September 5, 2003

Cuando la vida imita al arte

Wilson Cruz personifica a un latino víctima de un asesinato en “Party Monster”

Por Jose Daniel Bort

Las calles del oeste del histórico Village despertaron esa calurosa mañana de la primavera de 1996 emplastadas con el retrato de Ángel Meléndez, en blanco y negro, prometiendo una modesta recompensa a cambio de información sobre su paradero.

Vestido completamente de blanco, con la mirada profunda y adornado de un par de alas bordadas gigantescas que auguraban su destino fatal, Ángel Meléndez, el silente “club kid” de la “movida” New Yorkina de la época, fue encontrado setenta y dos horas más tarde en el río Hudson, su cuerpo desmembrado y putrefacto por la descomposición al aire libre, víctima de un horrendo asesinato.

Este es el caso en que se basa la nueva película de los Documentalistas Fenton Bailey y Randy Barbato, “Party Monster”, la cual se estrena hoy y cuenta con la actuación estelar de Macaulay Culkin y el joven artista latino Wilson Cruz, quien encarna al enigmático Meléndez.


Wilson Cruz es Angel Meléndez.

“Nadie sabía exactamente quién era Ángel”. Exclamó Cruz, “Pude entender más acerca de él por los silencios que por las verdades. Nadie estaba interesado en él. Solo lo querían por las drogas que distribuía. Lo más interesante es que parece que no las usaba, tan solo le servían para hacer dinero rápido y sentirse apreciado por el resto de los “Kids”.

Wilson, el actor, es justamente lo opuesto que su personaje. Uno de los primeros actores en salir del closet gay, ha sido sumamente vocal en su activismo en pro de los derechos por una sociedad más justa, como latino y como homosexual. Su trabajo fue encomiado en la televisión norteamericana cuando hizo su debut en “My so called life”, donde interpretó a un joven...

“Nunca he actuado en español, el cual es mi primer idioma, porque nadie me lo ha propuesto. Yo nací en Brooklyn, y mis padres son de Bayamón e Isabela en Puerto Rico, pero ellos me inculcaron mi cultura desde siempre. Antes tan solo me llamaban cuando querían matar a un gay Latino en la historia (prácticamente todos mis personajes se mueren en escena). Pero creo que mi maduración como persona y actor ha contribuído a que se me vea con otros ojos estos días”, comentó con sorna Cruz.

Cruz bromea pero dice la verdad. Además de “Party Monster” sus personajes en el musical Rent (Como el indomitable “drag queen” Ángel) y en la serie “Party of Five” mueren en escena. Su talento y presencia lo hicieron la primera opción para su personaje en “Party Monster”, la cual tardó varios años en llevarse a la pantalla.

Desde el punto de vista de su compañero de drogas y decadencia, James St. James (actuado por Seth Green, el actor hijo de Dr. Evil en “Austin Powers”), “Party Monster” es la vida de Michael Alig, un promotor de fiestas en el “fabuloso” mundo de New York a principios de los noventa. Personificado por el otrora niño Macaulay Culkin. La película investiga la subida a la fama y la caída de Alig y el horroroso asesinato del joven Latino Meléndez.

“La familia no quiso dar ninguna declaración. Al parecer no aprobaban de las actividades de Ángel, el cual era tan solo un niño perdido con ganas de pertenecer al grupo de los chicos “divinos” del grupo. Una vez que conoce a Alig, se convierte en su compañero de casa y proveedor de drogas, hasta que decide cobrar los excesos hasta el último centavo. Es aquí cuando su vida se torna dispensable”, exclamó Cruz.

Este es el retorno de Wilson a las pantallas de cine, después de un hiato en el que se dedicó a actuar en “Rent” y la obra “Tic, Tac, Boom” con la que hizo un tour por más de un año. El resto de su tiempo lo dedica al activismo político, el cual lo ha llevado a Florida y California, donde se encargó de ser uno de los organizadores de la campaña en contra de la controversial ordenanza 14, la cual negaba la protección a los individuos basada en su orientación sexual en Florida. En estos momentos, Cruz se prepara para luchar en contra de la proposición 34, la cual parara al estado de California para recolectar información basada en la ascendencia étnica de la persona, constituyendo una acción diseñada para amortiguar el alcance de las minorías en el estado.

La vida imita al arte, ya que su trabajo en la película “Party Monster” también le ayuda a hablar sobre las injusticias sociales y los crímenes de odio. “Soy latino y gay. Son partes esenciales de mi persona. No voy a parar hasta que pueda ver con claridad que mi gente obtenga lo que se merece”, acertó Cruz.

Return to the Frontpage