October 26, 2001

Comentario

La Cultura Como Herramienta

Comentarios de: Elizabeth Ríos de Pastrana

A través de todos los tiempos se ha tratado de salvaguardar y trasmitir el conocimiento y la sabiduría de las culturas, mas el proceso de evolución humana tanto por conquista a los pueblos y el proceso de industrialización, han dejado atrás el rescate y seguimiento de las culturas en los diferentes continentes. Veamos un ejemplo de ello:

En el año de 1492 cuando los integrantes de las embarcaciones españolas llegaron a la ciudad de Tenochtitlán ahora llamada Ciudad de México, llamándole la expedición como Continente Americano, entró una nueva era, mas no de una nueva y avanzada cultura que continuara con el grado de excelencia y exactitud en las diferentes ciencias exactas y naturales que se poseía en los pueblos, sino una mezcla de desculturización de las ciencias tales como las matemáticas y ancestralmente exacta, la filosofía y la organización política y social, imponiendo una nueva cultura y religión; éste proceso ha retrocedido al mundo entero en el descubrimiento de la sabiduría de aquellos tiempos. Al modificar el idioma e imponer uno nuevo en sustitución del idioma Náhualt, por el Castellano, se terminó un ciclo de transmitir el conocimiento a través de los cantáres de los murales en las cuales se transmitía por generaciones y siglos enteros antes de Jesucrito, como se cuentan en los registros de los antropólogos.

¿Qué Se Logró?

¿Qué se ha logrado de todo esto? El mestizaje, el criollo. Genéticamente, la pigmentación de la piel ha cambiado y de lampiños dejaron de serlo unos cuantos. Nombres y apellidos extinguidos. En la arquitectura, nuevos métodos de construcción de la piedra de cantera, y utilización de los materiales en diferentes formas. En lo textil, el uso del algodón cambio a nuevos diseños el deshilado y la extinción de gran parte de los modelos originales de los pueblos, la cerámica pasó a ser el estilo de Talavera, tanto el uso de los accesorios que eran de oro con incrustraciones de piedras preciosas y el toque de distinción por portar plumas de quetzal así como trasmitir la sabiduría en náhualt de los cantares de los códices, murales y pinturas, cambiándola por la imprenta y extinguiendo así la continuidad de todos los pueblos de América de sus conocimientos ancestrales.

Podríamos narrar infinidad de cambios; quedaron atrás los sacrificios de ofrecer los corazones a los dioses, y en la actualidad los sacrificios son diferentes, crisis que llevan a emigrar y desintegración familiar. La familias cada vez son menos comunicadoras sociales y culturales de las tradiciones y filosofías ancestrales de sus orígenes y sabiduría, primero, por el cambio de idioma se ha perdido mucha parte de la esencia del mensaje informativo cultural y segundo, por la contaminación de nuevas ideas y tecnologías.

¿Qué Se Salvó?

(La exportación de las matemáticas ya que no se conocía el valor del cero en las culturas de los pueblos que conquistaron América).

Existen en el mundo culturas que han protegido de todo este proceso evolutivo y siguen conservando sus tradiciones tal y como eran en la antigüedad. Podemos agregar que a pesar de todos los cambios, conquistas, emigraciones, existen estructuras arquitectónicas que jamás podrán callar, siguen allí inertes, retadoras y no en silencio, sino en un vibrar de emociones para el que les mire y pueda permancer en ellas, tales como las pirámides y todos los objetos y piedras labradas, tal es el caso del calendario Azteca, La Piedra del Sol (TONATIUH), que aún siendo enterrada hace siglos por los conquistadores salió al descubierto a una nueva era, en las nuevas generaciones en las excavaciones de la construcción de una metrópoli en la ciudad de México. Anunciando la gran cultura y el poderoso imperio que habían sido establecidos por los emigrantes de Norte América de Aztlán que fueron a establecerse en Tenochtitlán siglos atrás que cuenta la leyenda regresarán sus guerreros a ella, con el conocimiento y sabiduría ancestral.

Unamos los eslabones de la historia y demos la mano a nuestra propia familia hablándoles de nuestros antepasados con orgullo y explicándoles la inmensa dicha de mis raíces, fuere cual fuere el país y su historia... sólo así el ser humano crecerá fuerte y seguro de si mismo sintiéndose un ser integrado y tendrá una meta de alcanzar el Universo con su propia energía y sabiduría, y poder en ésta etapa de su vida terrenal, caminar por sus senderos como un ciudadano(a) útil y fuerte para las naciones de este mundo.

(La Sra Psic. Elizabeth Ríos de Pastrana es residente de Chula Vista y estudiante de la Universidad Iberoamericana del Noroeste en la Maestría en Desarrollo Humano en Tijuana).

E-mail comments Regresar a la Portada