September 9, 2005

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Silvana Quiroz

Un Sentir, Un Solo Corazón

“Perdimos todo y no tenemos a donde ir”. Esta es una de las frases más escuchadas en las últimas semanas, entre las víctimas del huracán Katrina. Miles de familias quedaron sin viviendas y lo que es peor, muchos de ellos perdieron familiares. Las imágenes que vemos diariamente de las zonas afectadas hablan por sí solas, viviendas destruídas, escombros y cuerpos sin vida flotando juntos en una laguna de infección. Katrina, dejó a su paso desolación, dolor, miedo e incertidumbre. Sentimientos que se encontraron en un unísono, sin importar razas, religión o nacionalidades.

Los hispanos fueron las víctimas silenciosas de ésta catástrofe que como suele ser, atacó a los más desposeídos: las minorías. En Nueva Orleáns por ejemplo la población afro americana fue una de las más golpeadas. Esto es lo que se sabe y se ha publicado hasta en cifras; sin embargo en el caso de los hispanos la historia es diferente debido a que muchos de ellos no figuran en censos ni en reportes por no contar con documentos legales. Lo más triste es que el miedo a las autoridades y la barrera del idioma imposibilita aún más tener información sobre cuántas familias hispanas necesitan ayuda. Pero a la hora de la necesidad la cara es la misma, el sentir no conoce de idiomas, ni el hambre tiene color de piel.

La ayuda mundial no se dejó esperar, más de 90 países brindaron su apoyo, entre ellos Venezuela y Cuba. Fidel Castro dejó sus rencillas eternas con Estados Unidos y ofreció más de 1,000 médicos para atender a los sobrevivientes de Katrina. Por su parte, el Presidente venezolano Hugo Chávez -otro de los antagonistas en las políticas del gobierno del presidente George W. Bush- también ofreció enviar 1 millón de barriles de gasolina adicionales a los que la Corporación Citgo Petroleum piensa traer a este país.

Según fuentes gubernamentales la reconstrucción de las ciudades afectadas tomará meses, pero cómo reconstruir los corazones de más de 300,000 víctimas que ahora se encuentran en refugios en los estados de Texas, Arkansas, Louisiana, Mississippi y Tennessee, entre otros. Una de las formas más sencillas de ayudar a estas víctimas es a través de las donaciones, pero como afirma Karina Flores-Hurley Productora de La Red Hispana; “cuidado, existen muchas personas u organizaciones que lamentablemente podrían querer aprovecharse de la buena voluntad de las personas, poniéndote en riesgo de ser víctima de una estafa”. Es por esta razón que La Red Hispana junto a su Línea de Ayuda ofrecerá información y una conexión directa con las entidades que se encuentran recibiendo donaciones. Como asegura Mercy Padilla, nuestra Directora de Operaciones de Difusión de La Red Hispana: “Hoy tenemos la oportunidad de ayudarlos a reconstruir sus vidas, brindándoles esperanza, fe y ayuda económica a través de organizaciones acreditadas. Dios bendice al dador alegre y los hispanos somos una familia donde abunda la alegría, la fe y la esperanza”.

Vale la pena seguir el consejo de Carlos Alcázar, Presidente de La Red Hispana “Lo ideal es donar dinero en efectivo para que las organizaciones encargadas como la Cruz Roja o el Salvation Army, puedan distribuirlos de la manera más efectiva posible. Sin embargo, cualquier ayuda es necesaria”.

Las imágenes del paso de Katrina permanecerán en nuestra memoria. De hoy en adelante la reconstrucción de estos corazones que quedaron desolados, está en nuestras manos. Ayúdanos a ayudar, llama a la Línea de Ayuda gratuita 1-800-473-3003 para ser conectado directamente con las entidades que están recibiendo donativos.

Return to the Frontpage