October 29, 2004

Maquinando la revolución

Latinos entran a competir con películas estilo “Hollywood”

Por Jose Daniel Bort

A primera vista, la película “El Maquinista” (The Machinist) suena como otra producción americana de Hollywood. Protagonizada por Christian Bale y Jennifer Jason Leigh, ésta película de Brad Anderson está filmada en ingles. Pero ahondando en la plana artística, se puede descubrir que el film es completamente producido, recreado y concebido en España.

Aunque la historia sucede en Los Ángeles, el equipo de producción de esta película recreó esta ciudad en los suburbios de Barcelona, de forma tan real que es prácticamente imposible reconocer la diferencia. Además, El maquinista fue editada por Luis de la Madrid, con Maribel Pérez en el vestuario, Xavi Jiménez en la cinematografía y musicalizada por Roque Baños, junto a sus respectivos equipos, la gran mayoría nacionales.

Esto permite la pregunta: ¿Es El Maquinista tan latina como Los Diarios de Motocicleta o Un dia sin mexicanos, películas ampliamente consideradas como latinas en su esencia? “Por supuesto que si. Existe una labor de nuestro equipo y una sensibilidad que resalta invariablemente del lenguaje que se escoja para hablar. Y esta producción es tan solo el principio”, explico su productor Julio Fernández, de la empresa española Filmax.

El genio detrás de la creación

Fernández llegó a Cataluña a finales de los sesenta con un sueño metido entre ceja y ceja. El eterno optimista se deja entrever en cada uno de sus comentarios, esa contagiosa energía que estimula a todo el que lo escucha. Hoy en día Fernández se sienta a la cabeza de la empresa de cine más importante de España, una compañía multifacetica que emplea a más de cuatrocientos cincuenta empleados en toda la nación y que está apenas saliendo de su crisálida y batiendo las alas.

“Mi sueño es lograr convertirnos en una referencia del mundo hispano cinematográfico, que podamos llevar nuestro cine a todos nuestros países y trascender nuestras fronteras hacia otras culturas donde generalmente no tenemos entrada” enfatizó Fernández.

Para esto, Fernández personalmente contactó a Anderson, quien tenía la idea de El Maquinista y buscaba financiamiento. “Vi el libreto, hablé con el director y me gustó su propuesta. Le dije que yo financiaba la película, pero la condición era que se filmara en mi patio, con mi muy talentoso grupo de creadores. De esta forma todos nos benefi-ciaríamos de esta interacción”, explicó Fernández.

Su apuesta dio resultados. “El Maquinista” ha recibido excelentes criticas en ambos lados del atlántico y hasta ya se habla de la certera posibilidad de una nominación al Oscar para el actor Christian Bale, quien rebajó sesenta libras (más del 30% de su peso total), hasta el punto de lucir completamente anoréxico. “Christian confió en nosotros desde el principio, y es por eso que se arriesgó a hacer esta transformación alrededor de nuestro trabajo”, explicó Fernández.

Con respecto al negocio invertido, “El Maquinista” ha probado ser un éxito cantado desde el principio. “Ya hemos recuperado la inversión original de quince millones de dólares, ya que ha sido sumamente fácil venderla en todo el mundo, debido a la calidad de los actores que participan en ella”, explicó el productor.

El principio de la revolución

Fernández tiene una impresionante experiencia en el mercado internacional, y es por eso que su pasión en este momento es poder llegar a poner un pie en este mercado, que ha sido sumamente difícil para grupos de la industria extranjeros. “En este momento, estamos produciendo Fragile con Calista Flockhart y la visita de Harrison Ford ha revolucionado el estudio. Esto me inspira a empezar a prepararme no solo para estas de quince, pero las que vienen de cincuenta millones con actores de la talla de Ford. Es algo que se puede hacer perfectamente”, explicó el productor.

Filmax recibe aportes de la Generalitat de Cataluña, El gobierno municipal de Galicia y el Gobierno central. A su vez, tres bancos nacionales tienen intereses en la compañía, que no solo produce alrededor de siete películas al año, sino que también participa en los procesos de distribución y proyección en los cines. Filmax también produce dibujos animados a través de su rama Filmax animación. “Uno de los objetivos de la compañía es su diversificación, pero ahora también estamos planeando nuestro proceso de expansión” explicó el productor.

Para esto, la compañía planea abrir próximamente oficinas en Los Estados Unidos. “Tenemos planeado establecer una presencia en Los Ángeles y dentro de poco, en Miami también. Queremos relacionarnos activamente con los profesionales latinos de la zona, ya que es muy importante que nos alimentemos de las maravillosas historias que se pueden contar. Juntos podemos competir en el mercado de una forma mas activa”, explico Fernández. Al parecer, El Maquinista es tan solo el principio.

Return to the Frontpage