October 28, 2005

Saw II más grande, sangrienta y gorica

La segunda parte puede llegar a niveles de repugnancia entre el publico

Por Jose Daniel Bort

El año pasado, Saw fue la pequeña película que pudo. Concebida por un par de casi desconocidos Australianos y por apenas un millón de dólares, la cinta de horror llegó a hacer más de cien millones de dólares globalmente. Por supuesto, la distribuidora Lions Gate comisiono la segunda parte al día siguiente de ver sus retornos en las arcas.

La historia es relevante por el hecho de que todo cineasta que comienza recurre a la facilidad del género para demostrar su interés en el medio. A partir del éxito de la nueva ola de terror asiática (que llegó por primera vez a occidente vía el remake de The Ring) cualquiera con ganas de entrar en la industria se monta una de terror a la “Blair Witch Project”.

Sin embargo, no desde esa mediocre y barata obra de arte hecha por unos estudiantes miameros una película había alcanzado tanto valor e interés como esta Saw. La segunda parte revive las mismas condiciones de la premisa original con una nueva colección de giros, turnos y sorpresas al final.

Por supuesto, todo está agrandado. En la primera, dos personas completamente desconocidas se encuentran amarradas bajo la amenaza de un asesino en serie. Entre ellos, un resto humano descompuesto les permite reconocer que están bajo el acecho de “Jigsaw”, quien tiene una de las mentes más descompuestas en el mundo del cine en mucho tiempo.

No es justo establecer la trama, pero ambos personajes se tienen que someter a lo incontable para poder seguir sobreviviendo a las putrefactas ideas del Jigsaw. Mientras tanto, el detective Tapp investigando la ola de muertes se acerca cada vez más al paradero de las vic-timas.

En Saw II, en vez de dos son ocho los desconocidos encerrados en un lugar abandonado, y en vez de la presencia de Danny Glover as Tapp tenemos a Donnie Whalberg (el hermano mayor de Mark) como el detective Eric Mason. Lo macabro y fuerte de los juegos se agranda a unos niveles casi imposibles de resistir en esta segunda parte.

Entendida por pocos y admirada por muchos, esta serie de películas explica lo intenso e interesante que las posibilidades cinematográficas brindan al espectador a la hora de ponerse en contacto con el miedo como expresión.

Esta producción es mucho más grande, sin contar con los presupuestos exorbitantes de algunas producciones de Hollywood. Con cuatro millones para gastar, los productores se aseguraron que muchos de los niveles de calidad que se pierden en la primera no pasen desapercibidos. El elenco es, otra vez, una legión de desconocidos, demostrando que en las películas de este género no hace falta cartel para atraer al público hambriento por sangre y dolor.

Saw II
Con: Donnie Wahlberg
Dirigida por: Darren Bousman
Clasificación: R

Return to the Frontpage