October 24, 2003

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por German Velasco

Preciado tesoro: la buena salud

Tarde o temprano, todos valoramos el tesoro que es una buena salud, requisito para desarrollar mejor nuestra vida.

Frecuentemente no percibimos el impacto que vamos haciendo gradualmente a nuestro cuerpo, hasta que nuestra salud ha decaído o hasta que está en serio peligro. A veces, esta toma de conciencia llega demasiado tarde, así, muchas personas sufren enfermedades que limitan  su capacidad de tener una vida activa y otras mueren jóvenes, desperdiciando años de vida plena.

Al margen de aquellas condiciones con las que nacemos, nosotros somos los conductores de nuestra propia salud. ¿Cómo es que afectamos nuestra salud?  Es simple: a través de nuestros hábitos. Aquello que hacemos todos los días va construyendo o destruyendo nuestro complejo organismo. Como una casa se construye ladrillo por  ladrillo, así vamos forjando nuestra salud - o haciendo lo contrario.

La buena noticia es que para tener este tesoro no se necesita ser rico. La buena salud está al alcance de todos los que están dispuestos a poner atención a algunas pautas.

Demos una mirada a nuestro día promedio: ¿En que consiste nuestra alimentación diaria? ¿Es saludable, o necesitamos cambiarla? ¿Alguna vez leemos la etiqueta de los alimentos? ¿Elegimos nuestra comida como elegimos que vestir? ¿Cuánto movimiento he dado a mi cuerpo hoy día? ¿He utilizado mis piernas hoy? ¿Mis brazos? ¿Cuántas de mis 24 horas del día ha estado mi cuerpo en una silla o en una cama?

Si contestaste que no a algunas o todas las preguntas, no te preocupes. Aún tienes la oportunidad de hacer pequeños cambios a tus hábitos alimenticios y de actividad física. Ya sabes, es que no será fácil al principio, pero cada día será mejor y los resultados no tendrán precio.

Para empezar, involucra a la familia entera en tus esfuerzos por mejorar tu salud. El ejercicio es más fácil en grupo, en familia. Además, si tus hijos ven que disfrutas estar físicamente activo, ellos querrán realizar más actividad física. Podemos alentar y apoyar las actividaes que les gustan, incentivando aquellas actividades que involucren movimiento y actividad física.

Para los adultos, siempre escasos de tiempo, un cambio que fácilmente podemos incorporar a nuestros estilos de vida es caminar. Unos minutos diarios de caminata vigorosa son un excelente ejercicio. O ¿por qué no convertirla en una actividad familiar en vez de sentarse frente a la TV? Es posible. Solo necesitas ser más consciente de estos cambios a tu estilo de vida y simplemente hacerlos.

Hay mejores noticias. Existe todo un nuevo esfuerzo para ayudarnos a comenzar una vida más saludable: La Red para el Control de la Obesidad (WIN por sus siglas en inglés), ofrece folletos llenos de consejos y pautas sobre alimentación saludable para ti y tu familia. Estos folletos han sido creados para usted, los hay para todos, adultos, adultos mayores, padres de familia y mujeres embarazadas.

Para recibir una copia gratis de estos folletos, llame a la Línea de Ayuda 1-800-473-3003, la llamada no cuesta un centavo. Puede también obtener estos folletos en el Internet en: www.niddk.nih.gov/health/nutrit/win.htm

Adelante, ¡empieza esos pequeños cambios para tener una vida más saludable!

Return to the Frontpage