September 7, 2001

La causa de muchos males de la humanidad es: El Licor.

Por Paco Zavala.

Durante el transcurso de toda la historia de la humanidad se han ingerido bebidas embriagantes de distinta naturaleza, color, sabor y reacciones. Adentrándonos un poquitín en la información que actualmente aparece en todos los medios informativos especializados y no especializados como son: libros, revistas, rotativos, etc., nos encontramos con una serie de reseñas, de historias, de biografías, de un sin número infinito de cosas relacionadas con el alcoholismo todas de fondo, forma y desarrollo, nada agradable. Todas estas letras, líneas, párrafos, poemas, historias están impregnadas de dolor, amargura, desamor, conflictos, desaparaciones, violaciones, asesinatos, guerras y otros desórdenes sociales en todo el mundo.

Hemos visto en nosotros mismos, en nuestro entorno familiar, social, laboral y patriótico una ristra de verdaderos dramas que se han vivido, que hemos vivido y que seguiremos viviendo, por la simple y sencilla razón de que el ingerir alcohol sin control ni medida, nunca de los nuncas ha sido un buen consejero; siempre la fatalidad ha acompañado a esta terrible afición, que lastima, molesta, aniquila, causa dolor y separación en las familias de cualquier parte del mundo.

El ingerir bebidas alcohólicas sin medida y sin control, nos trae como consecuencia muchísimas calamidades, casualmente nos excusamos con decir despues de ingerir una cantidad respetable de alcohol: "Me siento bien, el alcohol yo me lo tomo, él no me toma a mi, yo aguanto mucho tomando, que me aguante mi vieja, etc, etc". Estas son una ínfima parte de las expresiones que decimos o escuchamos, en cualquier parranda que nos corremos, pero el problema se presenta al siguiente día, al sentir los efectos de una espantosa cruda y tener que afrontar las consecuencias que se realizaron durante la corrida de la parranda. Algunos con mala memoria, con lagunas mentales o con un cinismo bien concebido podrán decir: lo golpie ó la golpie porque me faltó al respeto, porque me ofendió, etc.; muchas son las justificaciones, otras veces: no recuerdo como sucedió me quede dormido, iba conduciendo bien, se me atra-vesó, etc. etc.

Consecuencias un fatal accidente, un rompimiento familiar, la pérdida de un amigo porque lo golpie, el insulto a un familiar, cuántas son las consecuencias, muchísimas, existen algunas de una cobertura extremadamente gravísima, cuando se afectan los intereses de muchas familias, de un pueblo, de un estado, de una nación o del mundo en que vivimos, al dar en estas circunstancias órdenes o determinaciones que causen una conflagración de consecuencias ilimitadas y durante el transcurso de la historia esto ha acontecido siempre.

Cuantos políticos irresponsables que les gusta empinar el codo no lo han hecho, la historia cita muchos de estos casos, en los que se ha determinado iniciar una guerra, actualmente lo vemos en la TV, con nuestros representantes, exhibidos por este mismo medio y todavía los cínicos acusando y demostrando una cínica prepotencia que hasta duele el estomago y se justifican diciendo: es parte de nuestra cultura. No, senores, esta situación no es parte de nuestra cultura, es parte de nuestra falta de preparación, de nuestro importamadrino, de nuestra falta de educación, de nuestra falta de cultura y de nuestra falta de verguenza, lamentablemente, sobre todo los políticos se han adueñado del poder y del pueblo, hacen lo que se les da la gana, cuantos de nuestros diputados y senadores asistirán a sus sesiones de trabajo con los efectos del alcohol, después de ir a tomar sus sagrados alimentos e ingerir unos copetines, por los efectos de una cruda de órdago.

En fin las calamidades que esta terrible afición causa a todas las comunidades de nuestro planeta son innumerables y cuantiosas.

En México existe una organización que se denomina doble AA. Alcoholicos Anónimos es una fraternidad mundial de hombres y mujeres que se reunen para ayudarse y mantenerse sobrios. Estos hombres y estas mujeres están dispuestos a compartir la experiencia en forma gratuita de su recuperación y transmitirla a quien desee hacerlo, el dejar de beber siempre será una adorable bendición. Todos estos hombres y mujeres están consientes básicamente en un ordenamiento que consiste de doce pasos fundamentales, que les permite la recuperación personal del alcoholismo.

Esta fraternidad funciona en más de l60 países, que cuentan a su vez con más de 95,000 grupos locales.

En esta agrupación actualmente más de dos millones de aficionados a ingerir bebidas alcohólicas han logrado la sobriedad. Muy a pesar de esta alentadora cifra de recuperados de este mal, aún los miembros pertencientes a esta agrupación reconocen que el programa de doce pasos no siempre es eficaz y efectivo, algunas personas con esta deplorable afición necesitan de asesoramiento, atención ó tratamiento profesional.

Esta agrupación vigila celosamente la recuperación de sus miembros en forma personal y por supuesto que continuen con el control de su sobriedad en la mayoría de los casos de todo aquel que recurre a requerir el apoyo, asesoramiento y auxilio.

Este movimiento no investiga el alcoholismo, ni su tratamiento médico o psiquiátrico y no apoya ninguna causa, aunque sus miembros pueden participar en estos campos en forma individual.

Este humanista movimiento ha adoptado una política de "cooperación sin afiliación" respecto de otras instituciones que se ocupan del problema del alcoholismo.

Esta fraternidad se sostiene a si misma mediante el apoyo de sus grupos y miembros y no recibe contribución alguna de fuentes externas. Esta agrupación de A.A. conserva el anonimato personal a nivel de prensa y todos los medios de difusión.

Hay muchas opiniones acerca del alcoholismo, pero para doble AA el alcoholismo está considerada como una enfermedad progresiva, espiritual, emocional y física. Los aficionados al alcohol, llega el momento en que llegan a perder el control de beber y es cuando se convierten en enfermos de este mal, hay que cuidar esta vertiente y tratar de no llegar jamás a tocar fondo como vulgarmente se expresa.

Regresar a la Portada