puede arreglar por conducto de la diplomacia, del dialogo, de la platica, de la charla, del entendimiento razonado y de otros medios dinámicos, pero pasivos de razonamiento, ya no más imposiciones, ya no más catástrofes, como la que hoy nos ocupa.

Todo esto es efecto de una infraestructura definida y planeada. La principal sospecha recae sobre de un hombre multimillonario de ascendencia árabe de nombre Osama Bin Laden quien en un acto de desafío a la paz mundial, sin un ápice de asomo de la mínima aportación a la misma, realiza este abominable acto; si él y sus aliados lo ejecutaron, seguro estoy de que tendrán que pagar muy pronto por esta infamia.

Regresar a la Portada