October 26, 2001

Dios Tiene un Plan Para Todos

Por Sergio Nogues

Cada persona individualmente posee algo que otros no poseen y puede hacer algo que otros no pueden hacer. Lo importante es encontrarlo. Existen personas que trabajan con leones, otros que practican algún deporte, pero si le damos este trabajo a un cirujano o a un pintor, veremos que no pueden hacerlo con igual perfección, y a la inversa. Lo importante es encontrar cual es nuestra capacidad, pues toda persona posee la capacidad de hacer algo mejor que otros y eso es exactamente el plan que Dios tiene para cada uno de nosotros pues El, mejor que nadie, sabe lo que mejor podemos realizar. El le dió a cada persona la capacidad de hacer algo pués "...a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo"1!(1Efesios 4:7)

Dios nos ha creado a todos y El tiene un plan para cada uno de nosotros, lo importante es encontrarlo, pero ¿Qué podemos hacer? Siempre que tenemos una pregunta, la respuesta es la misma: Orar para que Dios nos guie. Siempre al orar debemos hacerlo con humildad y estar receptivos para ver que es lo que Dios quiere, y no para que El nos diga lo que nosotros queremos.

Podemos encontrarnos con el deseo de practicar una profesión u oficio, pero por más que tratamos de hacerlo, todo parece ser imposible y caemos en un estado de desorientación y confusión. Nos parece que Dios se ha olvidado de nosotros pero no es así pues el tiene un plan preparado, pero depende de nosotros mismos que este plan pueda realizarse.

Algo muy importante que debemos hacer es el mantener nuestro pensamiento con la idea de que nuestro trabajo es "hacer el bien" en toda labor que realizamos y lo hagamos con amor, lo mismo sea vo-lando en una nave espacial que recogiendo basura, pues todas las labores son importantes.

Hace años escuché en las noticias que un país estaba atravesando por un grave proceso de desempleo y que había profesionales, graduados de la Universidad, que se encontraban trabajando como chofer de taxis, pues no encontraban empleo en su profesión. Esto puede parecer algo muy desalentador, después de años de estudio y sacrificio para obtener una carrera universitaria. En este caso específico, al estar manejando un taxi, debemos de hacerlo siempre con amor y mantener un pensamiento positivo de que nuestro trabajo es ayudar a nuestro prójimo al llevarlos a un lugar que necesita; Ofrecerle un cordial saludo, una sonrisa, una palabra de bienvenida puede ser lo que esa persona necesite en ese momento. Desconocemos cual es el plan de Dios para nosotros y esta puede ser la vía a través de la cual conocemos a una persona y por medio de esta, se abre el camino para encontrar el empleo correcto. Aunque nuestra posición actual no tenga ninguna relación con el futuro, puede servir de algo para desempeñar el plan que Dios nos tiene asignado.

Hace años yo me encontra-ba trabajando de contador de una compañía y un día el dueño me llamó a su oficina y me informó que yo quedaba despedido y me entregó mi salario completo más un cheque adicional equivalente a dos semanas de trabajo. Yo me sentí tranquilo, confiado que Dios tenía un plan para mi. Busqué trabajo en diferentes lugares y me llamaron para comenzar a trabajar exactamente a las dos semanas después que había sido despedido. Este fue un trabajo muy especial para mí en el cual me fue posible tener la oportunidad de ayudar a la comunidad. A los tres meses me pasaron a otra posición, donde eran necesarios los conocimientos y experiencias que yo tenía en el campo de la contabilidad.

Puede ser que el plan de Dios no sea algo sencillo y simple, sino algo que requiere gran esfuerzo, cuidado, perfección, capacidad, exactitud, y al abrirse un nuevo camino consideramos que no tenemos esas cualidades, ni las experiencias necesarias. Debemos mantener la confianza de que El nos dará la capacidad de realizarlo, por lo tanto "...tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios"2 (2 2 Corintios 3:4,5).

También puede ser que el plan que Dios tiene para nosotros no sea una sola cosa, sino muchas y pequeñas labores en un largo camino. Lo importante es llevar a cabo el plan que Dios tiene para cada uno de nosotros y recuerda siempre que El tiene uno especial para "Tí".

Regresar a la Portada