September 3, 2004

Bienvenida en los Grammys

Suntuosa y vibrante antesala en el Shrine

Por Jose Daniel Bort

Soprendentemente civilizada estuvo la alfombra “verde” de los Grammys latinos, celebrados el pasado Jueves en el Shrine Auditorium de Los Angeles. Verde, ya que el auspiciador del evento, una conocida marca de cerveza americana, introdujo el nuevo concepto, el cual dejaba una extraña silueta en la cara de las estrellas.

Algunas de ellas también llevaban un “pin” verde, que simbolizaba la devoción a la cerveza. Más que mal gusto, el gesto dejaba mucho que desear. De quién se podía esperar de todo esa tarde fue la nominada Paulina Rubio, despampanante en un vestido rojo de su amigo Emmanuel Úngaro, el cual dejaba ver su menuda figura en pleno. “Si gano se lo voy a dedicar a mi mamá, que tanto me quiere” declaró la chica dorada a los medios.

Prácticamente todas las féminas (Alejandra Guzmán, Candela Ferro, la actríz americana Jessica Simpson, Mariana Seoane) llegaron sin sus respectivas parejas al espectáculo. La protagonista de “Mean Girls” Lindsay Lohan llegó al lado de su primer novio oficial, el venezolano Wilmer Valderrama, quien realiza el personaje de Fez en “That 70´s Show”.


Mariana Seoane

El que sí llegó estupendamente acompañado de su imponente esposa es uno de los cantantes más nominados del Grammy este año, Robi Draco Rosa. “No me importa si gano o no. Lo importante es venir a celebrar con mis amigos”, explicó Rosa, quien tiene la fiesta post-grammy más caliente en el Doheny States de Beverly Hills.

La animadora y actríz Candela Ferro lució espectacular en un modelo del diseñador del patio Louis Verdad. “El fue el que propuso esto y me pareció lo más divertido para llevar. Él ya había vestido a Madonna en los premios de MTV. “Van a oir mucho más de él”, dijo Ferro.

Otra que lució como una sirena es la primeriza cantante Mariana Seoane, vestida por el diseñador mexicano Héctor Torrejos. “Bueno, imagínate, ya el sólo hecho de estar aquí es lo mejor que me pudiera pasar. Yo no necesito ganar, ya gané con mi presencia” explicó Mariana.

Alejandra Guzmán no cambia, y no cambiará nunca. La diva del Rock se destaca por ser la más natural y espontánea de todas las cantantes, y otra vez no defraudó. Aunque vestida sumamente elegante en un traje de corte asimétrico de Ives Saint Laurent, Ale no pudo evitar gritar: ¡¡Y que viva el Rock!!

Todo un quién es quién de la onda alternativa latina estuvo presente. Los grupos Plastilina Mosh, Kinky, Ozomatli, La Ley, Akwid y Café Tacuba todos tuvieron nominaciones e hicieron acto de presencia.

Entre los grupos de música norteña, El grupo de Chicago los Horóscopos de Durango y los muchachos de la banda el Recodo sacaron sus mejores “perchas” y su sonrisa para hablar con los medios de ésta alfombra verde.


Paulina, simpática.

Una vez más quedó demostrado con estos Grammys que los latinos sabemos como poner una “tremenda” fiesta, y a la hora de agasajar a nuestros mejores, tenemos la mejor distinción.

Return to the Frontpage