October 21, 2005

Foro Libertad y Justicia para todos: buscando reformas a las políticas estadounidenses de inmigración

Por Luis Alonso Pérez

Mientras el escenario de la inmigración en Estados Unidos se hace cada día más complicado, la necesidad de discutir y reflexionar sobre las políticas actuales de inmigración se vuelve indispensable.

Debido a esa gran necesidad se llevó a cabo el foro “Libertad y Justicia para todos: Reformas a las políticas estadounidenses de inmigración”, con el objetivo de discutir y buscar soluciones a este grave problema. Este es el tercer foro de este tipo que se realiza y en esta ocasión consintió en una serie de pláticas, testimonios, discusiones, talleres y otras actividades, desde el jueves 13 hasta el domingo 16 de octubre.

El primer evento se llevó a cabo en el teatro del Instituto Joan B. Kroc para la Paz y Justicia de la Universidad de San Diego (USD), con la participación del señor Cesario Domínguez de Zacatecas, quién dio su testimonio sobre la trágica muerte de su hija Lucresia en el desierto de Arizona, mientras intentaba cruzar ilegalmente a Estados Unidos acompañada de su hijo Jesús de 15 años y su hija Nora de 7 años.

Durante la búsqueda del cuerpo de su hija, el señor Domínguez encontró los cuerpos de otras tres personas que no habían sido reportadas por la patrulla fronteriza, lo cual ocasiona dudas sobre la exactitud de la cifra oficial de muertos desde el inicio del Operativo Guardián. “Nosotros creemos que no han muerto 3,600; creemos que han muerto posiblemente hasta 10 mil cruzando durante los últimos once años” comentó Enrique Morones, de Ángeles de la Frontera, uno de los grupos organizadores del foro.

Este evento también contó con la participación de Mauricio Farah, el quinto visitador de la comisión de derechos humanos de México, quien habló sobre las violaciones a los derechos humanos que se dan lugar en la frontera, en gran medida, a raíz del Operativo Guardián, el cual ha demostrado su ineficiencia, ya que según indicó el Sr. Farah, no han logrado contener la inmigración, debido a que alrededor del 40% de los mexicanos indocumentados que viven actualmente en Estados Unidos llegó durante los últimos 10 años.

En su participación, Mauricio Farah indicó que la propuesta del Senador Kennedy al Congreso estadounidense, si bien, no es lo que a los mexicanos les gustaría ver en la legislación norteamericana, puede favorecer los derechos humanos de los migrantes.

“Debemos tener presente que la condición migratoria no despeja a nadie de sus derechos humanos. Los derechos humanos no son de papel” declaró Farah.

El viernes 14 de octubre se realizó la proyección de la película “Muriendo para vivir”, que habla de la tragedia de las personas que cruzan la frontera hacia Estados Unidos, seguida por un panel de discusión sobre este problema, con la participación del jefe de la patrulla fronteriza, una mujer migrante, un agricultor de California, un activista defensor de los derechos humanos y el dirigente del grupo caza migrantes que se encuentra actualmente en San Diego.

Por la tarde se llevó a cabo una plática con el senador Bill Morrow y el congresista Bob Filner, quien declaró que él como judío, podía observar las mismas actitudes racistas y los ataques étnicos, que se dieron lugar durante el siglo pasado hacia su gente, dijo que sólo era necesario cambiar la palabra judío por latino.

El sábado 15, se llevó a cabo un taller enfocado a cultivar los valores espirituales del trabajo realizado por los grupos defensores de los derechos de los migrantes, dirigida por la Madre Barbara Queen, de la Universidad de San Diego.

Por la tarde del sábado, un grupo de estudiantes y voluntarios acompañaron a miembros del grupo Ángeles de la Frontera a un recorrido por el Este del desierto del condado de San Diego, para colocar agua en los puntos de cruce de migrantes.

El evento concluyó con una misa celebrada el domingo 16 de octubre en Border Field Park y Playas de Tijuana, con la participación de familias y activistas de los dos lados de la frontera.

“Tristemente tenemos que continuar con este tipo de foros” comentó Enrique Morones “hasta que logremos que los Estados Unidos cambien sus políticas de inmigración para que no se estén muriendo las personas. No queremos ver que muera ni una sola persona más”.

Return to the Frontpage