October 21, 2005

Editorial:

RECOMENDACIONES DE VOTACION

Ciudad de National City
Proposición B: ¿Debe una ordenanza ser aprobada imponiendo el 1% en transacciones y usar un impuesto (impuesto sobre las ventas) para servicios de la ciudad, instalaciones y programas?

Aquí vamos una vez más: En las últimas elecciones fue una propuesta que el Alcalde Nick Inzunza quiso aprobar y falló. Esta elección, reconfiguró la propuesta en un impuesto sobre las ventas. Llamándolo impuesto hace una gran diferencia! Aprobando un impuesto sobre las ventas, necesita solo 50% más uno para ser aprobado.

Se nos ha hecho creer que este dinero será usado para personal de la Policia y Bomberos, salarios y servicios, pero en ninguna parte de esta propuesta este dinero está dedicado de esta manera. Los ingresos del impuesto sobre las ventas colectado de ventas irán a fondos Generales y pueden usarse para cualquier cosa. Este dinero puede gastarse donde sea. Con este consejal es como un cheque en blanco que puede gastarse en fiestas de tamales, aumentos de salarios para los consejales, cuentas de gastos, bonos, puede gastarse como sea y donde sea.

Si este dinero es con la intención de acabar con el crimen y para la prevención de incendios, como es deducido, entonces debe estar por escrito para que los votantes mantengan firme a la ciudad del acuerdo escrito. Los votantes recuerdan las promesas hechas por el Sweetwater School Board de reconstruir y reemplazar las escuelas viejas en National City. La National City Middle School todavía está esperando. Siete años después todavía están esperando que se cumpla esa promesa.

Y, mientras el alcalde, el consejal y pro-ponentes de este impuesto dicen que “los que vienen de fuera paguen también lo suyo,” no quiere decir nada. ¿Cuál es el negocio más grande en la ciudad? Es la ‘Milla de Carros’; éste es el motor que mueve esta ciudad, mientras que por razón de ley estatal “los de fuera” no-residentes de National City no pagan el impuesto de1%. Mientras tanto los residentes de National City, si compran un automóvil en su ciudad tienen que pagar $200 adicionales o $300, dependiendo en el monto del costo del automóvil, puede ser más o menos.

Los residentes de National City ya han visto incrementos en agua y basura, ya pagan precios más altos en utilidades, y no se diga en el costo de gasolina. Lo último que necesitan es una preocupación más de un aumento de impuesto.

National City es la ciudad más pobre del condado. Aún así, si este impuesto es aprobado empujará el impuesto sobre las ventas hasta el más alto impuesto en todas las 18 ciudades del condado. ¿Esto tiene sentido para usted? Para nosotros no.

¡Recomendamos Votar NO a la Proposición B!

Letters to the Editor Return to the Frontpage