October 27, 2000


Comentario

Descubierto Esfuerzo Republicano para Asustar a los Votantes Hispanos

Por Jerome DeHerrera

A los perros viejos no se les puede enseñar trucos nuevos.

Y así sucede con el Partido Republicano que está colocando avisos en los vecindarios hispanos para inducir a los votantes hispanos a que no vayan a votar el día de las elecciones presidenciales.

Desde hace años, el Partido Republicano, especialmente en el sur y suroeste del país, han estado utilizando tácticas para asustar a muchos votantes. En Arizona y Texas, desde hace años, los líderes de ese partido le pagaban a vigilantes privados para que se hicieran pasar como agentes de inmigración que estaban de "guardia" en los centros de votación.

Ahora ha venido sucediendo en esos estados donde la campaña está más reñida. El mejor ejemplo lo vemos en Nuevo México, donde el Partido Republicano está advirtiendo a los posibles votantes de que no lo hagan ilegalmente.

Y a quién están dirigidos estos avisos sino a los votantes Latinos que son los pueden ser intimidados ya que ellos son los que van a hacer la diferencia entre ambos candidatos. Si ellos votan, lo harían por Gore, y si no lo hacen, Bush ganaría por un margen mínimo.

Los avisos dicen que es un delito federal votar ilegalmente, y que se castiga con multas hasta de $20.000 dólares. Por lo tanto, para individuos así como para familias que ya han sido blanco de esta represión oficial en el pasado, ya sea de la policía o del Servicio de Inmigración, estos avisos son muy efectivos.

Para indiviuos que vienen de sitios donde el gobierno no ha sido institución amigable, ésto podría inducirle a no votar.

Esta es una situación explosiva porque le pega al centro de la decencia de este país, donde el derecho al voto es sagrado.

Cuando una persona o un grupo de personas intenta intimidar a otras para que no voten, le pegan al centro de la decencia de este país.

Los temas que los latinos consideramos antes de votar, son numerosos e importantes. Sí, ellos van desde el Seguro Social hasta Medicare, desde educación hasta los servisios de salud, desde la seguridad en la calle hasta en la escuela.

Y claro está que el Partido Demócrata es mucho más agresivo defendiendo a los intereses Latinos.

Pero los Latinos, aún aquellos interesados en votar por George W. Bush deben considerar una situación mucho más importante que ha salido a relucir por los hechos de Nuevo México: no podemos continuar progresando social y políticamente si nosotros nos dejamos intimidar con prácticas racistas, ni en Nuevo México ni en otro estado.

Cómo pueden los latinos tolerar este tipo de tratamiento dentro de sus comunidades? Cuando los republicanos se reunieron en su convención de Filadelfia, sacaron a relucir muchas caras marrones y negras en televisión, así como la cuñada del propio Gerge W. Bush, de origen Mexicano, y a su celebrado sobrino, George P. Bush.

En la TV los Republicanos saben montar un show. Pero por fuera, en las barriadas de Nuevo México, Illinois, Washington, Oregón, Misuri, Florida, Pensilvania y Michigan, ahí es otra cosa. Ahí les sale el perro viejo.

Jerome escribe una columna política desde Washington. Favor enviar cualquier comentario a: JeromeDeHerrera@Yahoo.com.

¿Comentarios? Regrese a la Portada