October 31, 2003

Celebran con Multiples Actividades el “Día de Muertos” en Tijuana

Por: Paco Zavala

Los mexicanos desde tiempos inmemoriales le hemos rendido un culto muy especial a la muerte. Consideramos al enigma del nacimiento y al de la muerte como un acto trascendente, porque no sabemos de donde venimos y a donde vamos al desaparecer físicamente de la faz de la tierra, únicamente lo que prevalece es el recuerdo bueno o malo que se deja al partir. En el contexto mundial cada cultura asimila a éste fenómeno de distinta manera, de acuerdo con lo que registra la historia universal.

En México, la celebración del “Día de Muertos”, es una celebración preponderantemente dedicada a la memoria de los muertos. En esta celebración se percibe la presencia de los seres que ya se fueron, como si realmente estuvieran presentes, como que si nunca hubieran partido. Se narran parte o mucho de los recuerdos que quedan del difunto, se recuerda también cuales eran sus gustos y aficiones y si es un recien nacido, se comenta como hubiera sido o a quien se hubiera parecido, etc. Este es un acto de privilegio, porque acerca al recuerdo con el olvido y no lo deja morir.

En México se celebran en cada región de distinta manera estos dos días tan memorables. En algunas regiones se ofician misas por la memoria del difunto si es adulto, y se oficia una misa cantada si se trata de un angelito si es niño. También se visita el cementerio o camposanto y se limpia la tumba de quien se trate y se depositan flores y en algunos casos se depositan alimentos de los que apetecía el difunto.

En otras regiones se celebra con música estos dos días. Se cocinan tamales, pan de muerto; se arregla la casa con arcos forrados de ramas; palmas y flores de papel o naturales; se prenden veladoras o cirios en memoria del difunto; se colocan ofrendas en estos altares que se colocan preferentemente en la sala de la casa.

En otros pueblos como por ejemplo en la región de las huastecas, el día primero está dedicado a los niños muertos o angelitos y los niños residentes al desplazarse piden gritando por las calles los famosos “Chichiliques” y por donde van pasando se les invita a que pasen y coman de lo que se cocinó en esa casa y se les invitan tamales, atole, chocolate, café y unos panecillos que más bien parecen galletitas y estos son los que reciben el nombre de “chichiliques”.

También en esta región se cocina un tamal enormemente grande del tamaño de una hoja de plátano. Este se realiza con maíz martajado no molido como si fuera masa. La masa en estas condiciones de cocinar se mezcla con manteca de cerdo original. Enseguida se prepara una salsa en la que se mezclan varios chiles ( no picosa). Preparada la masa se mezcla con la salsa y se extiende sobre de algunas hojas de plátano suásadas (pasadas por el fuego). A continuación se coloca la carne cruda, que puede ser de cerdo, pollo o pavo; ésta también se mezcla con la salsa, se cierra el enorme tamal se sella atándolo con alambres y se coloca en un horno preparado y sellado. En este horno se cocerá durante toda la noche con la pura temperatura del mismo. Por la mañana como a eso de los 4 ó 5 de la madrugada se comienza a percibir el olor de este enorme tamal y ya está listo para servirse y disfrutarlo. A este tamal se le llama “Zacahuil”. ¡¡Uuuummmm... que rico!!

En Tijuana, el lugar del Nopal invita a la preparación de Altares de Muertos. Esto quiere decir que habrá un concurso de altares de muertos y a ver quien realiza el más bonito, más atractivo y por supuesto el mejor.

El Centro Cultural Tijuana invita a un festejo musical que se llama Misa Azteca, en la que se mezclan cánticos cantados en diversos idiomas autóctonos y en español, con la participación de la Orquesta de Baja California, con José Areán como Director Huésped, Florencia Tinoco (Soprano), Carolina Orozco (Mezzo-soprano), José Piazola (Tenor), y el Vocal Clásico del Conservatorio de la OBC. y el Grupo Tribu. Este espectáculo se realizó el pasado jueves 30 de octubre.

La Casa de Cultura Altamira, también organiza un Concurso de Altares y de Ofrendas, esperando que haya mucha participación de la Comunidad y de la población estudiantil, así como de los maestros.

La Casa de Cultura-Playas, celebra con una muestra de Ofrendas de Muertos, danzas, proyección de video-documental y degustación de pan de muerto y chocolate calientito. Este evento se realizará en el Kiosco ubicado en el centro del patio central de este centro de cultura.

Casi en todas las instituciones, universidades y escuelas de todos los niveles se realizarán eventos con una misma similitud.

Return to the Frontpage