October 27, 2000


"Dormir Boca Arriba" es un Recordatorio Crucial Para los Padres de Familia y Otros Quienes Cuidan a Bebés

El Síndrome de Muerte Infantil Repentina, es una muerte inexplicable que ocurre entre bebés saludables entre las edades de un mes hasta un año. Estos bebés están considerados víctimas del Síndrome de Muerte Infantil Repentina cuando una autopsia no revela otra causa determinada de muerte.

El año pasado, 18 bebés fallecieron de Síndrome de Muerte Infantil Repentina en el condado de San Diego. Sin embargo, esto es una disminución considerable del año 1994, cuando fallecieron 49 bebés de la misma consecuencia.

Aunque más de 30 años de investigación científica, no ha revelado las causas definitivas del Síndrome de Muerte Infantil Repentina. La investigación ha mostrado que por una razón desconocida, acostar a los bebés boca arriba reduce considerablemente el riesgo de muerte por Síndrome de Muerte Infantil Repentina.

"En San Diego, los fallecimientos a consecuencia del Síndrome por Muerte Infantil Repentina ha disminuído considerablemente desde que empezamos a promover la campaña "Dormir Boca Arriba", dijo el Dr. Flores, Oficial de Salud Pública de la Agencia de Servicios Humanos y de Salud del Condado. "Una de las cosas más importantes que usted puede hacer para ayudar a reducir el riesgo es acostar a su bebé boca arriba".

La Enfermera de Salud Pública del Condado y la Coordinadora del Proyecto contra el Síndrome de Muerte Infantil Repentina Diane Erbe recuerda a los padres que es importante decirles a las niñeras y otras personas quienes cuidan a niños siempre hay que acostar a su bebé boca arriba. Este gentil pero firme recordatorio también ayuda a reducir el riesgo del Síndrome de Muerte Infantil Repentina.

El evento anual de la campaña de "Dormir Boca Arriba" del Condado es parte de una campaña de conocimiento de salud pública que empezó en 1994, convirtiendo el mes de octubre como el mes recordatorio nacional del Síndrome de Muerte Infantil Repentina. Desde que empezó la campaña, los científicos cuentan que los fallecimientos han disminuído dramáticamente —por 30 a 40 por ciento por todo el país— como padres de familia y todos aquellos que se preocupan por los bebés han aprendido la importancia del lema "Dormir Boca Arriba".

A la hora de acostar a los bebés los padres de familia también deben recordar hacerlo en sábanas y colchones firmes. No deben acostar al bebé en ropa de cama blandas o esponjosas, hechas de cuero de oveja, u otras clases de superficies blandas que son un peligro para los bebés por riesgo de ahogarse. Y nunca deben fumar cerca de los bebés. Siguiendo estas sencillas reglas puede ayudar a disminuir el riesgo del Síndrome de Muerte Infantil Repentina. Sin embargo, no existe manera segura para prevenir una muerte por Síndrome de Muerte Infantil Repentina.

Regrese a la Portada